Ir a contenido

El libro de Rowling publicado bajo pseudónimo, a la venta en España el 14 de noviembre

Espasa, en castellano, y Proa, en catalán, publicarán la novela negra 'El canto del cuco', firmada por el inexistente Robert Galbraith

ERNEST ALÓS / Barcelona

Dos editoriales vinculadas al Grupo Planeta publicarán el próximo 14 de noviembre el último libro de J. K. Rowling'El canto del cuco', una novela negra de 560 páginas publicada bajo el pseudónimo de Robert Galbraith: Espasa en castellano y Proa en catalán. 

'El canto del cuco' está protagonizada por el detective Cormoran Strike, un veterano de guerra con secuelas físicas y psicológicas, y su secretaria Robin Ellacott. Ambos investigan la historia de una joven modelo que muere tras caer desde su apartamento de Londres, aparentemente en un caso de suicidio.

Rowling se puso a prueba lanzando casi simultáneamente 'El canto del cuco' con su identidad estrictamente oculta y 'Una vacante imprevista', una novela de contenido social, ambientada en un barrio de bloques de una pequeña ciudad en la campiña inglesa, firmada con su nombre. El resultado fue que la primera obtuvo buenas críticas pero unas modestas ventas de 8.500 ejemplares en su edición original en inglés, sin que ningún editor internacional se interesara por ella. Después de que una filtración desvelase la identidad de su autor, el libro se encaramó a la lista de los más vendidos.

Al mismo tiempo, 'Una vacante imprevista' consiguió ventas millonarias en inglés, aunque con cifras mucho menores que sus libros protagonizados por Harry Potter, y tras cosechar críticas muy tibias sus ventas fueron decepcionantes para los editores internacionales que adquirieron los derechos para traducirla a varios idiomas, tras una onerosa subasta.

Una jugada retorcida por parte de su agente

La estrategia que ha seguido el nuevo agente de J. K. Rowling, Neil Blair, ha dejado fuera de juego a algunas de las editoriales que publicaron hasta ahora todos los libros de la escritora británica. Cuando sacó a subasta los derechos de 'Una vacante imprevista', los editores tuvieron que empezar a pujar por ella sin saber ni el título ni el tema. Teniendo en cuenta de que Rowling había insinuado en diversas ocasiones que estaba escribiendo una novela negra, hicieron sus propuestas iniciales (el agente desveló algunos detalles del libro a media subasta) a partir del supuesto de que se trataría de ese hipotético libro.

Sin embargo, tras asumir una importante apuesta económica, se encontraron con que el texto correspondía a un género con muchas menores perspectivas comerciales. Curiosamente, esa novela negra que habían creído comprar sí existía, pero oculta bajo un pseudónimo. La editorial histórica de Rowling en castellano, Salamandra, tras sufrir un quebranto con las ventas de 'Una vacante imprevista', asegura que en esta ocasión no ha presentado oferta por 'El canto del cuco', que sí ha sido adquirida por la editorial Espasa, que en su día perdió la puja por el otro libro.

Rowling ha sostenido que la filtración de su autoría no fue una jugada comercial, y logró incluso que el abogado que se fue de la lengua pagase una indemnización que iría destinada a una ONG en favor de los veteranos de guerra británicos.