Ir a contenido

entrevista

Tilda Swinton: «Creo que Jim Jarmush es un vampiro»

NANDO SALVÀ / Cannes

En Only lovers left alive, la última película presentada a concurso en Cannes, interpreta a una vampira de 3.000 años de edad para el director Jim Jarmusch.

-¿Podría decirse que en esta película los vampiros simbolizan a los artistas?

-Sí, porque los verdaderos artistas no mueren. Me refiero específicamente a artistas con una sensibilidad específica, que trabajan de un modo muy interior y en los márgenes de la sociedad, y que no esperan que su trabajo tenga éxito comercial. Es una tendencia a la que me siento muy cercana por mis orígenes artísticos. Yo recogí el testigo de Derek Jarman, y él a su vez era muy consciente de haberlo recogido de William Burroughs, o William Blake, o Stan Brakhage. Ser artista significa formar parte de algo mucho más grande que tú, de una estirpe.

-¿Significa eso que es una película muy personal para usted? Que lo es para Jarmusch resulta obvio. 

-Lo es para todos. Empezamos a prepararla ocho años atrás y en ese tiempo hemos ido cocinando y añadiendo nuevos ingredientes que nos resultan muy cercanos. Es casi como una película casera. De hecho, puede que oficialmente esta sea la primera película de vampiros de Jim Jarmusch pero, si lo piensas bien, ¿de qué hablaban Dead man o Mistery train o Ghost dog si no de vampiros? Yo creo que Jim Jarmusch es un vampiro.

-¿Cuándo entró usted en contacto por primera vez con el universo de los vampiros?

-De niña, claro, supongo que contemplando viejas fotos de Vincent Pryce o Christopher Lee sacadas de las películas que hicieron para la Hammer. Nunca pensé en los vampiros como en seres aterradores o peligrosos, al menos desde que comprendí que si te mordían no ibas a morir sino que serías inmortal. Los considero seres mágicos, como las brujas. Soy una enamorada de las brujas.

-En 'Only lovers left alive' usted proporciona momentos hilarantes. Es curioso que, aparte de Jim Jarmusch y Wes Anderson, nadie piense en usted como actriz de comedia.

-Creo que durante mucho tiempo se me ha dado bien convencer a la gente de que soy una persona seria. Jim y Wes me conocen muy bien y saben que me encanta hacerme la payasa, pero quienes no me conocen pueden pensar que mis rasgos afilados significan que también tengo un carácter afilado.

-Si pudiera usted ser inmortal, ¿querría serlo?

-No sé. La vida es muy larga y llegados a cierto punto, todos nos sentimos fatigados. Durante la adolescencia tienes toda la energía del mundo pero eso se agota rápidamente y para seguir adelante necesitas reinventarte. Yo más vieja de lo que puedas imaginar y me siento estupendamente. ¿Cómo? Siempre he pensado que las tres cosas más importantes de esta vida son el acto de amar, la amistad y la naturaleza. Si te nutres de todo eso, estarás bien.