Ir a contenido

una cantante, trompetista y saxofonista DE 16 AÑOS que apunta a estrella

Andrea Motis vive su primera noche grande

La joven artista llena hoy el Coliseum con su descubridor, Joan Chamorro

ROGER ROCA
BARCELONA

llegó al jazz por un malentendido. Es vocalista porque en la big band infantil en la que tocaba no había nadie que quisiera cantar. Y con 16 años, Andrea Motis, cantante, trompetista y saxofonista, ya es una de las apuestas más fuertes del Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona. Hoy a las 21.00 horas tiene su primera gran noche junto a su mentor y descubridor, el saxofonista Joan Chamorro, en un concierto en el Teatre Coliseum  que grabará Televisió de Catalunya y para el que ya no quedan entradas.

«Hay gente a la que le viene un boom a partir de un disco, o un concierto. Yo, en cambio, he ido creciendo poco a poco. Pero en vez de crecer leyendo en casa, por ejemplo, he aprendido sobre un escenario». Andrea Motis habla con tranquilidad y sensatez. Lleva bien su condición de nombre de moda, se ve en un anuncio en el lateral de un autobús como reclamo publicitario del festival y le hace gracia. En la foto sujeta una trompeta y tiene a su lado a Joan Chamorro. El saxofonista, impulsor de la escuela de música del barrio de Sant Andreu, es, además de su profesor, su compañero de grupo. La descubrió cuando apareció en su clase. «Empecé con el jazz porque a los 10 años, en la escuela de música, tenías que hacer combo de jazz

-dice Andrea-. Y Joan era el profesor de combo». Chamorro interviene. «No es verdad, podías elegir jazz o música de cámara». Pero su alumna discrepa. «A mí me dijeron que tenía que hacer jazz». Y de ahí el paso al orgullo de la escuela, la orquesta infantil Sant Andreu Big Band, donde Andrea Motis ha destacado primero como trompetista y saxofonista, y luego en el papel de cantante. «Quería que alguien cantase, porque la voz llega mucho a la gente y en la big band no teníamos vocalista -recuerda Chamorro-. La primera que se atrevió fue Andrea, y cantó un Basin Street blues que me hizo pensar: aquí hay algo muy bonito».

DISCO EN COMÚN / En tres años, Andrea se ganó la confianza de su profesor y ha acabado convertida en coprotagonista del disco Joan Chamorro presenta a Andrea Motis, que defienden esta noche en un sexteto que incluye al pianista Ignasi Terraza y a compañeros de generación de Motis.

Es consciente de que, hoy por hoy, parte de su gancho está precisamente en la edad. «Me doy cuenta de que hay gente a la que le hago gracia porque soy una niña. Pero un día me dijeron algo que me gustó mucho: 'Hoy he descubierto que hay dos Andreas. La que ves si miras al escenario y la que oyes si cierras los ojos. Con los ojos cerrados parece que oigas a una mujer, no a una niña'. Cosas así son las que me hacen pensar que hay gente que escucha y no solo mira».

Chamorro está convencido de que Andrea Motis tiene, si ella quiere, una carrera por delante. «Artísticamente es muy sólida, tiene una muy buena base de jazz antiguo pero también está abierta a cosas modernas». Habrá que darle tiempo. «A veces en los conciertos me gustaría ser mayor para que la gente solo escuchase. Pero si me olvido de esto y toco lo que me gusta, entonces me siento mayor».