Ir a contenido

RETRATOS DEL TOTALITARISMO EN VIÑETAS

La represión en los países árabes salta al cómic

'El paraíso de Zahra' se basa en una historia real para denunciar el drama de los desaparecidos en Irán

ANNA ABELLA / Barcelona

En una letra minúscula, en las 13 páginas finales de El paraíso de Zahra se leen 16.901 nombres. Son personas ejecutadas y asesinadas en Irán desde 1979, cuando Jomeini instauró la República Islámica. Si esta lista sobrecoge, más lo hace la historia y el retrato de la represión y el recorte de libertades que de este país dibuja esta novela gráfica que Norma publicará la próxima semana y que renueva la estela del autobiográfico Persépolis, de Marjane Satrapi.

"Los personajes son ficción pero la historia se inspira en hechos reales: en una madre iraní, muy conocida gracias a Youtube, que nunca abandonó la búsqueda de su hijo desaparecido durante las protestas en las elecciones del 2009. Lo buscó en hospitales, cárceles, comisarías...", explica el dibujante Khalil, junto al guionista Amir, en videoconferencia desde San Francisco, donde viven. Los dos autores, advierten, usan seudónimo "para proteger a amigos y familiares que siguen en Irán".

Abú Graib iraní

En esas protestas, millones de iranís --"muchos jóvenes, mujeres, que están muy discriminadas, y clérigos de alto nivel"-- denunciaron el fraude en las presidenciales y el "régimen corrupto" que reelegía a Ahmadineyad con el apoyo de Alí Jamenei y su Consejo de Guardianes en detrimento del reformista Mousavi. Allí murió de un disparo la joven Neda Agha Soltan, recordada en el cómic y cuya imagen vio el mundo gracias a internet. Otros muchos fueron torturados, violados y asesinados en prisiones como la de Evin, "el Abú Graib iraní", solo por preguntar "¿dónde está mi voto?".

El importante papel de internet en la primavera árabe está en el origen de El paraíso de Zahra, que toma el nombre del cementerio de Teherán y nació en la red, traducido a 13 idiomas, antes de saltar al papel enriquecido con valiosos extras informativos. "Internet es una vía de escape. Hizo posible las revueltas en los países árabes donde funciona como un pulmón para comunicarse con el mundo", recalcan ambos artistas.

'Armado' con iPhone

De hecho, el cómic se construye como si lo narrara en su blog el hermano del joven desaparecido, siempre armado con su iPhone. "Muchas viñetas están sacadas de fotos y vídeos de gente que ejerció de periodista en las protestas y que reunimos gracias a amigos y familiares. Así, mucha gente dibujada es real", apunta Khalil. "Reunimos la triste realidad de Irán pero el pueblo, con su coraje y valentía en su lucha contra la tiranía y la dictadura son en parte autores de la historia".

Amir, hoy activista pro derechos humanos, tenía 12 años cuando su familia se exilió a Estados Unidos, en 1979, cuando la República Islámica, "que no es ni islámica ni república", derrocó al sah. Desde entonces, "el régimen viola a diario los derechos humanos de los presos políticos y niega que haya desaparecidos en sus prisiones", denuncian.

"No se trata solo de reclamar libertad, sino también la dignidad de la gente». Por ello consideran importante "la lucha por la dignidad" del movimiento de los indignados en España, «que lideran una revolución que puede contagiarse a todo el mundo». Y son optimistas ante "el espíritu de resistencia de mujeres y jóvenes" y "la fuerza de la cultura iraní, capaz de renacer".