Bigas Luna, Cineasta

«Un país que no tiene cine no existe»

La Academia de Cine, a la que acaban de regresar los hermanos Almodóvar, celebra hoy elecciones a la presidencia. A primera hora de la tarde se sabrá qué persona sustituye a Álex de la Iglesia, que anunció su dimisión tras un monumental desencuentro con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, a raíz de la aprobación parlamentaria de la ley antidescargas. Los dos académicos que optan al cargo (no remunerado) son el cineasta Bigas Luna y el distribuidor y exhibidor Enrique González Macho.

«Un país que no tiene cine no existe»

JUAN MANUEL PRATS

2
Se lee en minutos
OLGA PEREDA
MADRID

-José Luis Borau ya le tentó en su día para presidir la Academia de Cine. Usted se negó entonces. ¿Qué le ha hecho cambiar de opinión?

-Ahora me lo han propuesto desde distintos sectores y, con el apoyo incondicional de mi mujer, esta vez he decidido presentarme.

-¿Y ganará?

-Es lo que quiero, por eso estoy aquí. En cualquier caso, está muy bien que se hayan persentado dos candidaturas porque eso significa que somos un colectivo que está vivo. Y en este sentido hay que darle las gracias a Álex de la Iglesia, que ha sabido acercar la Academia a todos, también a la gente de la calle.

-¿Qué hará tras la votación si gana o si pierde?

-Si pierdo iré a pasear por la playa con mis perros, que es algo que me encanta. Y si gano también iré a pasear por la playa con mis perros, pero durante menos tiempo.

-Su primera medida como presidente será...

-Organizar un debate sobre internet y el cine. Hay que aclarar muchas cosas. La gente habla de los internautas y de laley Sinde, pero no conoce en profundidad el tema. De momento, es absurdo decir que hay que ir en contra de los internautas. ¡Internautas somos todos!

-¿Qué más cosas debe hacer la Academia?

-Debe aproximar el cine al público y también mejorar la opinión de la gente sobre el cine español. Debe dignificar la profesión. La Academia no está para legislar, pero sí está para ser embajadora de las diferentes asociaciones, y también debe explicar las cosas a los políticos.

-Su programa incluye la alfabetización audiovisual de los españoles.

-Es importantísimo, un trabajo a realizar en todos los ámbitos, también en las escuelas e institutos. El analfabeto del siglo XXI es el que no sabe hacer películas. La gente tiene que saber que un primer plano significa realismo. Si filmas a alguien desde arriba lo que das a entender es sumisión. Si vas al contrario, de abajo arriba, el personaje crece.

-¿Qué cine español tenemos y qué cine español le gustaría tener?

-Tenemos el que tenemos y, afortunadamente, estamos en primera división. Eso sí, no hay que pasar a segunda, así que lo que hace falta es potenciarlo. Un país que no tiene cine no existe. Muchos de nuestros grandes cineastas han ido solos por el mundo. Eso no debe ocurrir. Debemos estar con ellos, arroparlos. Tenemos que internacionalizar el cine español, llevarlo tanto a Estados Unidos, donde viví cuatro años, como a Europa. Y en ese aspecto creo que puedo hacer muchas cosas.

-¿Debería el cine depender del Ministerio de Industria o de Cultura?

-De los dos porque, además de cultura, es un arma industrial. Especialmente, en estos tiempos de crisis. Estoy en contra de los recortes culturales, demuestra poca visión de futuro. ¿Cómo se saca a una sociedad de la depresión, de la crisis? A través de la cultura. En un momento como en el que estamos, lo que hay que hacer es que la cultura genere dinero.

Noticias relacionadas

-Si llega a presidente, ¿intentará que José Luis Garci regrese a la Academia?

-Claro, yo creo que él debe estar en la institución. La Academia tiene que acercarse a personalidades como Garci, pero también a todos los profesionales del mundo del cine porque hay muchísimo talento ahí dentro.