El festival de cine fantástico de Catalunya

Eugenio Mira sorprende con un arrebatado 'thriller' romántico

El director presentó en Sitges 'Agnosia', con Eduardo Noriega y Bárbara Goneaga

El filme, un triángulo amoroso al límite, transcurre en la BCN de finales del siglo XIX

El actor santanderino se ha convertido en el protagonista del día con la presentación de Agnosia / ATLAS

Se lee en minutos

JULIÁN GARCÍA / Sitges

La agnosia es un trastorno cerebral descrito por el profesor Lissauer a finales del siglo XIX. Se refiere, más o menos, a la incapacidad del individuo para reconocer personas u objetos, a pesar de tener los órganos sensoriales en perfecto estado. Joana (Bárbara Goneaga) sufre de agnosia en la película homónima dirigida por Eugenio Mira y presentada ayer fuera de concurso en el festival de Sitges. Un filme con algo de fascinante y mucho de inclasificable, en la medida en que abarca géneros con tanto descaro y facilidad como dificultades tiene su atribulada protagonista en distinguir todo cuanto le rodea.

Agnosiaes, al mismo tiempo, una película de época, un drama romántico y un thrillerpasional ambientado en la Barcelona en tránsito entre el siglo XIX y el XX, con presencia orbital de anarquistas, putiferios de los bajos fondos, fumaderos de opio y villanos con vocación steampunk. «Sí, es verdad, es una película extraña. La mezcolanza de géneros le da ese aire extraño, raro, pero en el buen sentido», defendió Eduardo Noriega, tercer vértice del arrebatado triángulo amoroso que relata el filme.

Noticias relacionadas

Mira (que ya había visitado Sitges en el 2004 con la rarezaThe birthday) utiliza los mecanismos delthriller como excusa para contar una historia de amor triangular y de dimensiones épicas, en la que se ven implicados la hija de un magnate (Goneaga), que sufre de agnosia, su pusilánime prometido (Noriega) y un arrebatador buscavidas (Félix Gómez) que debe descubrir un valioso secreto industrial que oculta la joven en los más recónditos pliegues de su mente. «En verdad, el triángulo amoroso es tan improbable que es lógico que luego cueste catalogar la película», afirma Mira. «En cualquier caso, que digáis que es una película extraña me lo tomo como un cumplido», sentencia, con buen humor, el joven director alicantino.

REFERENCIAS / El personaje que interpreta Goneaga (que visitó ayer el festival en un gozoso estado de gestación) no ve bien. En realidad, no distingue lo que le rodea. Esta alteración de la percepción de la protagonista dio pie al guionista, Antonio Trashorras, y al director para jugar abiertamente con las cartas del misterio, el suspense y el terror, pero sin escapar jamás de las lindes del cine clásico. No es un filme posmoderno, tampoco lo es anacrónico. Es, en fin, una rareza de aire victoriano, con apego al imaginario protocientífico finisecular, a medio camino entre Julio Verne y Fu-Manchú: «No nos gusta hablar de referencias porque es como mostrar tus vergüenzas. Pero sí puedo decir a lo que no queríamos que se parecieraAgnosia: al cine de Christopher Nolan, que tiene una película que puede conectar de algún modo con esta [en referencia aEl truco final]. Para bien o para mal, nuestra película respira otra cosa», explica Trashorras.