El Periódico de Catalunya

Domingo 19 agosto 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

TERCER VOLUMEN

Un dúo galáctico a prueba de meteoritos editoriales

En el 2006, Mercè Masnou y Joan Llongueras empezaron la tetralogía 'Kadingir', que despegó con mucha fuerza y acabó varando en un cajón. Diez años después, la retoman con savia nueva

Un dúo galáctico a prueba de meteoritos editoriales

MADRE E HIJA. Mercè Masnou y Helena Sales, en Chronos (Roger de Flor, 237), una activa librería especializada en literatura fantástica y de ciencia ficción.ÁLVARO MONGE

Hace justo una década llegó a las librerías la historia de una niña que parecía normal pero no lo era. Ishtar, que así se llamaba, tenía un hermano al que le gustaba chinchar, una gata que sufría perrerías, unos padres que la dejaban mucho a su aire y una socarronería impropia de su edad. También tenía una abuela, Nirgal, que rompía estereotipos: arqueóloga, iba de excavación en excavación haciendo hallazgos que le daban fama mundial. Pero esos hallazgos habrían quedado en nada de saberse la verdad: Nirgal era en realidad la reina de los zitis, una de las seis razas de Ki, un planeta existente en una dimensión paralela a la Tierra, con la que se conectaba a través de la tecnologia Kadingir, que permitía viajar de un planeta a otro. Secuestrada Nirgal por su archienemigo, el futuro de Ki estaba en manos de esa niña que, ya decíamos, de normal tenía poco.

BUENAS VENTAS

El diseño de ese mundo paralelo y sus moradores, el carisma de Ishtar y, sobre todo, la combinación de emoción y humor en las aventuras calaron en los chavales. Más de 10.000 libros (8.000 en castellano y 2.000 en catalán) vendió Roca Editorial de 'El cetro de Zink' / 'El ceptre de Zink', el título del libro que abría lo que tenía que ser la tetralogía 'Kadingir'. Esos números y el entusiasmo de la acogida llevaron a pensar que el segundo libro de la saga ('El señor de Zapp' / 'El senyor de Zapp') se vendería solo. Y no: las cifras cayeron en picado y la editorial perdió el interés. Proyecto al cajón.

Pero no para todo el mundo: Mercè Masnou, creadora de ese universo junto con Joan Llongueras, no estaba dispuesta a aceptar que las aventuras de Ishtar murieran ahí, así que, tras un parón hasta que recuperó los derechos de los dos primeros libros, se puso manos a la obra para acabar el tercer volumen de la saga. «En todo este tiempo no hemos dejado de recibir correos pidiéndonos que continuáramos la historia», explica. Esa continuación es El caso Shapla / El cas Shapla, que firma también Helena Sales, la hija de Mercè, que tenía 13 años cuando salió el primer libro y que escribe desde que fue capaz de empuñar el boli.

DE 9 A 99 AÑOS

Aquellos primeros fans de Ishtar deben de ser ahora veinteañeros como ella, y espera volverlos a seducir. «Kadingir es adecuado para lectores de 9 a 99 años, porque tiene diversos niveles de lectura. Nos gustaría mucho que quienes disfrutaron con nuestros libros hace 10 años supieran que la historia continúa, y, al tiempo, reclutar a una nueva generación de lectores». Esta vez no habrá parón: escarmentadas de su experiencia editorial, han apostado por autoeditarse en Amazon. «Hemos aprovechado para pulir los dos primeros libros. Ahora se pueden comprar los tres en esta plataforma, en formato digital o en papel, y en varias librerías: Gigamesh y Chronos, en Barcelona; Low Cost, en Figueres; Llibreria 22, en Girona, y Llibreria L'Ona, en Sant Pol de Mar».

¿La tetralogía se cerrará? «Esperamos completarla a finales del 2017. ¡Pero la cosa no acabará aquí! Ya tenemos preparada una precuela. Con la saga de Kadingir hemos creado un universo entero que iremos explorando y expandiendo mientras nos queden ganas de hacerlo», dice Helena. Y a los lectores, de leerlo.