El Periódico de Catalunya

Viernes 21 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MODA

Esto es lo que se verá en la 080

5 marcas -diseñadores históricos y emergentes- nos adelantan qué se vivirá en la pasarela de Barcelona

Esto es lo que se verá en la 080

La marca de Elena Estaun nació como una colección de joyería. Juega con contrastes étnicos y tecnológicos.JORDI COTRINA


Vuelve por décimo año consecutivo la 080 Barcelona Fashion, el mayor certamen de moda y diseño de la ciudad. Del 29 de enero al 2 de febrero, en el Hospital de Sant Pau, marcas históricas y diseñadores emergentes compartirán pasarela para demostrar que el arte barcelonés no solo vive en los edificios modernistas: también en las fibras de sus tejidos.

Antonio Miró, Mietis, Miriam Ponsa, Elena Estaun o Little Creative Factory son algunas de las marcas que desfilarán bajo los focos. Presentarán desde apuestas más conceptuales hasta diseños de experimentación textil, demostrando, un año más, la versatilidad de la moda barcelonesa.

Decía Einstein que el arte, la religión o las ciencias son ramas de un mismo árbol: la vida humana. El artista, en base a sus experiencias, crea y construye. No es nada sin su contexto, puesto que de él beben sus obras. La moda, al fin y al cabo, es un arte, y la pasarela del 080 será una filacteria de historias y pasiones que compartirán los diseñadores.

LA LIBERTAD MÁS PRIMIGENIA

Little Creative Factory nos traerá la visión soñadora del mundo de la diseñadora Cristina Fernández. Presentará su nueva colección de moda infantil que, bajo el nombre de 'Horizontes', precisamente pretende que transcendamos los nuestros. Utilizando colores naturales inspirados sobre todo en los paisajes canarios, hace una regresión hacia la naturaleza humana y, con ello, a la libertad más primigenia, sin ataduras contemporáneas.

Albert Villagrasa, director creativo de Antonio Miró, y Andrea Arquero, CEO, en la tienda. JORDI COTRINA

Esta celebración de la naturaleza también la comparte Antonio Miró en su nueva colección, 'Trekking'. Explica su director creativo, Albert Villagrasa, que es un viaje nostálgico hacia un pasado menos tecnológico y más natural. Un regreso a la infancia de los caus y esplais, donde primaba la amistad y naturalidad. Las prendas recogen tradicionales motivos montañeros y los actualizan con el cosmopolitismo que Barcelona merece.

Elena Estaun se adentra en un viaje opuesto: irá al futuro. Su marca, que nació como una colección de joyería, fusiona orfebrería y tela en un juego de contrastes étnicos (huesos, raíces) y tecnológicos (herramientas, metales). Una arriesgada mezcla entre urbano y naturaleza salvaje que, según la propia Elena, refleja su personalidad atrevida y superviviente y ayuda a empoderar a la mujer, animándola a sacarse de encima temores e inseguridades.

SAFARI POR EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Mietis, la marca de Maria Fontanellas, también se distingue por jugar con los materiales. Especializada en pieles, inicia un safari por el país de las maravillas (A safari in wonderland es el título de su colección) que recupera los diseños de la época de las socialités del siglo pasado y le da frescura contemporánea jugando con las formas y colores del país de las maravillas. Convierte un tejido como la piel, normalmente asociado a una elegante frialdad, en un material capaz de dotar la ropa de alegría y fantasía


Como Elena Estaun y Mietis, Miriam Ponsa experimenta con materiales, pero para traer a la pasarela un debate sobre el tumultuoso contexto actual. «Fusionando materiales antagónicos como el plástico con las fibras naturales, represento también dos sociedades que les cuesta fusionarse», explica. Cada una de sus piezas tiene un pedacito de sus ideas políticas. Ya sea usando el color amarillo o tejidos que simbolizan la represión, quiere dejar constancia en la moda del mundo en que está viviendo.

Estas historias y pasiones comparten espacio, la 080, el epicentro de las tendencias de la ciudad. Andrea Arquero, CEO de Antonio Miró, explica que desde su primera edición ha ayudado a promocionar y cohesionar la moda barcelonesa y a revitalizar un sector que no está pasando por sus mejores momentos. Y, como añade Elena Estaun, ha dado oportunidades para que desde marcas emergentes hasta empresas con largo recorrido puedan tener un escaparate local que celebre la creatividad barcelonesa y la impulse internacionalmente. Todos coinciden en que la 080 es un agente muy valioso en la creación de la marca Barcelona como una ciudad cosmopolita y de vanguardia.

EL DISEÑO DE LA CIUDAD

Aunque aún queda un largo recorrido para que la ciudad resuene con la misma fuerza que las grandes capitales de la moda, sin la 080 la ciudad no habría tenido una de las herramientas imprescindibles para emprender este camino y erigirse como hot spot mundial del diseño. Para Cristina Fernández, de formación arquitectónica, al igual que los edificios construyen la ciudad, la moda también lo hace. Vertebra la ciudad y la dota de una idiosincrasia única y personal. Coincide en ello Antonio Miró, y explican su caso: en 35 años de experiencia han contribuido activamente en el diseño de la ciudad (se encargaron del vestuario de la ceremonia de Barcelona-92 o de la reconstrucción del telón del Liceu, por ejemplo). Es así imposible entender la marca sin la ciudad, pero tampoco se puede tener la misma ciudad sin la marca.

Explica Albert Villagrasa que le dijo un amigo: «Qué afortunada es la moda porque tiene muchísimas personas dejándose la piel por ella». Y es cierto: cientos de personas trabajan entre bastidores para que los conjuntos, la puesta en escena y, en definitiva, los engranajes de la 080 se muevan para que en la pasarela todo funcione a la perfección y, un año más, Barcelona presuma de marca.