24 sep 2020

Ir a contenido

Tucson

Hyundai presenta el nuevo Tucson, revolución estética y apuesta por la electrificación

El nuevo Tucson, que llegará en 2021, se renueva completamente por dentro y por fuera y apuesta por la electrificación en su oferta mecánica

Àlex Soler

Hyundai presenta el nuevo Tucson, revolución estética y apuesta por la electrificación

Renovar el Tucson es uno de los retos más duros a los que se enfrenta Hyundai desde 2004, año en el que lanzó la primera generación de su todocamino. Durante estos 16 años, el SUV compacto de tamaño medio coreano se ha convertido en el coche más vendido de la marca con más de siete millones de unidades matriculadas, 1,4 millones de las cuales en Europa. Es por eso que cada nueva generación debe cumplir las expectativas y mantenerse entre las referencias de su segmento.

Como ocurrió con el nuevo Santa Fe, el nuevo Tucson supone una revolución tanto estética, como tecnológica y mecánica, con un diseño totalmente renovado en el exterior y el interior y una oferta de motores con opciones microhíbridas, híbridas e híbridas enchufables. Producido en varias fábricas por todo el mundo, la planta de Nosovice, en la República Checa, será la encargada de ensamblar las unidades para Europa.

Nuevo diseño y tecnología

El nuevo Tucson es más grande y ancho que su predecesor, con lo que gana presencia y robustez, sensación acentuada por un uso intensivo de las líneas rectas, los ángulos marcados y las grandes superficies que conforman su nueva silueta. Según Hyundai, la cuarta generación del Tucson se basa en su filosofía de diseño Sensuous Sportiness, que ¿busca la armonía entre proporción, arquitectura, estilo y tecnología¿, y evoluciona a partir del prototipo Vision T presentado en el AutoMobility de Los Ángeles en 2019.

A lo largo del vehículo destacan varios patrones geométricos desarrollados a partir de la tecnología de la dinámica paramétrica, un tipo de diseño que crea ángulos y formas a través de datos digitales. El ejemplo del uso de esta tecnología es principalmente la parrilla, con luces que crean estas formas y llaman mucho la atención. Las luces diurnas LED se integran en la parrilla para generar contraste con la oscuridad de la misma. De perfil, el nuevo Tucson se muestra afilado y las superficies y las líneas del vehículo le aportan sensación de movimiento. En la trasera, los grupos ópticos se unen mediante una franja iluminada que cruza el portón del maletero. Los limpiaparabrisas traseros se esconden en el alerón.

En el interior, el conductor encontrará un espacio que apuesta por el minimalismo y se vale de la tecnología para formar un habitáculo armonioso, que parece envolver a sus pasajeros gracias a las líneas que recorren el salpicadero y las puertas, con iluminación de ambiente integrada con 64 colores disponibles y 10 niveles de brillo. Hyundai asegura haber utilizado materiales premium en un salpicadero en el que destaca el nuevo volante, una pantalla central de 10,25 pulgadas integrada en la consola central, de piano black, y un cuadro de instrumentos digital también de 10,25 pulgadas situada tras el volante. En cuanto al equipamiento opcional, el paquete Teal introducirá asientos de tela o cuero negro con costuras de contraste en color verde azulado.

Tecnológicamente, además del cuadro de instrumentos digital personalizable y la pantalla central para gestionar el sistema de infoentretenimiento AVN (Audi Video Navigation), incluye las funciones del sevicio Bluelink, como las rutas conectadas, navegación de última milla o el perfil de usuario. El sistema Bluelink permite interactuar con el coche a través del móvil a través de una aplicación específica.

Una oferta mecánica basada en la electrificación

La oferta mecánica apostará marcadamente por la electrificación, con versiones microhíbridas, híbridas o híbridas enchufables. Bajo el paraguas de la etiqueta `ECO` de la DGT, en primer lugar se ofrecerán las versiones microhíbridas de 48 voltios de gasolina y diésel. En el caso de la gasolina, este sistema de 48 voltios se combinará con un motor 1.6 T-GDI de 150 CV o 180 CV disponibles ambas opciones con cambio manual de seis relaciones y tracción delantera o con cambio automático 7DCT, de siete velocidades y tracción total. La variante diésel combinará la electrificación con un bloque 1.6 CRDi de 136 CV asociado al cambio automático pero disponible con tracción delantera o total.

Los que prefieran únicamente la combustión, las opciones serán una variante gasolina con motor T-GDI de 1.6 litros y 150 CV asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y una diésel con propulsor CRDi de 1.6 litros y 115 CV también con cambio manual y sistemas como el filtro de partículas para reducir las emisiones.

Volviendo a la hibridación, Hyundai ofrecerá una versión híbrida convencional combinando un motor de gasolina 1.6 T-GDI y un motor eléctrico de 60 CV de potencia alimentado por una batería de 1,49 kWh de capacidad para una potencia combinada de 230 CV. El Tucson híbrido llegará con cambio automático de seis marchas 6AT y tracción delantera o total.

Finalmente, con la etiqueta `Cero emisiones¿ de la DGT en el parabrisas, se ofrecerá una variante híbrida enchufable a partir del mismo motor de gasolina y un motor eléctrico que entregará 265 CV de potencia. Todavía se desconoce la capacidad de la batería y la autonomía 100% eléctrica, que Hyundai desvelará antes de su llegada al mercado en 2021.