Ir a contenido

Miss Mambo & The Mighty Might, el grupo de la monja

La protagonista de 'Sister Act' y exmiembros de The Pepper Pots debutan el sábado en Barcelona

NÚRIA MARTORELL /BARCELONA

RICARD FADRIQUE

Mireia Mambo deja el convento de 'Sister Act' para refugiarse con los chicos de The Mighty Might. La protagonista del musical, que tras estrenarse con éxito en Catalunya emprenderá gira por España, se despoja del hábito, se corona Miss y se embarca en una nueva aventura con exmiembros de The Pepper Pots. Bajo el nombre de Miss Mambo & The Mihgty Might, juntos reivindican el mejor soul y funk, con una potente presencia escénica y músculo musical. El sábado debutan en Barcelona, con un concierto en el Marula Café.

Los gerundenses The Pepper Pots anunciaron el pasado octubre su despedida, después más de una década rindiendo homenaje al sonido Motown y cercanías. Hace apenas tres meses, algunos de sus integrantes volvieron a reunirse. "Teníamos ganas de tocar y comprobar nuestro estado de forma -relata el extrovertido batería, Joan Vergés-. Y fue cuando decicimos que era el momento de volver a los escenarios y buscar una cantante. Lo bueno fue que, como una auténtica aparición divina, y nunca mejor dicho, justo ese día vi por la tele a Mireia haciendo de Sister Act". Su fe en ella fue instantánea.

Formada en Inglaterra

"Vosotros teníais mono de escenario, ganas de empezar de cero, con gente nueva que aceptara el reto. Y ahí estaba yo", prosigue Mambo. El primer encuentro ocurrió, para más guiños religiosos, por Navidad. "Quedamos en un café, cerca de plaza Catalunya", rememora la vocalista, actriz y bailarina, formada en la institución Performers College de Inglaterra. "Nosotros ya teníamos la banda montada. Todo preparado. Y le planteamos a ella si tenía ganas de hacer bolos distintos a los que estaba acostumbrada", explica el percusionista.

El 'sí, quiero' no se hizo esperar. Aunque Mireia Mambo, con toda sinceridad, admite que no había oído hablar antes de The Pepper Pots. "Había estado cinco años en Londres y me sorprendió que en España, pero sobre todo en Catalunya, hubiera tantísimos músicos y con tanto nivel. Me pareció genial, porque yo estaba muy acostumbrada a meterme a cantar en sesiones de micro abierto y a encontrarme a artistas con ganas de que te subas. Total, que creo que The Pepper Pots me encontraron a mí por alguna razón… divina", ríe la cantante.

Para Vergés, Mireia Mambo es como una bendición. "La oyes cantar y es puro soul". "Cuando la escuché por primera vez, flipé. Al principio, era reticente en llamarla y proponerle que se uniera a nosotros. Pensaba: 'esta chica es una pasada. Es imposible que acepte'. Suerte que mis compañeros me empujaron, literalmente, a hacerlo. Y así lo hice, con toda la jeta".

Afinidad inmediata

Una vez establecida la conexión, empezó el intercambio de posibles canciones que abordar en el repertorio. Ellos viven en Girona. Ella, en Barcelona. Y, con correos diarios, se cruzaban propuestas varias. "Escúchate esto, a ver qué te parece esto otro… Lo tengo todo una supercarpeta en el ordenador", explica Mambo.

Para empezar, optaron por tirar de versiones "de artistas afines". "Lo que me enviabais ¡era una pasada! 'Get it when I want it', de Candi Station, 'Your key don’t fit It no more', de Marie Queenie Lyons, 'I got you babe', de Elta James… Si hubiera nacido en América, habría crecido con esa música. Pero no es el caso. Era genial ir eligiendo los temas, irlos probando", recuerda la cantante barcelonesa de ascendencia africana, criada en Madrid, y que ha llegado a formar parte del elenco del musical 'Charlie y la fábrica de chocolate', bajo la dirección de Sam Mendes.

Nombre con salsa

"Sí, pero luego venías tú y nos lo cambiabas todo -le replica Vergés, entre risas-. De repente, decías, 'lo podemos probar a un ritmo de tres por cuatro'. O, '¿podemos pasar de esta parte?". "Es cierto. Y el pobre, que encima ya se lo traía estudiado de casa…", admite la Miss. El título se lo adjudicó a raíz de juntarse con sus encorbatados músicos.

"Lo del nombre es fruto de mi experiencia en Londres. La gente no sabe pronunciarlo. Decían 'Maireia', o María con acento inglés… Y no había manera de que me llamaran Mireia. Así que opté por Miss Mambo". "Porque Mambo es su apellido real, ¿eh? -puntualiza el percusionista-. Pensamos, vamos a ponerle Miss antes para que suene gracioso y chocante a la vez". "Y, con lo de mambo, la sorpresa continúa -prosigue ella-. Porque despista, y hay quien se piensa que lo que va a escuchar es salsa".

La idea que tienen es ir componiendo temas propios que, en el 2016, puedan verse plasmados en un disco. Pero, primero, hacía falta afianzarse como banda. “Cantar cosas nuevas conlleva mucho tiempo, y no lo tenemos. Ellos ya sabían que me iría de gira con 'Sister Act'. La empezamos en Bilbao, el 20 de agosto. Pero ahora ya hemos consensuado el sonido que nos gusta. Sabemos qué tal sonamos todos juntos. Cómo nos compenetramos…". La descarriada Deloris (Whoopi Goldberg en la película) de 'Sister Act' está sobrada de aliados.