Ir a contenido

GP DE MONTECARLO DE F-1

Red Bull puede complicarles la victoria a Vettel y Hamilton en Mónaco

Los coches austriacos son los favoritos para el difícil y ciudadano trazado monegasco

Miguel Martínez

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, en la conferencia de prensa de hoy del GP de Montecarlo de F-1.

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, en la conferencia de prensa de hoy del GP de Montecarlo de F-1. / AP / CLAUDE PARÍS

Que los grandes premios pagan un canon de entre 25 a 50 millones por organizar una carrera de F-1, pues Mónaco no paga ni un euro. Que el resto de sedes modifican sus trazados para mejorar la seguridad, pues Mónaco sigue con el mismo recorrido ratonero entre calles y vallas. Que en el resto de grandes premios se suprimen las azafatas de la parrilla, pues Mónaco las mantiene. Manda su larga tradición, su historia desde 1929. Es el gran premio por excelencia,  distinto a todos. Lewis Hamilton lo califica de “elegante”, en su organización y “duro, el más duro a nivel mental”. “Red Bull y Ferrari son favoritos aquí”, resuelve quien solo puede sumar una pole en Mónaco a su récord histórico de 74.

No quieren estar juntos 

Hamilton lidera el Mundial con 17 puntos de ventaja sobre Sebastian Vettel. Es el gran duelo de tetracampeones del mundo en busca de igualar los cinco títulos de Juan Manuel Fangio. Son dos “pilotos alfa” según la definición de Lewis para explicar que en la F-1 actual no sería buena idea juntarle a él y a Vettel en un mismo equipo. “No creo que Kimi esté muy contento con algunas situaciones esta temporada”, dijo el inglés respecto a las estrategias que Ferrari juega con el finlandés para beneficiar a Vettel, el piloto ¿alfa¿ de la Scuderia. “Creo que solo compartiría equipo con Sebastian para correr Le Mans”, resolvió. “No creo que fuera una buena idea”, replicó Vettel. “Está bien saberlo”, concluyó Hamilton a modo de trifulca callejera.

Y todo comenzó cuando les preguntaron a ambos si podrían compartir equipo en Ferrari, ya que Hamilton no acaba de firmar su renovación con Mercedes. “No tengo prisa. No estoy hablando con ningún otro equipo, pero no hay prisa”, insiste, sabedor de que otras renovaciones de la firma de la estrella se hicieron públicas aprovechando el tirón mediático del GP de Mónaco. No se quieren mucho, puede que ni se respeten. Hamilton y Vettel solo están de acuerdo en que es bueno ver de nuevo a chicas azafatas en la F-1. “Hemos tenido chicas, chicos, hemos tenido chicas y chicos mezclados en las parrillas. Creo que alguien debería a preguntarles a ellas si quieren o no estar ahí. A mi me gustan”, explicó Hamilton. “Si quieren estar, si nadie las obliga, a mi también me gusta ver chicas junto a mi coche”, añade Vettel. “Creo que se ha hecho mucho ruido con esto sin ningún fundamento, es un reflejo de los tiempos que corren. Yo he hablado con ellas y les encanta estar ahí”.

Ferrari, difícil entre calles estrechas 

También están de acuerdo en acudir a la rueda de prensa oficial con gafas de sol en protesta por la luminosidad de los focos —una chiquillería— y que el doblete de Ferrari el año pasado mantiene a los coches de Maranello como favoritos este fin de semana, “aunque Red Bull estará ahí con ellos. A nosotros nos toca sufrir”, adelanta Hamilton. A Vettel no le preocupa que el Ferrari sea este año un poco más largo, y por lo tanto, una pizca menos manejable que el año pasado por las estrechas calles de Mónaco. “Es un poquito más largo, pero no es ningún autobús. No tiene por qué afectar mucho”.

"Solo me juntaría en un equipo con Vettel para correr las 24 Horas de Le Mans. No, no, no quiero compartir equipo con él en la F-1"

Lewis Hamilton

Campeón del mundo de F-1 con Mercedes

Junto a Singapur y Hungría, Mónaco, sobre todo Mónaco, será la gran oportunidad para que Fernando Alonso y Carlos Sainz se acerquen al podio. Todo puede pasar en este trazado donde el motor importa menos que el piloto, donde se estrenarán los neumáticos hiperblandos que los pilotos y los equipos solo conocen de los test de Abu Dhabi del año pasado. Pero los dos españoles necesitarían una carrera loca. “Los tres grandes equipos generan tanta carga aerodinámica que son imbatibles en Mónaco. Yo me conformo con ser el primero del resto, como en Barcelona”, explica Carlos Sainz, que en su cuata participación en Monaco verá el primer cambio: los viejos y destartalados edificios de boxes son ahora acristalados módulos de tres pisos.

Alonso, GP de Mónaco nº 16

Fernando Alonso, en cambio afrontará su Gran Premio de Mónaco número 16, ya que el año pasado estuvo ausente para tomar parte ese mismo día en las 500 Millas de Indianápolis. La mejor noticia del fin de semana para McLaren llegó a nivel empresarial, después de conocerse que Michael Latifi, hombre de negocios canadiense y padre del piloto de F2, Nicholas Latifi, ha desembolsado más de 200 millones euros en la compañía a cambio de poco más del 10% de las acciones, una inyección económica que el grupo necesita para remontar el vuelo. “El año pasado estaba en la Indy, salía quinto, con todas las posibilidades de ganar, y eso no ocurrirá aquí. Aquí siempre ganan los mismos, Mercedes, Ferrari y Red Bull. He corrido aquí durante 18 años y ganas cuando tienes coche para ganar y haces dieciséis cuando tienes coche para hacer dieciséis”.

0 Comentarios
cargando