MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez vuelve a hacer magia 1.071 días después y logra la 'pole' en Japón

  • El ocho veces campeón del mundo encabezará mañana (08.00 horas) la parrilla de Motegi, tres años después de lograr, en el circuito japonés, su última 'pole' y empezar su calvario de operaciones

  • "Es agua, cierto, pero hay que celebrarlo todo, hay que buscar pequeños alicientes, pequeñas motivaciones para tratar de volver a ser los que fuimos", cuenta el campeón de Cervera (Lleida)

Marc Márquez (Honda) abraza a Takeo Yokoyama, jefe técnico de Honda MotoGP, tras lograr su primera ’pole’ de MotoGP en tres años.

Marc Márquez (Honda) abraza a Takeo Yokoyama, jefe técnico de Honda MotoGP, tras lograr su primera ’pole’ de MotoGP en tres años. / ALEJANDRO CERESUELA

6
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

No era mentira. No era ficción. La esperanza, la ilusión, la necesidad que tenía el Mundial de motociclismo de que su rey, su héroe, su icono, el piloto que más espectáculo y felicidad ha ofrecido en la última década, el muchacho que ha marcado, que está marcando una época, una etapa, volviese a correr, regresase a la pista, era pura realidad, muy, muy necesario. En cuanto Marc Márquez recibió el permiso de sus doctores, el 25 de agosto, de que podía volver a subirse a una moto de carreras tras su cuarta operación en el brazo, húmero y hombro derecho todo el 'paddock', millones de aficionados, supieron que la magia, el show, el espectáculo, estaba de vuelta.

Hoy, en Motegi, el circuito de la firma Honda, en Japón, bajo la lluvia, sí, en una pista que era un espejo, 1071 días después de haber conquistado su 'pole position' de récord, la nº 90, (nadie tiene tantas 'poles'), en el gran premio del 2019, MM93 ha repetido la gesta frente a los pilotos que se están jugando el título mundial y, sobre todo, ante una parrilla que todo el mundo considera, por número de campeones y, sobre todo, por la presencia de un montón de motos oficiales, que es la mejor de todos los tiempos.

El mejor de todos

Márquez, que ya fue el mejor en el único entrenamiento que se celebró en agua, que ya exprimió sus cualidades, sus manos, su arrojo y su determinación sobre mojado, ha conseguido hoy el mejor tiempo (1.55.214 minutos), que le proporciona su 'pole' nº 91 en su historia y la nº 63 de la máxima categoría. Detrás de él se situaron Johann Zarco (Ducati, a 0.208 segundos) y Brad Binder (KTM, 0.323 segundos), ambos, junto a Maverick Viñales (Aprilia), estuvieron amenazando la conquista de Márquez hasta la última vuelta, hasta la última curva, hasta el último suspiero, pero no pudieron mejorar el crono del catalán.

Marc Márquez (Honda) celebra, hoy, en Japón, su primera 'pole' de MotoGP en tres años.

/ ALEJANDRO CERESUELA

"Me lo han dicho al llegar al 'corralito', sí, hace 1.071 días que no lograba una 'pole', demasiado tiempo ¿no?, demasiado largo ¿verdad?, pero ha valido la pena esperar, estoy muy contento y, sobre todo, le doy las gracias a todos los que me han ayudado a volver hasta aquí", comentó Márquez en el micrófono de DAZN de Izaskun Ruiz. "Ya dije que si llovía, si la pista estaba mojada, si las condiciones eran difíciles y raras, duras, extremas, tenía alguna opción, pues los defectos de nuestra Honda se disfrazan, se disimulan y mi brazo se comporta mejor al no tener que hacer tanto esfuerzo. Había que aprovechar estas condiciones y el momento, meterle ganas, arrojo y determinación. Veremos que pasa mañana que, dicen, será en seco. De momento, ya estamos ahí, liderando la parrilla que, hace unos meses, era impensable ¿verdad?".

Carrera larga

"Repito", insistió con modestia Marc Márquez, pero muy contento y orgulloso de lo realizado, "sé que ha sido en agua, cierto, pero hay que celebrarlo todo, hay que buscar pequeños alicientes, pequeñas motivaciones para tratar de volver a ser los que fuimos. Veremos qué ocurrirá mañana. Son muchas vueltas, 24, a un trazado muy exigente, donde no sé si mi brazo tendrá la suficiente fuerza y aguante como para soportar tantas vueltas, pero me siento muy contento por darle un empuje, una alegría, a todo mi equipo, a toda la gente que me ha ayudado en los malos momentos y, sobre todo, por conseguir algo así en casa de Honda, ante los jefes, que, estoy seguro, van a poner todo de su parte para que volvamos a ser competitivos el año que viene".

"No podemos engañarnos, la carrera será en seco y será difícil estar en el top-5, pero pelearé todo lo que pueda"

Marc Márquez / Piloto del equipo Repsol Honda

"Esta 'pole', este gran resultado, debemos de tomárnoslo como una alegría, como un premio, como un aliciente, como una pequeña victoria", señaló Márquez en la conferencia de prensa posterior a la 'quali'. "Estamos atravesando todos, yo, el equipo, Honda, un momento difícil, muy difícil, que no ha sido de una semana, ni un mes, ni una temporada, sino que dura demasiado y, por tanto, necesitamos de pequeñas victorias como esta, que nos dan muchos ánimos a todos".

"Es un momento en que todos podíamos bajar los brazos y no ha sido así", siguió contando el líder de Honda. "He de decir que estoy muy feliz de haber conseguido esta 'pole' aquí, en casa de Honda, en Japón, pues la fábrica está trabajando muy duro, mucho, para que volvamos a ser competitivos y remontar el vuelo, así que espero que esto nos anime a todos".

"Por fin, hoy, en agua, he podido pilotar como quiero, con mi estilo. El brazo está perfecto, la operación fue un éxito y eso es una gran noticia"

Respecto a la carrera de mañana, Márquez no descartó nada, pero insistió en ser muy realidad. "Veamos, ya en Motorland comenté que, en Motegi, sería duro, pues 24 vueltas a este circuito que, con tantas frenadas fuertes, te exige mucho, no sé si las voy a poder aguantar. Pero, bueno, lideramos la parrilla, estamos felices, hemos dado una alegría a todo el mundo y aunque mañana los más rápidos me pasen en las primeras vueltas, espero encontrar mi lugar y, desde luego, mi carácter no ha cambiado y, por tanto, todo el mundo sabe que si tengo una oportunidad no voy a desaprovecharla". Ciertamente, los más rápido, todas las Ducati y Aprilia arrancan desde atrás.

Marc Márquez (Honda) celebra, hoy, en Japón, su primera 'pole' de MotoGP en tres años con todo su equipo.

/ ALEJANDRO CERESUELA

"He de reconocer que hoy, en mojado, he podido, por fin, pilotar como quería, con mi estilo, a mi manera. Es decir, sin pensar en el brazo, en la posición del brazo, lo cual es una gran noticia. Es decir, se confirma que la operación fue un éxito, pese a que tocaron el hueso por cuatro sitios. Sabemos que hemos ganado todos, pero, ahora, debo ganar musculatura para saber hasta qué punto ese brazo me ayudará a ser competitivo a tope sobre una MotoGP, cosa que requiere mucha fuerza. ´Pero, sí, la prueba de hoy, en mojado y esta 'pole', es para estar feliz".

Noticias relacionadas

Respecto a esa manera de pilotar suelta, 'muy Márquez', el piloto de Cervera quiso matizar que "aún me cuesta ser yo, pero estoy en el camino. Es cierto que, en mojado, los defectos de la Honda se notan menos y, por tanto, puedo pilotar sobre ellos. En seco, como será, dicen, la carrera de mañana, tal vez sea otra cosa, por eso digo que no me veo peleando por el podio, aunque he oído a algún compañero que dice que sí".

Favoritos atrás

Lo cierto es que a quien mejor le fue en el desastre que provocó la lluvia en Motegi fue al campeonísimo catalán, pues los tres favoritos al título salen desde posiciones mucho peores. Bueno, no tanto Aleix Espargaró (Aprilia), que arrancará desde la segunda fila (6º), pero sí Fabio Quartararo (Yamaha, 9º) y ya no digamos 'Pecco' Bagnaia (Ducati, 12º), horrible en la 'quali' definitiva, pues acabó último. Y ya no digamos el hombre que acaparó la polémica tras su victoria en Aragón, Enea Bastianini (Ducati), cuarto del Mundial, que saldrá desde la quinta fila, al haber logrado solo el 15º tiempo. Es evidente que cualquiera de ellos, si se confirma las previsiones de que la carrera de mañana por la mañana (08.00 DAZN) es en seco, pueden llegar a la cabeza de carrera, pero deberán asumir el riesgo de salir atrás y la posibilidad (se vio, el pasado domingo, en Motorland con Márquez, Quartararo y Nakagami) de meterse en líos.

Temas

Motos