MUNDIAL DE MOTOGP

Un Márquez desesperado pide a Honda un chasis nuevo para ganar

  • El ocho veces campeón del mundo, a 48 puntos del líder Quartararo, intenta el último esfuerzo para poder pelear por su noveno título mundial

  • "Nosotros, el equipo de carreras, mis ingenieros y yo ya lo hemos probado todo, ahora la solución debe llegar desde Japón con un nuevo chasis", señala el de Cervera

El catalán Marc Márquez (Honda), en la parrilla de salida de Le Mans.

El catalán Marc Márquez (Honda), en la parrilla de salida de Le Mans. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Todo tiene ya un puntito de desesperación. En Honda no lo verbalizan, pero la situación empieza a ser desesperada. La Honda RC213V de este año no funciona ni siquiera en manos de Marc Márquez, que, pese a todos sus problemas, sigue siendo el piloto oficial de la firma alada que está mejor clasificado y más cerca del líder, el campeón Fabio Quartararo (Yamaha), concretamente, a 48 puntos, casi dos victorias, cuando se acaba de cumplir el primer tercio de campeonato y, por tanto, restan aún 350 puntos en juego.

Es por eso que, pese a que Pol Espargaró aseguró, al acabar los entrenamientos de pretemporada, que la moto era “buenísima” (es más, él hizo el mejor tiempo de todos los ensayos), Márquez acaba de reconocer a El Periódico que “ha llegado un punto, que es el que nos encontramos, en el que o llega algo nuevo de Japón, o la fábrica nos echa una mano con material nuevo, evidentemente, un chasis, pues el motor no se puede tocar, o no podremos ni mejorar, ni ser competitivos, ni luchar por victorias, podios y el título. Ahora sí, necesitamos que Honda Japón y los ingenieros de HRC, nuestro departamento de carreras, traigan algo nuevo al test de Montmeló”.

Juicio erróneo

Márquez, que nunca compartió la versión triunfalista de ‘Polyccio’´sobre la Honda-2022, cree que el juicio emitido por su compañero se basa, única y exclusivamente, en que, durante un test de pretemporada, los pilotos se pasan tres días dando vueltas al mismo trazado y, al final, no solo todo el mundo es rápido sino que tú emites un juicio equivocado sobre tu moto porque, al tercer día, la pista tiene muchísima goma, el agarre es terrible y te crees que tu moto es la mejor.

“Yo creo saber y así se lo cuento a los ingenieros japoneses de Honda qué problemas tengo sobre la moto”, explicó Marc Márquez, en Le Mans, a El Periódico y Catalunya Radio. “Yo lo que no puedo saber, porque no se de números ni soy ingeniero, es cuál es la solución. Esta moto siempre ha tenido como puntos más fuertes la frenada, meterla en curva en poco tiempo, girar y un gran entendimiento y confianza del tren delantero. Todo eso ha desaparecido”.

El catalán Marc Márquez (Honda), durante la carrera del GP de Francia.

/ ALEJANDRO CERESUELA

“Todos estamos tratando de hacer más, mucho más, por mejorar nuestra situación. Yo estoy intentando mejorar y/o cambiar mi estilo de pilotaje, Honda está tratando de encontrar la solución a nuestros problemas, pero está claro que las soluciones, de existir, ya han de llegar de Japón, de HRC, del departamento de carreras, de los ingenieros japoneses, pues a nosotros, en el ‘boxe’, se nos han acabado las soluciones”, insiste el campeonísimo de Cervera (Lleida).

Marc, esperanzado

Márquez insistió en que él no pide nada, él pilota, analiza, observa y, después, explica sus sensaciones sobre la moto y lo que detecta que, según su criterio, va mal. “Yo no pido, yo explico y, por suerte, creo que tanto Pol, como Àlex (su hermano), como ‘Takaa’ (Nakagami) coincidimos en el diagnóstico, lo que debería de facilitar el trabajo a nuestros ingenieros”.

Noticias relacionadas

El ocho veces campeón del mundo insiste en el hecho de que las condiciones que te encuentras en un gran premio, durante todo un fin de semana, “no tienen nada, nada, nada que ver con las que te encuentras en un test, insisto, donde te pasas tres días dando decenas y decenas de vueltas al mismo trazado”. Y, por supuesto, que MM93 se niega a decir que la moto de este año es peor que la del año pasado. “No, no, es mejor, pero las demás han dado un pasito más que nosotros. La nuestra es mejor, nuestros cronos en los circuitos done hemos corrido este año son mejores que los del año pasado, pero las otras son mucho mejores, ese es el problema”.

Eso sí, Márquez reconoce que aún no han probado nada nuevo, nuevo, en esta moto. “Por ejemplo, no hemos probado un chasis nuevo, distinto…e, insisto, yo creo que ha llegado el momento en que necesitamos que Japón nos eche una mano. Necesitamos algo nuevo y que funcione ¡ya! E, insisto, como no podemos tocar el motor, debe ser algo de chasis. Y es ahí donde estoy convencido de que podemos mejorar, sí. Soy optimista, de verdad”.