MUNDIAL DE MOTOGP

Espargaró: "Sería un error histórico que Aprilia no me renovase"

  • El veterano piloto de Granollers, de 32 años, vive el mejor momento de su dilatada carrera tras conseguir cuatro podios en siete carreras, entre ellos la victoria en Argentina

  • Aprilia, que jamás había triunfado en la categoría reina, continúa regateándole la renovación por dos temporadas más, pese a haberse convertido en candidata al título de MotoGP

Aleix Espargaró (Aprilia) rocía con cava a Jack Miller (Ducati), ayer en el podio de Le Mans.

Aleix Espargaró (Aprilia) rocía con cava a Jack Miller (Ducati), ayer en el podio de Le Mans. / ALEJANDRO CERESUELA

4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

“Por supuesto que soy, que somos, Aprilia y yo, candidatos al título. Cómo no vamos a serlo si llevamos un tercio de temporada, siete carreras, hemos sumado casi 100 puntos y estamos a cuatro puntos del líder, el campeón Fabio Quartararo. ¡Claro que somos candidatos!”

Ya nadie duda, por supuesto, que el veterano piloto catalán Aleix Espargaró, de 32 años, nacido en Granollers y con residencia y negocios en Andorra, se haya convertido, por méritos propios y por inversión y tecnología exquisita de la firma italiana Aprilia, en los protagonistas del primer tercio de campeonato del mundo de MotoGP.

Otra cosa es que la relación entre ambas partes sean las que deberían ser, pues el mayor de los Espargaró lleva semanas esperando una respuesta de la marca de Noale a la propuesta de renovación de contrato, por dos años más, que le ha hecho llegar el piloto catalán y que, según sus propias palabras, no está ni fuera de mercado ni es una locura lo que pide.

Novedades en Barcelona

“Sé perfectamente donde estoy, los años que tengo y lo que merezco ganar”, ha venido a decir Aleix, que, al parecer, le gustaría conocer la respuesta de Aprilia antes o durante el Gran Premio de Catalunya, que se celebrará, en el circuito de Montmeló, la primera semana del próximo mes de junio. Si no hay respuesta entonces, Aleix se considerará libre, no solo de negociar con quien quiera o con la fábrica y/o equipo que llame a su móvil o, incluso, con dejar el Mundial “porque si de algo me he dado cuenta en los últimos años, es de que hay vida fuera de las carreras”.

Espargaró no se cansa de decir, con razón, que él ha convertido a Aprilia en una moto y marca candidata al título mundial. Eso es evidente y, en el ‘paddock’ de MotoGP, no se comprende como la firma italiana no renovó a su capitán, a su líder, a su piloto franquicia, nada más bajar, como ganador, del podio de Termas de Río Hondo, en Argentina, donde el catalán convirtió a la fábrica italiana en la más feliz del mundo, pues había ganado en todas las categorías, menos en MotoGP.

"Por supuesto que somos candidatos al título, se ha cumplido un tercio de Mundial y hemos sumado casi 100 puntos y somos segundos"

Aleix Espargaró / Líder de Aprilia

“Si después de todo lo que he hecho por Aprilia y, sí, cierto, con Aprilia, no me renuevan sería un error histórico”, comentó ayer Aleix tras bajarse, de nuevo, del podio en Le Mans. “Voy a decir lo que pienso y es que ya no me preocupa mi futuro, pues solo tengo en mi cabeza disfrutar de este momento, que es un momento muy, muy, feliz, pero no solo para mí, sino para todos los míos y, por descontado, para Aprilia, que ha hecho y sigue haciendo un trabajo increíble para que yo disponga de una moto muy competitiva y ganadora”.

Mejoras en Mugello

En ese sentido, el mayor de los Espargaró insiste en que “estamos viviendo un momento de locura en Aprilia y debemos disfrutar de todo lo conseguido y lo que está por llegar, porque estoy convencido que las mejoras que me han prometido para Montemló harán aún más competitiva nuestra moto”. Es evidente que, aunque no lo explique, Aleix tiene un libro de ruta. “¡Claro que tengo un libro de ruta!, pero no pienso contarlo. Todo empieza y lo digo muy, muy, en serio, en disfrutar del presente y no prestar atención al futuro. Es más, el futuro me da, ahora, igual. Vamos camino de dos circuitos que me encantan, Mugello y Barcelona. En Mugello me han prometido mejoras y yo les creo, así que lo mejor tal vez está por llegar”.

Aleix Espargaró (Aprilia) resistió ayer, en Le Mans, el acoso del Fabio Quartararo (Yamaha, nº 20).

/ ALEJANDRO CERESUELA

Noticias relacionadas

Espargaró que alcanzó su cuarto podio del año pese al acosamiento de Fabio Quartararo (Yamaha), que no pudo arrebatarle la tercera plaza, señala, como favoritos al título, a los pilotos de Ducati. “En el seno de Ducati hay un Mundialito montado, que, tal vez, ni siquiera ellos detectan. Cuando lo tienen todo en su sitio, es difícil batirles. Tienen una muy buena moto. En Le Mans, como me ocurrió también en Jerez, me ha sido muy difícil acercarme a Jack (Miller). No eran mucho más rápidos que yo, pero cuando ‘Pecco’ se ha puesto delante, pensaba que se iría y todo lo contrario, nos hemos acercado. No tenía muy buen ritmo. No estamos lejos, pero cuando ponen la moto recta siguen teniendo un poquito más de potencia que los demás y hace que adelantar sea misión imposible".

18 años de espera

La historia de Aleix Espargaró es la historia de un auténtico minero, pues se ha pasado 19 años picando piedra y solo en este 2022 ha empezado a recoger sus frutos, lo que le convierte, sin duda, en un ser muy, muy, especial. Después de más de 200 grandes premios sin ganar, logró su primera victoria mundialista este año en Argentina y, a continuación, han llegado tres podios más, tres terceras plazas consecutivas (Portimao, Jerez y Le Mans), que le han convertido en el ‘cuarto hombre’ en los pronósticos del campeonato: Fabio Quartararo (Yamaha), Enea Bastianini (Ducati), ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati) y Aleix Espargáró (Aprilia). En los 18 años anteriores, Aleix solo había logrado tres ‘cajones’: 2011 (tercero, en Moto2, con la Pons Kalex), 2014 (segundo, en MotoGP, con la Forward Yamaha) y 2021 (tercero, en MotoGP, con la Aprilia).