MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Quartararo, líder de MotoGP, solo teme a las Ducati

  • El joven francés, de 22 años, se va de vacaciones tras otra demostración en la 'catedral' de velocidad, determinación, poder y fuerza mental, que lo convierte en el gran favorito

  • "La Ducati está muy fuerte, la Suzuki va bien en todos los circuitos y no podemos olvidar tampoco a Oliveira y su KTM. Aún queda mucho campeonato", reconoce el veloz 'Diablo'

Fabio Quartararo (Yamaha), ganador del GP de Holanda, en Assen.

Fabio Quartararo (Yamaha), ganador del GP de Holanda, en Assen. / ALEJANDRO CERESUELA

5
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

El francés Fabio Quartararo (Yamaha), nacido en Niza hace 22 años, piloto oficial de la marca de los diapasones sustituyendo en el boxe nada más y nada menos que al mítico Valentino Rossi, se ha convertido, tras seis podios en nueve grandes premios, cuatro victorias (Doha, Portugal, Italia y Holanda) y dos segundos puestos (Jerez y Barcelona), que hubiesen podido ser también triunfos de no surgir los problemas en su brazo derecho y bajársele la cremallera de su mono, en el gran favorito para arrebatarle el título de MotoGP al mallorquín Joan Mir (Suzuki).

El ‘Diablo’, como luce en el culo de su mono, suma, a mitad de campeonato tras las nueve primeras carreras, 156 puntos y supera en 34 a su más inmediato perseguidor, que es su compatriota Johann Zarco, que ni siquiera está en el equipo oficial de Ducati sino en el ‘satélite’ de Pramac, eso sí, con una ‘Desmosedici’ de pata negra. Esos 156 puntos son una buena referencia para considerarle el gran favorito. Mir, por ejemplo, tras los nueve primeros grandes premios del 2020, ni siquiera era líder, estaba a 10 puntos de Quartararo (115). El rey Marc Márquez totalizaba 185 en el 2019, 165 en el 2018 y 129 en el 2017.

Cambio mental

Quartararo asegura que todo se debe, no solo a tener una Yamaha mucho más competitiva que la de años anteriores (“es la mejor Yamaha que he pilotado nunca”) sino, sobre todo, “a mi cambio mental, ahora soy mucho más fuerte mentalmente, tengo muchísima más experiencia y sé manejarme mejor a lo largo de todo el fin de semana ni solo el domingo”.

Fabio Quartararo (Yamaha), ganador del GP de Holanda, al cruzar la meta de Assen.

/ ALEJANDRO CERESUELA

En ese sentido, todo el ‘paddock’ considera que, en efecto, la transformación de Quartararo, muy similar al cambio que se ha producido en Jack Miller, otro muchachito llamado a ser la bomba cuando pisó el ‘paddock’ del Mundial (Alemania-2011) y que fue desperdiciando oportunidades por su mala cabeza, ha sido vital para el renacimiento de un niño al que todo el mundo consideró con madera de campeón cuando debutó en Catar-2015 y acabó séptimo.

Quartararo asegura que, de momento, hay que seguir ganando carreras. “En el arranque de la temporada lo único que interesa es adaptarse a la nueva moto cuanto antes y, por supuesto, acumular puntos, podios y, si se tercia, victorias. No hay que pensar en el título, pues aún queda más de la mitad del campeonato y la parrilla está repleta de motos oficiales y campeones del mundo”.

Pilotaje conservador

Eso sí, llegado el descanso veraniego, el ‘Diablo’ cree que su rival es Ducati. “Tiene una gran moto, tienen a mi amigo Johann (Zarco), que está teniendo también un gran inicio de temporada, aunque aún no ha podido ganar, y tienen a ‘Pecco’ (Bagnaia) y a Jack (Miller), que ya ha ganado dos carreras”. Por supuesto, Quartararo no descarta a las Suzuki “que van bien, tanto con Rins como con Mir, en todos los circuitos y, por supuesto, a Miguel Oliveira y su KTM”.

El joven piloto francés se ha ido de vacaciones ligeramente preocupado porque, en la impresionante carrera de ayer, en Assen (Holanda), donde, tras superar a Bagnaia, se escapó con autoridad, se le reprodujeron, ligeramente, los dolores en su brazo derecho, operado, hace unas semanas, del síndrome compartimental. “La verdad es que hubiese podido rodar más rápido pero cuando me marcaron en la pizarra que ya tenía más de un segundo y medio con respecto a ‘Pecco’, preferí guardar neumático para las últimas vueltas”.

Noticias relacionadas

Quartararo reconoce que el campeonato se reanudará, el 6, 7 y 8 de agosto, en Austria, “un circuito donde veremos cómo va esta Yamaha pero, por lo general, ahí no hemos ido muy bien”. No hay duda de que la M1 del ‘Diablo’ va como un tiro ante la irregularidad de su compañero de boxe, el catalán Maverick Viñales, que acaba de llegar a un acuerdo con la firma de los diapasones para romper el año (2022) que le queda de contrato y buscarse otra moto para el año que viene, que podría ser una Aprilia.

Viñales se busca la vida lejos de Yamaha

El piloto catalán Maverick Viñales, tal y como se comentó a lo largo del pasado fin de semana en Assen (Holanda), ha decidido buscarse la vida, de cara al 2022, fuera del equipo oficial Monster Yamaha, donde ultimamente se ha sentido muy maltratado. 'MVK', que hizo unas declaraciones tras quedar último en el GP de Alemania durísimas contra la firma de los diapasones, ha llegado ya a un acuerdo con el manager británico de los japoneses, Lin Jarvis, para rescindir el contrato que les unía aún en el 2022. Nadie sabe si Viñales ha tenido que pagar algo por quedar libre la próxima temporada.

"Con tristeza", ha señalado Jarvis en el comunicado hecho público esta mañana, "despediremos a Maverick a final de año, pero vamos a hacer todo lo posible para que él se despida de nuestro equipo de la mejor manera posible". "Esta relación", ha comentado el piloto catalán en el mismo comunicado oficial, "ha significado mucho para mi tanto que ha sido difícil romper el contrato que nos unía el año que viene. Quedará el respeto y el aprecio mutuo. Seguiré peleando por conseguir los mejores resultados posibles en lo que queda de temporada".

Parece evidente, tal y como también se ha informado a lo largo del GP de Holanda, que la mejor salida de Viñales para el 2022 es la firma Aprilia donde se encuentra uno de sus mejores amigos, el también catalán Aleix Espargaró. Es más, Massimo Rivola, CEO de Aprilia Racing, acaba de declarar que "si el piloto está en el mercado, está claro que nos interesa porque tiene mucho talento. Ahora que Maverick está libre, trataremos de convencerlo para que corra con nosotros el año que viene".