24 sep 2020

Ir a contenido

MOTOGP REGRESA EN MISANO

Stoner: "Sin Marc Márquez, el Mundial está algo devaluado"

El campeón australiano cree que la ausencia del gran dominador de MotoGP en los últimos años ha dejado sin líder a la máxima categoría

El gran arranque de Quartararo se ha parado, sorprendentemente, en las últimas carreras y ha abierto aún más la lucha por el título mundial

Emilio Pérez de Rozas

El australiano Casey Stoner, en el 2011, cuando fue campeón de MotoGP con Repsol-Honda.

El australiano Casey Stoner, en el 2011, cuando fue campeón de MotoGP con Repsol-Honda. / AFP

"Lo siento, sé que voy a provocar cierta polémica con este comentario pero, sin Marc (Márquez, actual campeón del mundo de MotoGP y piloto que ha dominado la categoría en los últimos siete años), el Mundial se ha devaluado". El australiano Casey Stoner, bicampeón del mundo de la máxima categoría con Ducati (2007) y con Honda (2011), ha comentado en el 'podcast' In the Fast Lane que el actual Mundial de MotoGP se ha quedado, de momento, sin rey, sin dominador y de ahí que todo el mundo considere que puede ganar pero, también, que nadie sea capaz de coger realmente el testigo del joven de Cervera (Lleida) y dominar la cilindrada.

"Sin Marc, sinceramente, no hay líder en este momento. Y eso se ve por los resultados, por la gente que está en lo más alto del podio. Marc era un líder claro y llevó ese campeonato a otro nivel. Cuando corría yo, estábamos Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y yo. Esos estábamos siempre adelante", afirma el bicampeón mundial, que asegura que Márquez tiene un estilo o, mejor, una forma de actuar muy parecida a la suya. "Marc jamás mira a los demás; así era yo, no me preocupaba del resto. Marc sólo se preocupa por lo suyo, por encontrar velocidad y, con eso, la gente ve lo que puede hacer la moto".

Dos GP seguidos, en Misano

El Mundial, tras unas pequeñas vacaciones y un estreno espectacular, en cuanto a incertidumbre se refiere, al margen de un control (de momento) admirable sobre la pandemia del coronavirus, vuelve esta semana, por partida doble (Gran Premio de San Marino y Gran Premio de la Rivera de Rimini) en el popular circuito de Misano Marco Simoncelli. Se trata de dos carreras seguidas (13 y 20 de septiembre) y de una nueva oportunidad por parte de los muchos candidatos al título grande (entre los siete primeros solo hay una victoria de diferencia) de marcar distancias.

El campeonato, de momento, está liderado por el joven francés Fabio Quartararo, 'rookie' de MotoGP en el 2019 y el único piloto que, al final de la temporada inquieto a Márquez, pero ya no tiene la ventaja, ni siquiera el espíritu de líder, que consiguió al ganar las dos primeras carreras de la temporada, en Jerez. El 'Diablo', que hace días que no habla de pelear por el título "pues primero debemos centrarnos en nosotros y averiguar qué nos ocurre para que hayamos cosechado tres malos resultados en las tres últimas carreras", aventaja ahora ya en solo 3 puntos al veterano subcampeón del mundo, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati) que, como él mismo ha comentado, "puedo llegar a ser campeón y, al día siguiente, no tener equipo en el que correr en el 2021", pues 'Dovi' anunció, hace ya algunas semanas, que no piensa seguir en Ducati.

Cuatro ganadores distintos

La situación es tan reñida e incierta y, como reconoce Stoner, algo decepcionante en cuanto a la falta de un líder, que ha habido cuatro ganadores en las cinco primeras carreras: Quartararo (Yamaha, España y Andalucía), Brad Binder (KTM, República Checa), Andrea Dovizioso (Ducati, Austria) y Miguel Oliveira (KTM, Estiria). "Nadie tiene el control, nadie domina todos los resortes y, por lo que hace referencia a nosotros, yo sigo teniendo muchas dudas con los neumáticos y, para domar la clasificación y aspirar al título, hay que ser más regular", señala Dovizioso, a quien todos, incluido Márquez, ven, este año sí, después de tres subcampeonatos detrás del muchacho de Cervera, como firme candidato al título.

Lo cierto es que también hay candidatos españoles al gran cetro, pero no acaban, ni de ganar carreras, ni de ser regulares. El eterno aspirante, Maverick Viñales (Yamaha), es quinto, a 22 puntos de Quartararo; Joan Mir (Suzuki), que ya ha dejado de ser revelación y este año aspira al título, según sus propias palabras, es octavo, a 26 puntos del francés; Pol Espargaró (KTM), tremendo piloto y próximo compañero de Márquez en el 'team' campeón Repsol Honda, es 10º, a 35 puntos de Quartararo, cuando aún quedan 225 puntos, muchos, por disputarse y Àlex Rins (Suzuki), que, en teoría, debería ser ya el auténtico candidato, es 13º, a 41 puntos del líder francés.

Arenas y Martín, olor a campeón

Donde sí podría haber claramente campeón español, aunque aún pueden ocurrir muchas cosas, por supuesto, es tanto en Moto3 como en Moto2. El dominio de Albert Arenas (KTM) en la pequeña categoría es muy grande, pues lidera la categoría con 25 puntos sobre el japonés Ai Ogura (Honda), muy regular esta temporada. Y, en la cilindrada intermadia, el aguerrido Jorge Martín (Kalex), que ya tiene reservada una plaza en el MotoGP para la próxima temporada, está a solo 8 puntos del líder, el italiano Luca Marini, hermanastro de Valentino Rossi. Tanto Arenas como Martín lo tienen todo para proclamarse campeones.

Esperando el anuncio de Rossi y Yamaha

Pese a que algún periodista austriaco ha sorprendido estos días con el anuncio de que el veterano piloto italiano Valentino Rossi, de 41 años, ganador de 115 grandes premios y nueve títulos, está a punto de anunciar su jubilación, todo el mundo, en Misano, está esperando que el 'Doctor' o, tal vez, la firma Yamaha, anuncien la renovación de su contrato, por un año más y una segunda temporada pendiente de su decisión personal, con la firma de los diapasones.

Todo parece indicar, en efecto, que tras ser 'despedido' del equipo oficial Yamaha Monster en el 2021 para que el joven francés Fabio Quartararo ocupe su puesto, junto al catalán Maverick Viñales, el 'Doctor' ha aceptado ser el líder del equipo Petronas, el 'team satélite' de la firma de los diapasones, siempre y cuando su nuevo contrato, su renovación, sea con Yamaha y no con la escuderia de Malasia.