Ir a contenido

EL MUNDIAL DE MOTOGP

Lorenzo pide, ante la sorpresa general, dirigir el desarrollo de Honda

El pentacampeón mallorquín se queja, en Mugello, de que la RC213V actual solo la puede pilotar Márquez

"Yo sé cómo hacer la moto ideal para todos los pilotos de nuestra marca", sugiere Jorge, en plena crisis

Emilio Pérez de Rozas

Jorge Lorenzo, entre Marc Márquez y Andrea Dovizioso, en el GP de Catar.

Jorge Lorenzo, entre Marc Márquez y Andrea Dovizioso, en el GP de Catar. / ALEJANDRO CERESUELA

Por si no estaba suficientemente animado el Gran Premio de Italia, que se disputa hoy ante más de 100.000 aficionados en Mugello, por si el papel de los novatos como Fabio Quartararo (Yamaha), Franco Morbidelli (Yamaha) y ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati) no fuese llamativo, por si la ‘pole’ nº 84 de Marc Márquez (Honda) no llamase suficientemente la atención, ayer hubo espectáculo y del bueno en la conferencia de prensa de Jorge Lorenzo (Honda) donde el pentacampeón mallorquín, que está teniendo un inicio desastroso en el equipo y con la moto campeona del mundo de MotoGP, sugirió públicamente (“es más, es un tema que está ya sobre la mesa y deberíamos estudiar”) que Honda empiece a escucharle y a tomar nota de sus consejos “para intentar hacer la moto ideal de cara al año que viene, es decir, una moto que no solo la pueda pilotar Marc sino el resto de pilotos de nuestra fábrica”.

Declaración pública

Según ha podido saber El Periódico, nada de todo eso es nuevo, ya que, desde que llegó al equipo Repsol Honda, Lorenzo no cesa de enviar, internamente, todo tipo de mensajes para que la fábrica campeona del mundo, que logró la ‘triple corona’ (título de pilotos, constructores y escuderías, en el 2018) cambie su concepto de moto de cara a la próxima temporada y acepte algunas de sus sugerencias. Pero, al menos hasta Mugello, Lorenzo jamás se había atrevido a tanto, es decir, a cuestionar el rendimiento de la Honda-2019 y criticar que es una moto tan complicada, que desgasta tanto y tan difícil de pilotar, que solo la sabe llevar Márquez, por cierto, ganador de cinco de los últimos seis títulos mundiales de la categoría ‘reina’.

"No me haré con esta Honda a base de kilómetros. Necesito soluciones y piezas que me generen menos estrés físico y hagan más cómodo su pilotaje"

Jorge Lorenzo

Pentacampeón y piloto del equipo campeón Repsol Honda

Lorenzo, que tras los cinco primeros grandes premios (Catar, Argentina, EEUU, Jerez y Le Mans) aún no ha conseguido, ni en entrenamientos ni en carrera, un resultado destacable, aseguró que él y Honda están ideando un plan de futuro. “No digo que Honda no tenga intención de ayudarme, todo lo contrario, lo están intentando todo, todo, pero no logró hacerme con la moto. Lo que sí tengo claro es que esta adaptación no llegará haciendo muchos kilómetros, sino encontrando soluciones y piezas que me generen menos estrés físico y haga que la moto sea más cómoda para todos los pilotos de la marca, no solo para mí, incluso también para Márquez”.

Jorge Lorenzo, probando ayer una nueva posición en su Honda RC213V. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Lorenzo, que reconoció estar pensando en él y que poco le importa lo que piensen los demás sobre esta reflexión, insistió en que “yo ya he demostrado, por ejemplo, en Ducati, que si me hacen caso puedo hacer una moto mejor para todos. Miren, ahora Ducati sigue utilizando la cubierta del depósito que yo pedí. Entiendo que muchos piensen que, ahora, es difícil cambiar, pues hay un piloto que ha ganado cinco de los seis últimos títulos, pero yo lo planteo”.

“Sé lo que necesito para ir rápido, pero el reglamento de MotoGP es muy hermético, los motores se cierran antes de empezar el Mundial y ya no se pueden tocar y estamos muy limitados”, insistió Lorenzo en su discurso reivindicativo. “Cuando yo llegué ya estaba la moto decidida y ahora tendré que esperar, al menos, a los test de Montmeló para tener piezas nuevas que, tal vez, no pueda utilizar hasta Holanda”.

"Honda lo tiene muy claro: siempre sigue la evolución que indica el piloto más rápido. Sí, nuestra moto es difícil de pilotar, pero no está nada mal"

Marc Márquez

Heptacampeón y piloto del equipo Repsol Honda

Lorenzo, que sugirió, incluso, cambiar el motor de este año “pues es más potente, sí, pero ha traído otros problemas”, insistió en la vieja teoría, cierta, de que es un piloto diferente a todos, mucho más sensible y necesita tenerlo todo en su sitio para poder rendir. “Repito, esta Honda no es natural para mí. No me haré con ella a base de hacer kilómetros encima de ella. Soy un piloto muy sensible que necesita ciertas cosas y que, cuando las tiene, puede lograr resultados muy importantes. Eso ya lo he demostrado y ahora me gustaría convencer a Honda de que fuese en la dirección que les pido. Repito, es una idea que está sobre la mesa y que deberemos estudiar”.

La respuesta de Márquez

Cuando le preguntaron a Marc Márquez, autor de la ‘pole’ del Gran Premio de Italia, que arranca hoy, en Mugello, sobre las ideas de Lorenzo, el heptacampeón catalán puso cara, no de pocos amigos, pero sí se mostró muy sorprendido. Y fue durísimo en su respuesta: “¿Cómo dices? Mirar, al final, Honda lo tiene muy claro: siempre sigue la evolución que sugiere el piloto más rápido. Tiene razón Jorge cuando dice que nuestra Honda es una moto difícil, eso no es nada nuevo y, también, que, a veces, es hasta muy complicada de pilotar. Pero hoy (por ayer), en la Q2 definitiva, en el entrenamiento que decide los puestos de parrilla, había tres de las cuatro Honda oficiales”.

En efecto, la única Honda RC213V oficial, ‘pata negra’, que se quedó fuera de la ‘quali’ fue la de Lorenzo, pues ahí estuvieron, peleando por la ‘pole’, Márquez, el británico Cal Crutchlow y el japonés Takaaki Nakagami.

Temas: Jorge Lorenzo