Ir a contenido

BIOGRAFIA SUPERVENTAS

Raikkonen, 14 días borracho entre Baréin y Barcelona

Kimi, 'Iceman' para los amigos, bate récords de ventas con su autobiografía en la que repasa sus mejores juergas

Miguel Martínez

Kimi Raikkonen, en uno de sus muchos podios en la F-1.

Kimi Raikkonen, en uno de sus muchos podios en la F-1. / AFP / JOHN THYS

Ha sobrepasado la barrera de los 100.000 ejemplares, que en una población de poco más de cinco millones de habitantes, es como si en España hubiera reventado el límite del millón de ejemplares. Es la biografía de Kimi Raikkonen, una recopilación de interioridades y confesiones desde niño hasta su último año en Ferrari, y sobre todo, una recopilación de juergas y borracheras contadas —de lo que se acuerda— en primera persona.

"Tuntematon Kimi Räikkönen" (El desconocido Kimi Raikkonen), así se titula la autobiografía autorizada de 'Iceman' escrita por Kari Hotakainen, que salió a la venta el 16 de agosto en finlandés y sueco —un 10% de la población de Finlandia habla sueco— y que, el próximo 14 de octubre, se venderá en ocho idiomas más. De momento, ya es el libro más vendido de la historia de Finlandia con temática deportiva, por delante de la biografía de Teemu Selanne, el mito del hockey, que no pasó de los 80.000 en 2014. Pero todo indica que en ocho idiomas batirá récords estas navidades.

Una amiga fotografia a Kimi Raikkonen y su esposa Minttu Virtanen, en Formentera. / EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

En la  autobiografía, Kimi ahonda en la parte de su infancia que más se conocía, el por qué dejó el hockey por los karts, el esfuerzo de su padre para sumar tres trabajos para poder pagar su fin de semana de carreras… Pero lo más jugoso es cómo cuenta Kimi su historia con las juergas y el alcohol (no todas desde luego). En el libro se recoge que comenzó joven, cuando realizaba el obligatorio servicio militar en Finlandia. Pedía algunos fines de semana libres para correr y regresaba tarde —a veces varios días— y borracho aún de la celebración de sus múltiples victorias.

El lio con los aviones 

Raikkonen no cuenta en su libro cómo fue detenido por conducir un camión trailer a toda velocidad por una  carretera helada de Finlandía, lo que le costó una fortuna (en Finlandia las multas de tráfico son proporcionales a los ingresos de cada persona), ni cómo su primera mujer, Jenni Dahlman (cuando aún era su novia recién coronada Miss Escandinavia), le sacó de forma muy poca amistosa de una sauna en la que se había metido con “más personas”, pero sí cuenta que nunca coge el teléfono, así que sus amigos llaman a su actual mujer, Minttu Virttanen, para quedar con él.

Raikkonen reconoce a su biógrafo Selanne cómo estuvo 14 días borracho, comenzando por la fiesta post GP de Baréin, hasta la siguiente carrera, el GP de Barcelona de aquella temporada 2012, cuando era piloto de Lotus. Uno de los principales enemigos de Raikkonen han sido los aeropuertos, a donde solía llegar completamente ebrio y sin dormir, después de cada fiesta post gran premio.

No cuenta porque no se acuerda, como un grupo de periodistas le empujaron en el 'finger' cuesta arriba para ayudarle a llegar a la puerta del avión, pero sí escribe —porque tuvo más consecuencias—  cómo se tiró por la puertecilla y la cinta de equipajes para “los rayos x me dijeran cómo era Kimi por dentro”.