Ir a contenido

OTRO HERMANO EN EL PODIO

Luca Marini: "Antes, solo era el hermano de Rossi"

El hijo de Stefania Palma y Massimo Marini logró, con su podio en Sachsenring (Alemania), convertirse ya en un piloto consumado de enorme futuro

Marini, hincha de la Roma, luce el 10 en el carenado de su moto por Francesco Totti, mientras que Rossi es un loco aficionado del Inter de Milan

Emilio Pérez de Rozas

Los hermanos Luca Marini y Valentino Rossi celebran el tercer puesto del primero en Alemania.

Los hermanos Luca Marini y Valentino Rossi celebran el tercer puesto del primero en Alemania. / MILAGRO

Hay varias parejas de hermanos en el ‘paddock’ del Mundial de motociclismo. Algunas ya empiezan a ser históricas, no solo por sus victorias y hasta títulos mundiales, sino, también, por su carisma, como ocurre con los hermanos Aleix y Pol Espargaró y, por supuesto, con los Márquez, Alex y Marc, ambos campeones del mundo. Pero, el pasado domingo, puede que mucha gente, no tanto los auténticos aficionados a las motos que los conocen desde hace tiempo, se diese cuenta que el mito italiano Valentino Rossi tiene un hermano, por parte de madre, que, en su carrera nº 45 en el Mundial, logró subirse al podio, siendo tercero en la carrera de Moto2 detrás del surafricano Brad Binder y del mallorquín Joan Mir. Se llama Luca Marini, tiene 20 años, nació en Urbino, claro, cómo no, como el ’Doctor’, mide 1,84 metros, más que ‘Vale’ y, por fin, en Sachsenring se sacó la espina: “Antes solo era el hermano de Rossi, ahora todo el mundo ve que también soy un buen piloto”.

Si hablas con Santi Mulero, el veterano y experto técnico de Sito Pons, cuando el piloto catalán se proclamó doble campeón del mundo de 250cc con Honda, te dirá, porque ha trabajado con él en el Campeonato de España, que Luca Marini es “un muchacho encantador, un chico educadísimo, fuera de lo normal y un joven que tiene el sueño de ser campeón”. Mulero aún te dirá más: “Para mí, el tiempo que trabajé con él, fue una auténtica delicia sobre todo porque le acompañaba su madre, que es una persona más que encantadora”.

Luca Marini celebra, en Alemania, el primer podio de su vida en el Mundial. / EFE / FILIP SINGER

En efecto, Marini es hijo de Stefania Palma, la exesposa de Graziano Rossi, expiloto de motos, y padre de Valentino. Hay quien dice, con cierta razón que el primer podio logrado por Marini en el Mundial de Moto2 demuestra, muy a las claras, que el gen de la velocidad y competitividad de estos dos muchachos, Luca y Valentino, procede de Stefania, pues los dos son hijos suyos. El padre de Luca es el psicólogo italiano Massimo Marini; el de Valentino, el curioso y original Graziano. Pero, si los dos son rápidos y competitivos, son por mama Stefania, no hay duda.

El 10 por Francesco Totti

La vida de Luca y Valentino se ha convertido en común, en compartida, hace pocos años. Como el propio Marini explicó en ‘Il Corriere della Sera’, “cuando yo tenía 10 años, Valentino tenía ya 28 y, por tanto, esa gran diferencia hacía que compartiésemos muy pocas cosas”. A medida que Luca fue creciendo y cambiando de deporte (al principio jugaba a fútbol, de ahí que luzca en su moto el nº 10 de Francesco Totti, su ídolo de la Roma, mientras que Rossi es tremendamente interista), se fue acercando a la pasión de Valentino, hasta que, una vez formado, ha pasado a engrosar las filas de la academia de su hermano, la VR46, en la que pretende triunfar como piloto.

"Todos los pilotos quisieran tener la suerte que tengo yo, que soy hermano de Valentino y puedo entrenarme y aprender con él todos los días"

Luca Marini

Piloto de Moto2 del equipo VR46 Sky

“Mama”, le contaba Marini a Alessandro Pasini, en ‘Il Corriere’, “dice que ‘Vale’ es mi maestro y yo le digo que ‘Vale’ es mi hermano, con el que puedo hablar de todo, de vida y de carreras. Nos entrenamos juntos en el rancho, danos una vuelta, me da consejos técnico y, digamos, que existenciales”. Para Rossi estar junto a Luca “es motivo de satisfacción y, sobre todo, un impulso de juventud. La verdad es que cuando era niño, cuando era joven, nunca pensé que le gustaría correr en moto. Yo, a los 12 años, ya estaba sobre la ‘scooter’ y a él no lo veía entusiasmado con la idea, no”.

Marini, como Marc Márquez

Marini, que es de los que piensa que “el trabajo diario acaba teniendo su recompensa”, tiene un problema muy grave que espera solucionar, al término de la actual temporada, con una operación. A Luca se le sale el hombro izquierda incluso durmiendo, como le ocurrió recientemente. Algo parecido le ocurre a Marc Márquez, que incluso ya ha aprendido a ponérselo, él solo, en su sitio y, a veces, cuando llega al box o a la clínica móvil, ya lo tiene en su sitio. Pues bien, a Marini le ocurre lo mismo. Pese a todo, Marini se siente muy orgulloso de lo que ha logrado y, en efecto, ahora ya cree que “todo el mundo empezará a juzgarme por mis carreras y no solo por ser el hermano de ‘Vale’, de lo que me siento sumamente orgulloso, entre otras cosas porque cualquier piloto se cambiaría por mí, por estar cerca de Rossi y aprender de él”.