Ir a contenido

RESACA DEL GP DE EEUU

Dovizioso y Rossi temen que Márquez se adueñe del Mundial

Los líderes de Ducati y Yamaha creen que Honda ha dado un paso muy importante en la mejora de su moto

"Jerez y Le Mans nos darán la auténtica medida de nuestras posibilidades", señala el subcampeón 'Dovi'

Emilio Pérez de Rozas

El catalán Marc Márquez (Honda) levante, en el podio de Austin, su sexto trofeo consecutivo en el GP de las Américas.

El catalán Marc Márquez (Honda) levante, en el podio de Austin, su sexto trofeo consecutivo en el GP de las Américas. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc Márquez y su nuevaHonda RC231V empiezan a meter miedo en la parrilla de MotoGP. La manera en que el tetracampeón del mundo más joven de la historia actuó en el circuito de Losail (Doha, Catar), un trazado que nunca le han ido bien a su pilotaje ni a su moto, cruzando la meta a 67 centímetros del italiano Andrea Dovizioso (Ducati), su comportamiento, cierto, excesivamente fogoso, pero muy, muy, superior a los demás en una inestable y peligrosísima pista de Termas de Río Hondo (Argentina), donde hubiese podido ganar o llegar al podio si no se le para la moto en la parrilla y, sobre todo, la arrolladora manera con la que volvió a ganar, por sexto año consecutivo, en Austin (Texas, EEUU), hace temer lo peor a sus máximos adversarios, especialmente a los veteranos ‘Dovi’ y Valentino Rossi, que en el Gran Premio de las Américas ni siquiera pudieron pelear por una plaza del podio, visto el ritmo que Márquez imprimió a la carrera.

Márquez, muy seguro y cómodo

Márquez, que corrió con varios grados de fiebre y un fuerte resfriado la carrera de ayer (“quise gritar victoria en el interior de mi casco, pero estaba muerto y no me salía la voz de lo resfriado que estoy”), dominó a placer la carrera desde la cuarta curva, cuando superó a un inspiradísimo Andrea Iannone (Suzuki), hasta pasar bajo la bandera a cuadros mientras todo su equipo se encaramaba a la verja de su muro en señal de victoria. “Hubo un momento que llevaba seis segundos de ventaja a Maverick (Viñales) y pensé que sería bueno llegar a la barrera mítica de los 10 segundos, pero me había caído el viernes, me había caído el sábado y no quería desperdiciar esta victoria tan importante por esas cosas, así que me reprimí”.

Marc Márquez (Honda) recuerda a Nicky Hayden en la vuelta de honor del GP de las Américas. / ALEJANDRO CERESUELA

Se trata de la primera vez desde que Márquez debutó arrolladoramente en 2013, que el piloto catalán habla abiertamente de que se encuentra muy, muy, feliz sobre su nueva moto. Es más, Márquez considera que el paso adelante que ha dado la Honda, especialmente en el aspecto electrónico, le ha permitido a él e, incluso, a Cal Crutchlow, ganador en Argentina y que ayer perdió el liderato del Mundial al caerse, pelear siempre por los puestos de honor. “Estamos bien, muy bien, y creo que seremos competitivos desde el primer día en todos los circuitos, pero no podemos dormirnos porque todas las marcas han evolucionado mucho sus motos. Ahí están las Suzuki, que han logrado dos podios, con sus dos pilotos, en dos trazados distintos. Y, ya ven, en medio del silencio de siempre, ‘Dovi’ vuelve a ser líder del campeonato”.

Es evidente que todos los pilotos están ansiosos por pisar Europa y empezar a correr en los circuitos tradicionales como, por ejemplo, Jerez la próxima semana. “Ahora ya estamos en casa y todo empieza a ser más normal. A todos nos encantan los trazados europeos y era muy importante, pese a los percances que hemos sufrido, llegar a Jerez lo más cerca posible del líder del campeonato”, reconoce Márquez, que está a solo un punto de Dovizioso.

"Hubo un momento que pensé en apretar y llegar a los 10 míticos segundos de ventaja sobre Maverick, pero desistí porque ya me había caído el viernes y el sábado"

Marc Márquez

Piloto oficial del equipo Repsol-Honda

“Sabíamos que íbamos a sufrir en Argentina y Austin, pero yo no creía que tanto”, confiesa Dovizioso, que espera que las negociaciones sobre su renovación no afecten a su rendimiento. “Somos humanos y estas cosas afectan, aunque lo llevo bien”. Lo que sí afecta a las aspiraciones del subcampeón italiano “es ver que la Honda ha dado, desde luego, un paso muy importante esta temporada y puede comprobarse porque la moto es rápida con sus tres pilotos oficiales. Yamaha empieza a mejorar con respecto al año pasado Suzuki ha dado un salto tremendo. Nosotros hemos de saber en las dos próximas carreras, vitales, Jerez y Le Mans, dónde estamos y cuales son nuestras auténticas posibilidades este año”. Sus dos compañeros de marca, Jorge Lorenzo, que está desesperado, y Danilo Petrucci tuvieron, en Argentina y EEUU, tampoco atraviesen un buen momento.

La decepción de Rossi

“Me siento algo decepcionado porque pensaba que podría pelear por la tercera plaza del podio con Iannone, pero no fue así”, señaló ayer Rossi, que acabó cuarto, sin posibilidad de discutirle el ‘bronce’ a su compatriota de Suzuki. “Sabía, estaba convencido de que Márquez, especialmente Márquez, estaba un pasito por delante de todos y que Maverick (Viñales) también era algo más veloz que yo, pero sí creí que podía subirme al podio. El problema es que el calor, un poquito más alto que el sábado, hizo que mi rueda delantera no se comportase como creíamos iba a hacer y me fue imposible apretar a Iannone”. Rossi hace tiempo que confiesa que “la Honda de este año es mucho mejor que la del pasado año, desde luego”.

Carlo Pernat: "No se puede provocar a Márquez"

El italiano Carlo Pernat, uno de los descubridores de Valentino Rossi cuando era director deportivo de Aprilia, un auténtico gurú del Mundial de motociclismo y actual manager de Andrea Iannone (Suzuki), tercer clasificado del GP de las Américas, ha escrito hoy en Gpone.com que provocar a Marc Márquez es un mal negocio.

"La sanción que le impusieron pudo servir, aún más, de motivación para un piloto que, ya desde la salida, demostró ser el más fuerte de la parrilla de MotoGP". Pernat, que criticó, como casi todo el mundo, la excesiva precipitación y fogosidad del tetracampeón catalán en la carrera de Termas de Río Hondo "porque debería de haber administrado mejor su enorme potencial, muy superior al resto", considera que, en Austin (Texas, EEUU), Márquez ha demostrado "al igual que su Honda" estar en condiciones optimas de liderar muy pronto el Mundial de MotoGP. "Es, sin duda, el más fuerte".

Pernat considera en su comentario que Valentino Rossi se llevó una gran decepción en Austin, pero continúa valorando enormemente sus prestaciones. No así el papel de Ducati. "La firma italiana ha cometido un error que debería rectificar cuanto antes --señala Pernat-- y es haber puesto en marcha, con enorme sacrificio y medios humanos, dos evoluciones distintas de su 'Desmosedici' de este año, una en manos de Andrea Dovizioso y otra en manos de Jorge Lorenzo. La del español no tiene sentido, no va a ninguna parte y Ducáti debería centrarse unicamente en ofrecer una moto ganadora a Dovizioso, que es el único piloto de la marca que puede presentar batalla al poderoso Márquez".

Temas: Marc Márquez