25 nov 2020

Ir a contenido

EL CONGRESO, anulado

¿Qué pierde Barcelona con la suspensión del Mobile World Congress?

La 14ª edición del MWC 2020 suponía un impacto de más de 492 millones y más de 13.000 empleos

El Periódico

Un trabajador coloca un cartel informativo del Mobile World Congress de este año, en el recinto ferial donde se celebra el congreso.

Un trabajador coloca un cartel informativo del Mobile World Congress de este año, en el recinto ferial donde se celebra el congreso. / Reuters / Nacho Doce

La GSMA, la asociación de operadores móviles, se ha visto forzada este miércoles a anular la edición de este año del Mobile World Congress ante el cúmulo de anulaciones de compañías tecnológicas debido a la crisis del coronavirus, una decisión inédita con importantes consecuencias económicas tanto para la propia entidad como para la ciudad de Barcelona y su entorno.

1. Impacto económico y asistentes

En la presentación de la edición de este año del Mobile, la GSMA cifró en 492 millones de euros el impacto económico de esta edición del MWC sobre Barcelona y su área metropolitana, unos ingresos que en gran medida se perderán por la anulación del evento, que debía arrancar el 24 de febrero.

La cancelación también comportará que Barcelona, que acoge este evento ininterrumpidamente desde 2006, no recibirá este año a los 110.000 asistentes esperados.

El Mobile es también, de largo, la feria que más ingresos aporta a Fira de Barcelona, que el año pasado batió récord de facturación gracias a eventos como este.

2. Los hoteleros pierden la mejor semana del año

La cancelación supone también un fuerte varapalo para los hoteleros de la ciudad en temporada baja, ya que la semana del Mobile es la que más ingresos aporta en todo el año, por encima de los meses de verano.

Según cálculos del presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, en torno a un 20 % de esos 492 millones de euros eran los ingresos esperados por la hostelería, que tenía reservadas unas 28.000 habitaciones a un precio pactado con la agencia oficial del Mobile.

3. Los restaurantes

La restauración es otro de los sectores que se verá fuertemente afectado por la anulación del Mobile, ya que los congresistas suponen una importante fuente de ingresos para los restaurantes de la ciudad.

De igual manera se verá afectada GastroFira, la compañía que se encarga de la alimentación en el recinto ferial de Gran Via de L'Hospitalet, donde se debía celebrar el Mobile. En la edición del año pasado, por ejemplo, se sirvieron unos 140 toneladas de comida en cuatro días y unos 175.000 menús.

4. Las contrataciones temporales se resienten

El MWC genera anualmente unas 13.000 contrataciones temporales, un volumen de contratación que en buena parte se verá frustrado por la anulación del evento.

Aunque el personal encargado del montaje ha trabajado hasta última hora en los estands del evento, la cancelación ha frustrado contrataciones temporales de camareros, cocineros, chóferes, azafatos, limpiadores o personal de seguridad privada, entre otros perfiles.

5. El ocio, afectado por als cancelaciones

El ocio también sufrirá por la cancelación del evento, ya que las empresas suelen aprovechar los días del Mobile para organizar sus propios eventos corporativos, muchos de ellos nocturnos, en hoteles de primer nivel o en salas y discotecas de la ciudad.

6.- Taxistas y VTC

El volumen de congresistas que atrae el Mobile es también importantísimo para taxistas y empresas VTC.

Y es que cada año una legión de furgonetas negras llena la ciudad transportando de un lugar a otro a congresistas de compañías de tecnología, una imagen habitual que este año no se verá en las calles de Barcelona.

7.- El comercio de lujo, otra víctima colateral

Aunque los congresistas pasan buena parte de la jornada en las instalaciones del Mobile, también suelen aprovechar algunas horas libres para hacer compras, y el comercio de lujo es uno de los que pueden resentirse también de la cancelación del evento.

8.- Aeropuertos y vuelos privados

Un evento como el MWC aumenta sustancialmente el tráfico aéreo en el aeropuerto de Barcelona durante la última semana de febrero.

El año pasado el aeropuerto de El Prat operó un total de 351 vuelos privados durante la semana del congreso, un 95 % más que en una semana habitual del mes de febrero.

El mayor evento de tecnología del mundo también obliga a activar una operativa especial en El Prat, y el año pasado las aerolíneas realizaron unos 113 vuelos extra y ofertaron 22.000 asientos adicionales.

9.- Pérdida de visibilidad internacional

El Mobile World Congress es la feria más importante que acoge Barcelona y, al mismo tiempo, un escaparate internacional de la ciudad.

Y es que más de 100.000 congresistas visitan cada año Barcelona aprovechando la mayor feria de tecnología del mundo, un evento que se proyecta a todo el mundo a través de los más de 3.000 periodistas que cada año cubren el evento para centenares de medios de todo el planeta.

10.- Salones paralelos, también en jaque

La anulación del Mobile pone en jaque otros eventos que se celebran en paralelo al MWC y que reúnen también a miles de personas, como el 4YFN, el YoMo y un evento que une tecnología y diseño como el Xside, en colaboración con el Sónar.

El consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, reiteró en la presentación de esta edición a finales de enero que la GSMA tiene un contrato para organizar el MWC hasta el 2023 en su actual ubicación y aseguró que desde la organización "no han pensado realmente qué pasará después", pero que los asistentes al congreso están muy contentos de acudir a Barcelona.