Ir a contenido

Colabora:

TRIBUNA

Hacia la sobiranía energética

Eloi Badia Casas

Transitar hacia la soberanía energética es un objetivo claro de la AMB pero el modelo actual es ineficiente, y perjudica el medio ambiente y la salud de las personas. Está basado en combustibles fósiles, crea una fuerte dependencia del exterior, y las emisiones contaminantes se han convertido en un problema.

Además, la generación de electricidad está centralizada, dentro de un modelo que prioriza los intereses de las compañías por encima del interés general. 

Desde el AMB y los ayuntamientos metropolitanos no nos conformamos con eso, e impulsamos un modelo basado en las energías renovables, el ahorro, la eficiencia, la gestión de la demanda y el fomento de la generación de proximidad, que ponga al centro a la ciudadanía y asegure el acceso de la población a la energía. 

Así, estamos consolidando un instrumento que nos permitirá avanzar en la transición energética, gestionado desde la vertiente pública y sin perseguir los beneficios económicos sino el beneficio común. Porque BE no es sólo un instrumento para la compra y suministro de energía, sino que nos permitirá avanzar en la producción de energías renovables y la promoción del autoconsumo, combatir la pobreza energética, recuperar el sector económico de las renovables, el empoderamiento de la ciudadanía y dejar de depender del oligopolio eléctrico.

La comercializadora pública de electricidad renovable más grande del Estado no sólo abastecerá el AMB y el ayuntamiento de Barcelona sino que también a la ciudadanía.

Eloi Badia, vicepresidente del área de Medioambiente del AMB