Salvamento en el Reino Unido

Rescatada una ballena varada en el río Támesis

  • Esta variedad de rorcual, que puede llegar a pesar 10 toneladas, estuvo durante más de cuatro horas encallada en el principal río de Londres

Los rescatadores remojan a la ballena con una manguera

Los rescatadores remojan a la ballena con una manguera / David Korsaks

Se lee en minutos
Antonio Porras

Centenares de curiosos se asomaron ayer a la orilla del río Támesis, el principal río británico, ante la aparición de una cría de ballena Minke varada en una de las gradas de hormigón para botes, al suroeste de Londres.

De entre 4 y 6 metros, el animal se habría desorientado hasta terminar encallado en una esclusa, lugar del que ha tenido que ser rescatada en una operación que ha durado más de cuatro horas. Ahora, está a la espera de una evaluación médica antes de ser devuelta al mar.

Estaba muy asustada

Durante el rescate, llevado a cabo por la Autoridad del Puerto de Londres junto a la Royal National Lifeboat Institution y el cuerpo de bomberos londinense, la ballena ha mostrado "comportamientos preocupantes" y se ha mostrado muy asustada.

Finalmente, tras varias horas, el equipo ha logrado sacarla y trasladarla a un lugar más profundo del Támesis, donde ha escapado y se ha alejado nadando, según ha explicado ha explicado un portavoz de la RNLI.

A la espera de evalución

Ahora, a pesar de que la ballena recibió un primer chequeo por parte del veterinario en la escena, el estado del animal preocupa a los expertos, que temen que no esté preparada para regresar al mar.

"No sabría como alimentarse.", ha aclarado Liz Sandeman, cofundadora de Marine Connection, "Lo aprenden todo de la madre: como navegar, como cazar... Es una ballena muy joven", ha concluido. Por este motivo, se espera que el cetáceo reciba otro análisis médico para evaluar si debe ser devuelto al mar.

Avistamiento poco común

La operación para liberar al rorcual, que puede llegar a medir hasta 8 metros, inició cerca de las 19 horas este jueves y concentró a centenares de curiosos que aplaudieron a los voluntarios cuando se efectuó el rescate.

Noticias relacionadas

Según un comunicado emitido por el comandante del cuerpo de bombero, que activó tres camiones de bomberos, dos unidades de rescate y un bote para tratar de liberar al animal, este se trata de un incidente "muy raro e inusual".

El Támesis ha sido escenario de raros avistamientos de cetáceos en otras ocasiones, como en 2018, cuando se encontró a una ballena beluga cerca de la localidad de Gravesend, a unos 40 kilómetros de la capital británica, o en 2006, cuando una ballena murió después de remontar el río hasta Londres. En el 2019, las desgarradoras imágenes de la evacuación del cadáver de la ballena 'Hessy, el jorobado', hallada muerta en el mismo río, dieron la vuelta al mundo.