06 abr 2020

Ir a contenido

CRISIS CLIMÁTICA

El Gobierno reformará la ley de Costas para afrontar el impacto de los temporales

La vicepresidenta Ribera podría revertir parte de los cambios introducidos por el PP en el 2013

La norma de Arias Cañete indultó miles de contrucciones ahora alcanzadas por los temporales

Manuel Vilaseró

Destrozos en el paseo maritimo de la localidad valenciana de Bellreguard tras el paso de la borrasca  Gloria.

Destrozos en el paseo maritimo de la localidad valenciana de Bellreguard tras el paso de la borrasca  Gloria. / MIGUEL LORENZO

El Gobierno reformará la ley y el reglamento de Costas para adaptar el litoral a los temporales y la subida del nivel del mar causados por la crisis climática. Así lo ha avanzado este miércoles la vicepresidenta para la Transición Ecológica en el Congreso, Teresa Ribera, donde ha dado a entender que podría revertirse, como mínimo, parte de la reforma  llevada a cabo por el PP en el 2013 que indultó a miles de construcciones situadas en primera línea de mar y que ahora se ven afectadas cada vez que tiene lugar un temporal.

La ley de Costas establece los límites del dominio público marítimo-terrestre a partir del cual están prohibidos determinados usos. Cada vez que se revisa afecta a una enorme cantidad de propiedades. La primera versión de la ley, aprobada por un Gobierno socialista en 1985, determinó el derribo de miles de instalaciones, como los antiguos ‘chiringuitos’ de la Barceloneta.

Liberación de espacio

La ministra, que ha comparecido en la comisión de Transición Ecológica para dar cuenta de sus planes para la legislatura, ha elogiado esta norma original y ha criticado, tanto la reforma del 2013 ("Fue una enorme irresponsabilidad", ha dicho), como "la aplicación con cierta dejadez" de la vigente. Frente a la idea de restaurar el litoral dañado cada vez que se produce un temporal, Ribera cree que hay que apostar por "una liberación del espacio que de soluciones estables, con un esponjamiento de la costa". 

En este sentido, ha elogiado la propuesta del alcalde de Onteniente, partidario de revolver al mar lo que es suyo, renunciado a un paseo marítimo que a menudo se llevan por delante las olas. Algunas playas y paseos marítimos han tenido que ser restaurados tres veces en solo un año. 

No ha dado ningún plazo para la reforma legal, pero la ha integrado dentro de una estrategia de protección del litoral que estará lista "antes de que acabe el año".

La borrasca 'Gloria'

El episodio que parece haber decidido a Ribera tocar una ley tan sensible ha sido el de la borrasca 'Gloria'. Un temporal que ha calificado de "duro" pero que ha sido el séptimo de la temporada, frente a una media anual de entre 2 y 4 episodios de esta naturaleza. "Nuestra impresión es que no es un evento aislado", ha admitido la ministra, que avisa de que este fenómeno se producirá cada vez con más intensidad y frecuencia.

De hecho, ha subrayado que entre el 20 y el 23 de enero 'Gloria' desplegó su "máxima virulencia" y dejó "récords de todo tipo", de cantidad de nieve, de altura de ola, de precipitación máxima en 24 horas, de número de rayos y el mar se adentró hasta 3 kilómetros metros en el Delta del Ebro.

Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, denunció tras el devastador paso de la  borrasca que  "núcleos costeros indultados con la ley de Costas sufren de forma reiterada la invasión del mar".