Ir a contenido

ACUERDO AMBIENTAL

Madrid, París, México y Atenas vetarán los coches diésel a partir del 2025

Los alcaldes de las cuatro capitales oficializan su lucha contra la contaminación del aire

El Ayuntamiento de Barcelona se muestra a favor de la limitación, pero espere lograr un gran acuerdo

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

Madrid, en un día de alta contaminación, en el 2015.

Madrid, en un día de alta contaminación, en el 2015. / AGUSTIN CATALAN

Tomando la delantera en materia ambiental y sin esperar a acuerdos más globales, las ciudades de Madrid, París, México y Atenas han decidido prohibir a partir del año 2025 la circulación de los vehículos con motores diésel, uno de los principales causantes de la contaminación urbana por sus emisiones de óxidos de nitrógeno, así como impulsar diversas medidas para reducir también las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases responsables del cambio climático.

El acuerdo institucional, anunciado por los alcaldes de las cuatro capitales -Manuela Carmena, Anne Hidalgo, Miguel Ángel Mancera y Yorgos Kaminis-, se ha suscrito durante la celebración en la capital de mexicana de la 11a cumbre del C40 o Grupo de Liderazgo Climático, una asociación de grandes ciudades creada en el año 2005 y constituida actualmente por 85 miembros.

El mercado se resiente

Las anunciadas medidas contra el motores diésel, aunque sean a largo plazo, y el impacto negativo del 'dieselgate' del grupo Volkswagen parecen haber tenido un impacto en los mercados. Así, por ejemplo, los coches de gasóleo vendidos este año en España representan el 56% del total, la cuota de más baja desde el 2001 (el tope se alcanzó en el 2010 con un 70%). Por aquel entonces, las administraciones europeas incentivaban el uso de los vehículos de gasóleo por su menor contribución a las emisiones de CO2. En Japón y Estados Unidos, en cambio, los diésel siempre han tenido un peso testimonial.

El gobierno municipal de Barcelona, que recientemente anunció un ambicioso paquete de medidas para rebajar la contaminación de la ciudad, se muestra partidaria de seguir en la misma senda que las cuatro capitales, aunque reconoce su deseo de lograr un pacto de todos los partidos.

"Queremos debatir de forma conjunta con los grupos y queremos que las medidas sean compartidas por toda la gente -explican fuentes del ayuntamiento barcelonés-. El actual gobierno ha hecho una apuesta por el clima y eso es indiscutible". A partir del 2020, por ejemplo, los coches más viejos -todavía no se ha precisado su antigüedad, pero posiblemente serán los que no dispongan de la etiqueta ambiental de la DGT- no podrán circular por el espacio comprendido entre las rondas. 

ANTE EL ESCEPTICISMO DE LOS JEFES DE ESTADO...

"Ante el escepticismo mostrado por algunos jefes de Estado y la cobardía que paraliza a los demás, respondemos con la acción y siguiendo un método único que va a derribar muros y construir puentes", ha dicho la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en su primer discurso tras ser elegida presidenta del C40.

Meses atrás, Madrid y especialmente París ya anunciaron su intención de eliminar los diésel en el 2020, cinco años antes, pero ahora el acuerdo se ha suscrito en un marco internacional. Una medida similar a la presentada en México, también con el horizonte del 2025, es la que prepara Holanda para todo el país. En Alemania, el ejecutivo anunció recientemente su deseo de que a partir del año que viene los coches diésel de más de dos años, anteriores al 'dieselgate', no entren en los núcleos urbanos, incluidos los vecinos. En Londres, el nuevo alcalde, Sadiq Aman Kahn, quiere aumentar el coste del peaje que pagan los diésel para acceder al centro de la ciudad. Y en Noruega, quizá el caso más extremo, y más tratándose de un país exportador de petróleo, el Gobierno quiere prohibir las ventas de todos los coches propulsados con motores diésel y también de gasolina a partir del 2025.

Los firmantes piden a la industria un esfuerzo para conseguir coches menos contaminantes

"La contaminación del aire exterior es responsable de la muerte anual de tres millones de personas", proclaman los alcaldes en el acuerdo de México, citando las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Pensemos en el futuro de nuestros niños, nuestros padres, nuestros vecinos", añaden. Las ciudades son, además, responsables de un tercio de las emisiones de CO2 a través del transporte, las infraestructuras o el sector doméstico.

"Los representantes municipales -subrayó durante el encuentro Hidalgo- nos hemos desmarcado para ratificar que el cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos". "Hoy alzamos la voz -añadió la alcaldesa- para anunciar que no seguiremos tolerando la contaminación atmosférica y los problemas de salud y muertes que provoca, especialmente entre nuestros ciudadanos más vulnerables. Los grandes problemas requieren grandes acciones para hacerles frente".

INCENTIVOS PARA LA TRANSICIÓN

Los alcaldes también han anunciado que incentivarán "financieramente", sin especificar más, la sustitución de los vehículos más contaminantes por eléctricos, de hidrógeno e híbridos. "Pedimos a los productores de coches, de camiones y de autobuses que se unan a nosotros para el desarrollo de vehículos más limpios", añaden.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.