Ir a contenido

Plan de mandato 2019-2023

Urbanismo, movilidad, seguridad, sostenibilidad y vivienda, los grandes retos que afrontará Mataró los próximos cuatro años

El Gobierno municipal presenta la propuesta de Plan de mandato 2019-2023, una hoja de ruta que recoge 31 prioridades y más de un centenar de compromisos y acciones con una invesrión de 91,5 millones de euros "al servicio de la transformación de la ciudad"

Entre los proyectos estratégicos destacan el Plan de Impulso al Centre, el Plan de vivienda, el Plan de polígonos y el Plan de movilidad; la transformación de la N-II; el Anillo ciclista; la instalación de cámaras de videovigilancia; y la red semafórica

A.R.

El primer teniente de alcalde y concejal de Administración y Buen Gobierno, el socialista Juan Carlos Jerez, el alcalde del PSC, David Bote, y el segundo teniente de alcalde, Sergi Morales, presentando la propuesta de Plan de mandato 2019-2023.

El primer teniente de alcalde y concejal de Administración y Buen Gobierno, el socialista Juan Carlos Jerez, el alcalde del PSC, David Bote, y el segundo teniente de alcalde, Sergi Morales, presentando la propuesta de Plan de mandato 2019-2023. / ayuntamiento de mataró

El alcalde del PSC, David Bote, y el segundo teniente de alcalde, Sergi Morales - del grupo municipal ECPM-ECG -, acompañados del primer teniente de alcalde y concejal de Administración y Buen Gobierno, el socialista Juan Carlos Jerez, han presentado la propuesta de Plan de mandato 2019-2023 del Gobierno de Mataró y un Plan de inversiones de 91,5 millones de euros para los próximos cuatro años.

Según el consistorio, “el Plan de mandato es la hoja de ruta para conseguir una ciudad más próspera, sostenible, inclusiva, limpia y segura”. Una forma de saber “por dónde irán los tiros” estos próximos cuatro años, y toda una declaración de intenciones del gobierno de Mataró ya que, la nueva estrategia municipal recoge, ni más ni menos, que 31 prioridades, desarrolladas en 116 compromisos, que se intentarán plasmar (algunas de ellas ya se están llevando a cabo) en 173 acciones concretas. 

Plan de mandato 2019-2023 es una hoja de ruta que recoge 31 prioridades y más de un centenar de compromisos y acciones

El Plan de Impulso al barrio del Centre; la transformación de la N-11; la apuesta por la mejora del espacio público, la accesibilidad, el asfaltado y la iluminación; el cambio de modelo energético a uno más sostenible y ecológico; o la ampliación del parque de vivienda asequible son sólo algunos de los ejemplos “estrella” que parte del equipo de gobierno ha comentado el mediodía de este martes, 11 de diciembre.

Las inversiones

Pero lo primero es lo primero: hablemos de dinero. El Plan de mandato también se ha presentado acompañado del Plan de inversiones 2020-2023, que suma la friolera de 91,5 millones de euros “al servicio de la transformación de Mataró”. 69 de estos millones los aporta el propio Ayuntamiento, y el resto, otras entidades, entre ellas, la Diputación de Barcelona y la Unión Europea. 

En definitiva, la previsión es que el Ayuntamiento, Aguas de Mataró y PUMSA destinen una inversión de 91,5 millones de euros en los próximos cuatro años; y seguir la dirección del dinero es una buena forma de saber hacia dónde apunta la futura ciudad de Mataró.

Por orden de mayor a menor gasto tenemos que el grueso de las actuaciones previstas (en el Plan de mandato) se destinará a poner los equipamientos y espacios públicos de la ciudad al día, con 37 millones; le siguen el urbanismo con 15,6 millones; la movilidad y la seguridad, 7,9 millones; la sostenibilidad energética, con 7,2 millones; la promoción económica, con 5,7 millones; la limpieza y recogida de residuos, con 5,6 millones; la vivienda, con 5,6 millones; la ‘Ciudad inteligente’ y el Gobierno abierto, con 3,4 millones; y los presupuestos participativos, con 3 millones.

Una visión estratégica

La propuesta de Plan de mandato 2019-2023 se establece a partir de las 31 prioridades definidas por el gobierno municipal, de las que dependen 116 compromisos y 173 acciones, estructuradas en tres grandes ámbitos: estrategia y buena gobernanza, calidad urbana y bienestar de la ciudadanía, y desarrollo urbano y económico.

El grueso de actuaciones previstas se destinará a poner los equipamientos y espacios públicos de la ciudad al día con una inversión de 37 millones

Dentro del primer bloque - el de la estrategia y la buena gobernanza - se enmarcan prioridades como tener una visión estratégica de Mataró (valga la redundancia) con el horizonte puesto en el 2030, y garantizar el buen gobierno; una cartera de servicios adaptada a las necesidades y que asegure la calidad y la sostenibilidad de la ciudad; o la transformación de la Administración, entre otros. 

Estas prioridades se traducen en compromisos como desarrollar los proyectos del Plan Estratégico Mataró 2022 y la estrategia europea 2030; mejorar la atención ciudadana o reclamar la deuda pendiente a la Generalitat. 

Algunas de las acciones planteadas para cumplir estos compromisos son implementar la Agenda Urbana y la Agenda 2030 (ODS) en Mataró; aprobar el Plan de ciudad inteligente; impulsar el sector de Balançó y Boter y el desarrollo del sector Iveco-Pegaso; elaborar un nuevo Código ético y un Plan de buena gobernanza, constituir el Comité de ética; o definir el Pacto fiscal y aplicar el Plan de racionalización, entre otros.

Mejorar la calidad de vida

En el segundo bloque de calidad urbana y bienestar de la ciudadanía dependen prioridades como la apuesta por la transición energética y la movilidad sostenible; poner los espacios públicos y los equipamientos al día; conseguir una ciudad más limpia, más segura, más cívica, inclusiva, cohesionada y diversa; garantizar la calidad de vida de personas en situación de vulnerabilidad y la igualdad de oportunidades para el derecho a la vivienda. 

Algunos compromisos de este ámbito son el cambio de modelo energético; la mejora de los espacios públicos; más recursos a la limpieza y recogida de residuos; reclamar a la Generalitat más Mossos y los equipamientos sanitarios pendientes; ampliar el parque de vivienda asequible; continuar invirtiendo en equipamientos educativos; y luchar contra las discriminaciones por razón de sexo, origen, etc. 

Algunos de los compromisos del Plan de mandato serán reclamar a la Generalitat más Mossos y los equipamientos sanitarios pendientes y ampliar el parque de vivienda asequible

Entre las acciones previstas para ello hay, por ejemplo, crear la Oficina de transición energética; los nuevos contratos de Mataró Bus y de limpieza y recogida de residuos; desarrollar la Anilla verde; aprobar definitivamente y desarrollar el Plan de movilidad; ejecutar el Plan de mantenimiento de equipamientos públicos, el Plan local de seguridad y la instalación de cámaras de videovigilancia; implementar los proyectos europeos ‘Yes we rent’ y Gavius; elaborar el proyecto ejecutivo de la nueva biblioteca de Molins y potenciar los deportes náuticos, entre muchas otras.

Fomento del desarrollo económico

Finalmente, algunas de las prioridades del tercer bloque del desarrollo urbano y económico son promover el comercio de proximidad y el equilibrio de las zonas comerciales; generar economía productiva que genere puestos de trabajo estables y de calidad; fomentar la industria y el emprendimiento, y hacer de Mataró una ciudad más atractiva para las inversiones. 

Algunos de los compromisos en que se traducen estas prioridades son revisar las políticas urbanísticas, impulsar proyectos del frente marítimo, reactivar el Centre y el Puerto, o revisar y potenciar el Consejo Económico y Social de Mataró (CESM). 

Entre las acciones previstas destaca estudiar y revisar, si es necesario, el Plan General; ejecutar el Plan de Impulso al Centre; ejecutar la primera fase de la transformación de la N-II; reorientar el ámbito comercial del Puerto; elaborar el proyecto ejecutivo del nuevo paso en el Puerto; revisar el Pacto por el empleo y el desarrollo económico; definir un plan de captación de empresas o impulsar un plan de crecimiento y consolidación de la economía social y solidaria, entre otros.

Acciones concretas y la priorización del Centre

Pero, ¿cuáles son los proyectos más destacados que prevé el gobierno de Mataró con su Plan de Mandato? En primer lugar, el desarrollo de diversos planes como el Plan de Impulso al Centre (PIC), el Plan de vivienda, el Plan de polígonos y el Plan de movilidad. De todos ellos, la pacificación del barrio del Centre de la ciudad ha sido de las actuaciones más destacadas de la reunión. 

Se trata de conseguir un paisaje más amable, sostenible y limpio, sin vehículos aparcados, donde el arbolado gane presencia y apetezca pasear para disfrutar de la ciudad y de su identidad. Para conseguir esta pacificación del centro histórico y de sus entornos, se propone una nueva movilidad basada en anillos de restricción de tráfico: un primer anillo en el casco antiguo que sería sólo para peatones con paso exclusivo a vecinos y servicios; y un segundo anillo a los entornos inmediatos del centro histórico donde se propone la progresiva conversión a calles con prioridad invertida y la construcción de nuevos aparcamientos subterráneos en el ámbito de las rondas.

El Plan de Impulso al Centre quiere lograr un paisaje más amable, sostenible y limpio, sin vehículos aparcados, donde el arbolado gane presencia

Asimismo, otras de las actuaciones destacadas son la transformación de la N-II; la construcción del nuevo Centro de Acogida de Animales; el Anillo ciclista; la instalación de cámaras de videovigilancia y de la red semafórica inteligente; el nuevo Casal de Joves La Llàntia y el Espai Mataró; y la finalización de la pista polideportiva de Cerdanyola y la rehabilitación del Cafè Nou.

Finalmente, y también en referencia al tema histórico de la N-II, el alcalde David Bote ha querido destacar una serie de proyectos estratégicos para la ciudad de Mataró que, sin embargo, necesitan de la colaboración de terceros, como son la nueva estación de tren y el frente marítimo, que dependen, respectivamente, del Estado, ADIF y RENFE; el Plan estratégico del Port de Mataró, cuya responsabilidad recae en el Consorci Port Mataró; el Parque de Economía Circular, del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos del Maresme; y el Institut Cinc Sènies y el nuevo centro de Formación Profesional, y la ampliación del Hospital de Mataró, que dependen de la Generalitat.

Un esfuerzo conjunto

La propuesta de Plan de mandato 2019-2023 nace del pacto de Gobierno "Un futuro para Mataró", firmado el 15 de junio entre el PSC-CP y ECPM-ECG. “Es un documento que no deja lugar a la improvisación y, con este nivel de detalle, también es una herramienta para la transparencia y la rendición de cuentas a la ciudadanía”, aclara el segundo teniente de alcalde, Sergi Morales.

El documento se ha elaborado teniendo en cuenta el escenario presupuestario 2020-2023, marcado por el déficit en la previsión de ingresos como el ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) o la PIE (Participación en los Impuestos de el Estado); por la modificación de contratos para mejorar servicios (Mataró Bus, limpieza de edificios, limpieza y recogida de basura, entre otros); por el incremento del gasto de personal del Ayuntamiento (un aumento anual de más de 2 millones); por el incremento de las partidas de seguridad; por políticas de vivienda; por la inversión para poner la ciudad al día (asfaltado, aceras, alumbrado, arbolado, etc.), y por la necesidad de garantizar el gasto en políticas sociales. 

Ante este aumento de necesidades, y para garantizar el equilibrio presupuestario, el Ayuntamiento se ha propuesto actuaciones para aumentar los ingresos (revisión de los tipos impositivos en las ordenanzas fiscales) y reducir el gasto municipal contemplado en la elaboración y aplicación de un Plan de racionalización para disminuirlo en 2 millones de euros. En otras palabras, según el alcalde David Bote: “El Plan de mandato es ambicioso, pero está sometido a un marco presupuestario duro; por este motivo pedimos un esfuerzo conjunto entre la ciudadanía y la administración”.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA