Ir a contenido

DISOLUCIÓN DE PXC

PxC buscará resurgir a través de Vox en los cuatro puntales metropolitanos donde ya tuvo representación

El partido ultraderechista se transformará en fundación y sus cargos pasarán a la formación de Santiago Abascal "a nivel personal"

En 2011, PxC ya obtuvo representación en el Hospitalet, Mataró, Santa Coloma y Sant Boi, municipios con altos niveles de población migrante

Anna Rocasalva

Plataforma per Catalunya (PxC) en su ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova en 2017.

Plataforma per Catalunya (PxC) en su ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova en 2017.

Plataforma per Catalunya (PxC) cesa su actividad política y su Consejo Ejecutivo se une a Vox. Así de claro lo ha dejado el partido ultraderechista, creado por Josep Anglada hace ya 17 años, en un comunicado en el que explica que informará de la disolución a todos sus afiliados en su próximo congreso nacional este sábado 16 de febrero. 

De esta forma, PxC podría intentar resurgir en los cuatro puntales metropolitanos donde en 2011 ya obtuvo representación, es decir, en el Hospitalet de Llobregat, Mataró, Santa Coloma de Gramenet y Sant Boi de Llobregat.

En el informe, el Consejo Ejecutivo de la formación antiinmigración explica que el motivo de la suspensión de la actividad política es que “ahora existen nuevas herramientas más adecuadas para defender y promover nuestras ideas de defensa de la unidad de España, la libertad, así como la identidad de nuestro pueblo frente a cuestiones como la inmigración ilegal”. 

Se refieren, concretamente, al partido Vox, liderado por el ultraderechista Santiago Abascal. Por este motivo, la formación catalana ya ha anunciado que, a nivel personal, la mayoría de los miembros del Consejo Ejecutivo de PxC, así como cargos intermedios y muchos afiliados han tomado la decisión de afiliarse a Vox “y contribuir con su esfuerzo a su crecimiento en Catalunya”. Un hecho bastante positivo para la formación de Abascal ya que en Catalunya la estructura de su partido se encuentra aún en una fase embrionaria. Y es que, como afirman las propias fuentes del partido a EL PERIÓDICO “la única consigna de Vox para con Catalunya es aumentar la afiliación y crear coordinadores de zona pero aún es muy pronto para hablar de cargos o listas electorales”.

Una decisión personal

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal de PxC en el Ayuntamiento de Mataró y Secretaria General del partido, Mònica Lora ya ha avanzado de que se pone a total disposición de Vox “para participar en la actividad política de la forma que ellos consideren oportuna”. Y es que, según la Secretaria General, “el ideario de Vox y el de Plataforma es prácticamente el mismo, lo único que varía es el ámbito, uno es a nivel nacional y el otro, a nivel catalán”. 

Sin embargo, Lora recalca que PxC concede a sus afiliados y simpatizantes “la libertad para tomar, individualmente, la decisión personal que consideren más oportuna”.

El congreso nacional tendrá lugar este próximo sábado 16 de febrero, cuando se planteará la propuesta de la creación de una comisión gestora para dar cobertura a los concejales de Plataforma per Catalunya hasta el fin de mandato, así como para cerrar todos los temas jurídicos o administrativos pendientes, y crear paralelamente una Fundación, o asociación civil, “para preservar el patrimonio, marcas, historia y legado político y cultural”;  y formalizar la extinción de la militancia.

Pinchazo electoral

En el año 2011, PxC obtuvo sus mejores resultados en las elecciones municipales con 67 concejales en 39 ayuntamientos y 8 consejeros comarcales en 7 consells comarcals.

El ascenso de la formación fue notable, entrando por primera vez en el cinturón barcelonés, logrando dos concejales en Hospitalet, y tres en los municipios de Santa Coloma de Gramanet, Sant Boi y Mataró. También logró entrar en la provincia de Lérida, con un concejal en Tárrega y Mollerusa, mientras que en la provincia de Tarragona obtuvo un concejal en Amposta y otro en Tortosa. En la provincia de Gerona, en la población de Salt, un municipio que ha tenido serios precedentes de tensión entre la población inmigrante y local, también consiguió tres concejales, mientras que en Olot aumentó uno más, logrando un total de dos, y por primera vez logró entrar en Ripoll.

Sin embargo, en las elecciones municipales de 2015, tras la expulsión de Josep Anglada como presidente por parte del Consejo Ejecutivo del partido por deficiencias en la gestión; Plataforma se desplomó pasando de 67 a tan sólo 8 regidores. Estos se encuentran repartidos entre El Vendrell, donde hace cuatro años logró ser tercera fuerza con tres concejales, dos menos que en el 2011; y Salt, donde mantuvo dos de los tres ediles que ya tenía en el Consistorio. Los tres regidores restantes los logró en Amposta, Mataró y Sant Miquel de Fluvià (Alt Empordà).

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Vox