Ir a contenido

CONSECUENCIAS DEL 1-O

CiU Mataró sale del gobierno de Mataró y plantea una moción de censura contra el alcalde socialista

La actitud mantenida por David Bote después de los acontecimientos del domingo ha sido la gota que ha colmado el vaso según Joaquim Fernàndez

Para prosperar, la moción de censura necesitaría del apoyo de Esquerra, CUP, ICV-EUiA y VoleMataró

Joan Salicrú

En el centro el jefe del grupo municipal de CiU en Mataró, Joaquim Fernàndez, en el momento de anunciar la salida del gobierno. En primera fila los concejales Josep Maria Font, Núria Calpe, Isa Martínez y Dolors Guillén. 

En el centro el jefe del grupo municipal de CiU en Mataró, Joaquim Fernàndez, en el momento de anunciar la salida del gobierno. En primera fila los concejales Josep Maria Font, Núria Calpe, Isa Martínez y Dolors Guillén.  / JOAN SALICRÚ

Punto y aparte en la política local de Mataró. El grupo municipal de CiU, a través de su presidente Joaquim Fernàndez, ha anunciado este mediodía su salida del gobierno municipal a raíz de la actitud mantenida por el alcalde de Mataró, David Bote, en los últimos acontecimientos sucedidos a nivel nacional.

Pero no solamente esto. Fernàndez, hasta ahora primer teniente de alcalde, ha explicado también que su grupo ha empezado ya las reuniones con varios grupos de la oposición –Esquerra, CUP, VoleMataró, ICV-EUiA y con la concejala no adscrita Ana María Caballero- para explorar las posibilidades de una moción de censura contra David Bote, que cuenta con solo seis ediles en el pleno municipal. 

Fernàndez no ha especificado si necesariamente tendría que ser quien encabezara esta moción de censura, que a mediados de septiembre Esquerra Republicana ya rehusó, pero fuentes de CiU confirman que "todo puede ponerse encima de la mesa".

“Los últimos acontecimientos, que el alcalde Bote no ha llegado ni a condenar, su paseo por varias televisiones insistiendo una y otra vez en el tema y las actuaciones de la Policía Local durante los días previos al referéndum son motivos suficientes para poner fin al pacto”, ha subrayado Joaquim Fernàndez, el cual ha recordado también la ausencia de David Bote este lunes en la convocatoria delante del Ayuntamiento contra la violencia del día anterior por encontrarse en la ejecutiva del PSC.

Fernàndez ha sido muy contundente contra quien ha sido su socio de gobierno: "Nos hemos encontrado con una alcalde que no sólo no ha podido, sino que no ha sabido o no ha querido consensuar un posicionamiento sensato, sino que se ha significado como uno de los alcaldes más visibles en esta cruzada anti-referéndum.

De hecho, las tensiones en el seno del gobierno municipal se incrementaron a principios de año cuando en una entrevista el alcalde anunció que en ningún caso cediría locales del Ayuntamiento para que se pudiera hacer la votación promovida por la Generalitat.

Anuncio horas antes de la asamblea local

La noticia llega ocho horas antes de la celebración de una asamblea extraordinaria del PDEcat a nivel local, la dirección del cual quince días atrás pidió a los concejales del grupo de CiU que se marcharan del gobierno municipal, como finalmente ha sucedido. Esta convocatoria debía precisamente tomar una decisión –en forma de votación entre los militantes- sobre esta cuestión.

Hasta el momento CiU gobernaba las áreas de Cultura y Participació (Joaquim Fernàndez), Promoción Económica y Tecnocampus (Dolors Guillén), Josep Maria Font (Deportes), Núria Calpe (Urbanismo) y Isabel Martínez (Bienestar Social).

Aunque el acuerdo de gobierno firmado en junio de 2015 ya preveía la posibilidad que los dos socios tuvieran planteamientos distintos en el ámbito nacional catalán, el nivel de disenso entre las dos formaciones así como la fuerte presión que el mundo soberanista ha ejercido sobre los concejales de la antigua Convergencia han terminado con el pacto de gobierno.    

PSC: "Es un error que busca excluir los no independentistas"

Dos horas después del anuncio, el primer secretario del PSC de Mataró, Juan Carlos Jerez, y la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Núria Moreno, han comparecido para valorar la decisión de sus ya exsocios.

Jerez ha tachado de "error" la estrategia del grupo municipal de CiU y lo ha acusado de marcharse del gobierno con la voluntad de "excluir de la vida institucional los que no son independentistas", reprochándole así que en un momento en que se reclaman "puentes y diálogo" opte por "el enfrentamiento". 

El grupo del PSC no ha querido valorar las posibilidades de que prospere la moción de censura y asegura que a partir de este viernes intentarán "gobernar solos", con sólo seis de los 27 concejales del pleno municipal. 

El grupo socialista descarta, de entrada, buscar un nuevo socio para dar mayor estabilidad al gobierno municipal pero mantiene la puerta abierta para continuar pactando de manera unánime los grandes proyectos de ciudad. Y, en todo caso, ha explicado que va accentuar "a la izquierda" sus políticas de gobierno, ahora que ya no deben pactarlas con CiU.

El alcalde David Bote comparecerá mañana viernes para anunciar la reorganización de su gobierno.

Más noticias de Mataró en la edición local de Mataró de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA