Ir a contenido

Movimientos políticos en Mataró ante el 1-O

Esquerra Mataró descarta plantear una moción de censura al alcalde David Bote por "inviable"

Las formaciones soberanistas habían tanteado el terreno de cara a presentar una moción de censura en la capital del Maresme

Joan Salicrú

Imagen del inicio de la campaña a favor del Sí en el referéndum del 1-O en la Plaça Santa Anna de Mataró, donde coincidieron los máximos representantes locales de Esquerra, CUP y PDEcat.

Imagen del inicio de la campaña a favor del Sí en el referéndum del 1-O en la Plaça Santa Anna de Mataró, donde coincidieron los máximos representantes locales de Esquerra, CUP y PDEcat. / TWITTER

El enojo del mundo soberanista en Mataró en contra del alcalde David Bote, del PSC, es extremadamente alto a raíz de su postura de no colaborar en la celebración del referéndum del 1-O y hacerlo de forma tajante, sin lugar a dudas.

No en vano, Mataró es uno de las grandes localidades catalanas, junto a Santa Coloma y L’Hospitalet, donde los socialistas han mostrado una posición más dura en contra del referéndum.  

De hecho, David Bote entregó este miércoles a todos los grupos municipales durante una Junta de Portavoces un informe jurídico elaborado por el secretario del Ayuntamiento, Manuel Monfort, que determinar que el consistorio no pude colaborar en la organizacón del referéndum. En el texto se esplicita: "Las autoridades locales deben abstenerse de participar en cualquier iniciativa o actividad relacionada con el referéndum con advertencia de incurrir en caso penal en caso de incumplimiento".

El alcalde de Mataró ya avanzó que actuaría de esta manera a principios de año, pero algunos líderes de opinión del mundo soberanista confiaban en que el alcalde de la capital del Maresme daría su brazo a torcer o buscaría un plan B –al estilo de Ada Colau en Barcelona o de Jordi Ballart en Terrassa- para posibilitar la votación.

Tanteos dentro del mundo soberanista

Este ambiento hizo que, entre las formaciones soberanistas –CUP, Esquerra y PDEcat-, se especulara con la posibilidad de plantear una moción de censura –aunque no contara con los votos suficientes- para evidenciar la “soledad política” del alcalde socialista. El candidato debería haber sido el presidente del grupo municipal de Esquerra, Francesc Teixidó, que habría sumado como mínimo el apoyo de CiU –cinco concejales- y la CUP –con dos-.

Esta posibilidad, según ha podido saber EL PERIÓDICO, llegó a plantearse en la última asamblea local de Esquerra Republicana, que por unanimidad decidió no ir más allá y dejar enfriar la cuestión.

“En estos momentos consideramos que no tiene ningún sentido plantear una moción de censura si no tenemos los votos necesarios para ganarla y por otro lado no podemos desviarnos ni un milímetro de nuestro objetivo principal, que no es otro que poder votar el 1 de octubre”, explica Francesc Teixidó, cortando de raíz cualquier especulación.

En las elecciones municipales de 2015 el PSC fue la primera fuerza con seis escaños, CiU sacó cinco, Esquerra Republicana cuatro, Ciutadans y VoleMataró tres, la CUP y el Partido Popular dos e Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa y Plataforma per Catalunya uno.

Aritméticamente, pues, las posibilidades de que un frente soberanista tumbara la alcaldía de David Bote se antojaban muy difíciles porque los votos de ERC, CiU y la CUP solo llegan a once, de forma que harían falta tres votos más (los de VoleM, que ya votó a favor de la moción proreferéndum aprobada en el último pleno y desoída por el alcalde) para que la moción pudiera llegar a algún lado.     

Pendientes de la decisión del PDEcat

Esta posibilidad enlaza con la posible marcha del gobierno municipal del PDEcat, el presidente local de la cual –Alfons Canela- anunció a finales de agosto que consultaría a la militancia la continuidad del pacto de gobierno una vez consumado la decisión del alcalde socialista de no colaborar en la preparación del referéndum del 1-O.  

Esta votación, que se llevaría en todo caso después del referéndum, contaría con el respaldo del grueso de la militancia local, muy crítica con el pacto con los socialistas, pero no con el aval del grupo municipal de CiU, que ya ha mostrado su voluntad de mantenerlo y terminar el mandato.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA      

Bote entregó este miércoles a todos los grupos políticos durante la Junta de Portavoces un informe jurídico del secretario general del Ayuntamiento, Manuel Monfort, que determina que el consistorio no puede colaborar con la organización del referéndum. El informe explicita que "las autoridades locales deben abstenerse de participar en cualquier iniciativa o actividad relacionada con el referéndum con advertencia de incurrir en caso penal en caso de incumplimiento".