Ir a contenido
Jennifer Garner, el lunes en una gala benéfica en favor de las víctimas de violencia sexual, en Beverly Hills.

Jennifer Garner busca su resurrección

En los próximos días veremos a la actriz en 'Camping', nueva serie de Lena Dunham, y 'Peppermint. Matar o morir', su regreso a la acción

Juan Manuel Freire

¿Qué fue de Jennifer Garner? De perfecta novia de América y actriz versátil querida por todos, ha pasado durante la última década a ser más conocida por su vida privada que por su trabajo (sobre todo, papeles maternales sin mucha substancia). La próxima semana, sin embargo, estará protagonizada por ella. Hay (doble) intriga.

De entrada, Garner va a recordarnos su vena de 'comedienne' en 'Camping' (estreno en HBO España, 15 de octubre), nueva serie de las 'co-showrunners' de 'Girls', Lena Dunham Jenni Konner. Remake de una serie británica de solo hace dos años (porque los americanos no solo no leen subtítulos, sino que tampoco toleran otros acentos), 'Camping' cuenta con Garner como Kathryn McSorley-Jodell, madre y esposa 'tipo A' que convierte lo que debería haber sido un fin de semana de placer, celebración entre amigos del 45º cumpleaños de su marido (David Tennant), en una especie de pesadilla militar. Ha preparado actividades de toda clase (por ejemplo, avistamiento de aves, al más puro estilo Jonathan Franzen) y no piensa tolerar que nadie se las salte.

Las primeras críticas no son muy laudatorias, y en 'TVLine' se atreven a describir al personaje de Garner como "el más insufrible de la tele reciente". Pero nadie dijo que los personajes de televisión tuvieran que caer bien para ser buenos. De hecho, 'Girls' ya supo sacar oro cómico de nuestra tendencia natural a ser insufribles, tener defectos, o no ver más allá de nuestro ombligo. Habrá que ver.

Pateando culos

Por otro lado, quienes echen de menos a la Garner de acción, aquella que pateaba culos en 'Alias' o sacaba las espadas en 'Elektra', están de enhorabuena: el viernes, día 19, se estrena en cines 'Peppermint. Matar o morir', básicamente su propia 'Venganza', con la que comparte al director Pierre Morel. Las reseñas son tibias, pero también lo fueron las de 'Venganza' y nadie duda ahora que sea un clásico de culto. 

La actriz tejana interpreta a Riley North, una madre y esposa que se convierte en máquina de matar tras ver a su familia asesinada por un cártel latino. Nuestra heroína pasa a dominar las artes marciales mixtas, y según Shauna Duggins, que dobla a Jennifer Garner en las escenas peliagudas desde hace dos décadas, es la propia actriz la que se jugó el pellejo en el 98% del metraje más complicado. "En todas las escenas de pelea, es ella", dijo Duggins a 'Variety'. "Hay algunos golpes, y ves cómo se da con la cara contra el suelo".

El empuje de 'Alias'

Nacida en Houston, Tejas, en abril de 1972, Garner se hizo famosa como la agente doble de la CIA Sydney Bristow en 'Alias', uno de los primeros éxitos televisivos del ahora todopoderoso J. J. Abrams. Causó sensación dando vida a esta heroína trágica que, para sus allegados, solo es banquera, pero en realidad está viviendo una aventura peligrosa en la que nada es lo que parece y nadie es de confianza.

Mientras trabajaba en 'Alias' fue reclutada por Spielberg para un cameo como prostituta en 'Atrápame si puedes'. Dos años después, era absoluta protagonista de 'El sueño de mi vida', un 'Big' en clave femenina. La primera (y quizá la mejor) en una larga serie de comedias románticas que incluiría asuntos más genéricos como 'Los fantasmas de mis exnovias' o, glups, 'Historias de San Valentín'.

Garner había conocido a Ben Affleck en 'Pearl Harbor', en la que hizo de enfermera; por entonces ella estaba casada con el actor Scott Foley, al que conoció en 'Felicity'. Según Affleck (hay que creerle), donde se enamoraron realmente fue en el rodaje de 'Daredevil'. En el 2015 se casaban y empezaban a tener hijos, tres en total: Violet, Samuel y Seraphina Rose Elisabeth.

Niños aparte, la época Affleck estuvo marcada por las penas: además de los papeles olvidables, estuvieron las infidelidades del actor con la niñera de la familia y, después, Lindsay Shookus, una productora de 'Saturday night live'. Los segundos Bennifer anunciaron su separación en el 2015, pero el divorcio tan solo se hizo definitivo la semana pasada. Quizá sea ahora cuando renazca esta estrella.