Ir a contenido

TENDENCIAS EN INTERNET

'Influencers' mayorcitas

¿La moda es cosa de jóvenes? Seis potentes prescriptoras de más de 60 años demuestran en las redes que la pasión por experimentar nuevos estilismos no tiene edad

Marta Altarriba

 La influencer de 89 años Helen van Winkle.

 La influencer de 89 años Helen van Winkle.

La abuela más original de la red

Helen Van Winkle. 89 años
5,9 millones de seguidores


Se la conoce como Baddie Winkle y, con sus casi 4 millones de seguidores en Instagram  y 2,5 millones en Facebook (algo al alcance solo de megaestrellas internacionales), es sin duda la más original abuela de esta red social. Aunque, viéndola, parece la más frívola de las octogenarias, su vida no ha sido nada fácil. Tuvo que superar la muerte de su marido en un accidente el día de su 35º aniversario de boda y perdió a uno de sus hijos por culpa de un cáncer cuando solo tenía 46 años.

El personaje que creó después de ese sufrimiento le ayudó a superar el terrible dolor que le provocaban las ausencias, y sus inicios en internet fueron por culpa de su bisnieta Kennedy, de 17 años, que la vistió con su llamativa ropa y colgó la foto en las redes sociales. 

Los comentarios y 'retweets' al inusual atuendo no se hicieron esperar y ese fue el comienzo de una nueva vida para Helen, en el 2014, cuando tenía 86 años. Con 'looks' de lo más hippies, de llamativos colores y atrevidos estampados, se define a sí misma como «la mujer que lleva robándote a tu hombre desde 1928». 

Es capaz de posar con seductora lencería, minifalda o un juvenil 'top'. Un vestuario de lo más atrevido que logra una media de 200.000 'likes' con cada publicación y que ha conseguido llamar la atención de celebrities como Miley CyrusRihanna o Nicole Richie, que muy bien podrían ser sus nietas, pero que comparten con ella su mismo espíritu libre. 

Iris Apfel.

Una ‘it girl’ casi  centenaria

Iris Apfel. 96 años
850.000 seguidores 


A sus 96 años, esta auténtica 'influencer' tiene casi 850.000 seguidores en Instagram, aunque odia las nuevas tecnologías y rehúye algo tan básico como el correo electrónico. ¿Lo mejor? Esta longeva decoradora de interiores (ha decorado la Casa Blanca para nueve presidentes de los Estados Unidos) y diseñadora de ropa, zapatos, bolsos y gafas, alcanzó la fama hace poco más de una década, cumplidos ya los 84 años. Fue en el 2005, después de protagonizar 'Iris Apfel: rara avis', una exposición en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York compuesta por más de 80 trajes de su singular colección de moda, formada por piezas de Dolce&Gabbana, Dior, Nina Ricci, Lanvin… Y, aunque ahora parece lo último combinar firmas caras con prendas 'low cost', esta auténtica 'it girl' ya lo hacía hace más de medio siglo, lo que bien le merece el título de influencer. Asegura que aborrece lo moderno y le gustan las prendas atemporales y que le parece absurdo tratar de copiar el 'look' de alguien. ¡Hay que ser fiel a uno mismo!

Lyn Slater.

De profesora a icono de la moda

Lyn Slater. 64 años
303.000 seguidores


Su 'ordinaria' vida de profesora de trabajo social en la Universidad de Forham cambió hace unos años de forma accidental. Se encontraba comiendo con una amiga en el Lincoln Center durante la Semana de la Moda de Nueva York cuando los paparazis y un grupo de turistas japoneses la confundieron con un icono de la moda por su peculiar y transgresor estilo a la hora de vestir, nada común entre sus amigas sesentonas. En aquella ocasión había elegido un traje del diseñador japonés Yohji Yamamoto y un bolso firmado por Chanel. 

A partir de ahí, la profesora Lyn Slater creó su propio blog, 'Accidental icon' (en homenaje a su fortuito descubrimiento) y, con 303.000 seguidores en las redes, se ha convertido en una auténtica 'instagrammer' e 'influencer' para chicas que podrían ser perfectamente sus nietas. En su rincón 'online', Lyn escribe para mujeres que nos sean famosas pero sí «inteligentes, modernas, creativas comprometidas y que se sientan cómodas con lo que son». 

Allí, se pueden ver sus arriesgados 'looks' diarios y su continua lucha contra la discriminación por la edad. Y es que, a sus 64 años, lejos de pensar en jubilarse, Lyn ha acabado fichando por la prestigiosa agencia de modelos Elite y ha protagonizado campañas publicitarias para firmas internacionales como Valentino, Mango y Uniqlo

Daphne Selfe.

Una ‘top’ que volvió a las pasarelas a los 73 años

Daphne Selfe. 89 años
50.000 seguidores


Esta atractiva modelo –¡tiene casi 90 años y aún se mantiene en activo!–, aunque debutó como maniquí con 19, cuando la descubrieron en los grandes almacenes donde estaba trabajando,  tuvo su relanzamiento cuando ya tenía 73 años. 

Ella se había ido apartando de la profesión. Primero bajó el ritmo para criar a sus tres hijos; después, dejaron de llamarla debido a su edad; y se alejó del todo de la moda para cuidar a su marido enfermo hasta que falleció. Pero un año después le propusieron participar en una pasarela benéfica y una sesión fotográfica para la revista 'Vogue UK' con modelos de diferentes edades. 

Aunque no le entusiasmara encarnar a la vejez, fue su segunda gran oportunidad. La fichó la agencia Models 1 y comenzó a trabajar sin descanso como modelo, aguantando sesiones maratonianas. Hasta la fecha. Daphne Selfe ha asumido como pocos el paso del tiempo y nunca se ha ni siquiera planteado pasar por el quirófano para quitarse años. 

Su espectacular melena gris y sus arrugas forman parte de su personalidad arrebatadora. Esta vital mujer relata en su blog que recorre a diario su ciudad, Londres, en bus o metro, y que excepcionalmente coge el taxi. Desde luego todo un modelo a seguir para mujeres que rozan la tercera edad o incluso para su propia nieta, de 20 años, a la que seguro supera en energía y ganas de vivir. Con una dilatada carrera como la suya, Daphne ha tenido ocasión de realizar numerosas sesiones fotográficas y de participar en campañas publicitarias para firmas como Kellog’s, Berketex, Moschino

Beatrix Ost.

La gran dama de Instagram

Beatrix Ost. 76 años
50.300 seguidores


Nacida en Stuttgart (Alemania), pero residente en los Estados Unidos desde su segundo matrimonio, esta pintora, escultora, actriz, productora de cine y teatro, escritora y diseñadora posee 30.000 seguidores solo en Instagram.

Nacida en una burguesa familia alemana, esta gran dama ha reproducido en su impresionante mansión de Virginia –cuya ubicación decidió colocando un péndulo en un mapa– el castillo donde pasó su infancia y en cuyos bosques se pueden encontrar sus esculturas.

De joven, le ofrecieron trabajar como modelo pero ella nunca se sintió bella debido a la influencia de un padre autoritario que nunca la consideró así. De esos años habla en su libro 'La casa del padre: una infancia en la Baviera de la guerra'. 

Patti Gibbons.

La gurú de cómo no sentirse invisible

Patti Gibbons. 60 y tantos años
29.000 seguidores


Reacia a revelar su verdadera edad, esta coqueta dama solo confiesa tener «sesenta y tantos». «Todavía no estamos muertos» es el lema de esta mujer apasionada por la moda que dedica su famoso blog ('Not Dead Yet Stile') precisamente a la moda y la filosofía acompañadas de «risa y una copa de vino por la tarde». Amante de los gatos, asegura haber recogido a decenas de ellos, alguno de los cuales ha adoptado. Casada con un ingeniero aeronáutico, se define como una mujer introvertida, que prefiere un libro a una fiesta y que no cocina. 
En su modesto perfil de Instagram (tiene 7.400 seguidores) apuesta por los estampados llamativos y un estilo completamente personal y alejado de los estereotipos que se presuponen para una mujer madura, clásica y de clase alta como ella. Porque las mujeres, sostiene la influencer, pueden verse auténticas y bellas a cualquier edad. Y sentirse fantásticas, como asegura encontrarse ella. Desde sus perfiles en las redes sociales se atreve a dar consejos tan dispares como qué hacer para evitar las carreras en las medias, donde está el límite con las copas de alcohol o si es mejor dormir las ocho horas o madrugar para ir al gimnasio. ¡Todo un personaje! 

 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.