Ir a contenido

la vuelta de la compañía

La catalana del Cirque du Soleil

Ignasi Fortuny

El espectáculo Varekai, del Cirque du Soleil, estará en Barcelona del 1 al 10 de enero. / CIRQUE DU SOLEIL

Llegó en el último momento y por casualidad. La catalana Jessica Heredia nunca había pensado que podría formar parte del elenco del Cirque du Soleil y, sin embargo, ya lleva más de dos años en él. Una amiga le comentó que el circo más grande del mundo estaba buscando artistas en Barcelona, y era el día anterior a las pruebas. «Nos obligaron a hacer de todo. Fueron tres días durísimos. Era un cásting europeo... Imagínate la tela marinera que había allí», recuerda, risueña. Superó la prueba y ahora es la única española en Varekai, el espectáculo de la compañía canadiense que se podrá ver en la capital catalana del 1 al 10 de enero. «No hay nada más arriba que esto», exclama, aún incrédula. «En lo profesional ya lo he hecho todo», añade, feliz.

Jessica fue gimnasta hasta que quiso el azar. Con 19 años se enamoró de una manera de bailar que no había visto nunca. Ahora, con 33, recuerda perfectamente el momento: «Vi a cinco chicos bailando break dance en el metro de Barcelona... Y ya». Dos semanas le bastaron para cambiar el maillot por la ropa ancha. Ahora aupado como uno de los estilos de baile más populares, a principios del 2000 el break dance tenía pocos practicantes y menos centros de formación. «No había escuelas, aprendí en la calle», explica Heredia. Quería más y, para mejorar, conseguía vídeos de campeonatos extranjeros y los revisaba. Actualmente, la catalana interpreta a uno de los personajes del mundo fantástico que crea Varekai, el único que baila break dance. Aunque como cuenta el director artístico del espectáculo, el inglés Michael Smith, en el Cirque du Soleil los artistas no solo bailan o hacen piruetas. «Tienen que transmitir emociones», dice Smith. Y para ello pasan tres meses por la sede de la compañía circense en Montreal. «El nombre ya nos da el talento», apunta.

Jessica, vecina de Granollers, que aparece en un divertido número sobre una superfície deslizante, lleva dos años recorriendo el mundo con Varekai. Cada tres meses cuenta con dos semanas de vacaciones. Normalmente las aprovecha para hacer turismo por la zona en la que está de gira junto a su futuro marido, un técnico de luces del espectáculo al que conoció en el circo. «Lo mejor que me ha pasado aquí», cuenta, ilusionada. Ahora se encuentra en Viena y confiesa que tiene ganas de volver a Barcelona, aunque sea por unos días.

Su peor momento en la compañía también lo tiene  claro.  Jessica se rompió el tendón de Aquiles en medio de un espectáculo y, tras operarse en Tejas (EEUU), estuvo siete meses de baja. «Me dijeron que iba a estar un año parada», remarca. A pesar de los momentos difíciles, la joven, que en España había trabajado con el bailarín Rafael Amargo, destaca la gran experiencia que es convivir con las más de 100 personas, de 19 nacionalidades distintas, que trabajan en Varekai«Los sacrificios valen la pena. ¡Estás en el Cirque du Soleil!», exclama la bailarina. El ritmo frenético de la gran multinacional del circo no le permite tener mucho tiempo libre. La preparación física y los ensayos ocupan gran parte de su jornada. «Nunca he tenido que pedirle más a un artista», reconoce el director artístico de Varekai sobre la disciplina de los intérpretes.

Jessica desprende el mismo optimismo que la historia de superación que relata Varekai. De momento, la bailarina solo piensa en disfrutar del presente y en su próxima boda. Y solo duda cuando se le pregunta por su futuro profesional. «Después de esto... ¿qué? ¿Me voy a la Luna?». Una idea, sin embargo, le ronda por la cabeza: montar su propia escuela de baile en Barcelona.

'Varekai' vuelve a Barcelona

El espectáculo 'Varekai' regresa a Barcelona tras su paso por la capital catalana en el 2010. Desde su estreno en el 2002, esta producción del Cirque du Soleil ya ha visitado más de 130 ciudades en 23 países diferentes alrededor del mundo. Más de 10 millones de personas han presenciado en directo la historia de superación de Ícaro, el personaje en torno al que gira el espectáculo, que tras un accidente queda inválido. Las criaturas del mundo fantástico de 'Varekai' le ayudarán a superar esta adversidad. «Necesitamos a la gente. Si superamos el miedo, todo es posible», cuenta el director artístico del espectáculo, Michael Smith, sobre el mensaje humano de la obra. En 'Varekai', esta historia optimista se mezcla con las acrobacias más inverosímiles, los bailes más espectaculares y los números más tradicionales del circo.

0 Comentarios
cargando