Ir a contenido

MANGO

Pensar juntos para generar más valor

"La meta es lograr que los empleados sientan que la empresa es suya; no que trabajan aquí", afirma el Enterprise Agile Coach de la textil, Xavier Albaladejo

M. B.

Xavier Albaladejo, en una sesion de trabajo con metodologias agiles en Mango.

Xavier Albaladejo, en una sesion de trabajo con metodologias agiles en Mango. / MANGO

La multinacional catalana Mango se adentró en el agilismo por la ruta natural: el negocio digital. Hace un par de años Mango ‘on line’ empezó a trabajar con metodologías ágiles y el resultado no podía ser más alentador, puesto que la productividad alcanzó mejoras de entre el 30% y el 50%, según explica Xavier Albaladejo, enterprise Agile Coach de la compañía textil y coordinador del máster en Agile de La Salle-URL. Pero, más allá de porcentajes, gracias al agilismo, se ha conseguido ofrecer una mejor experiencia al cliente y contar con empleados más involucrados y motivados. O sea, generar más valor.

Presente en más de 110 países con tienda física, Mango vende ‘on line’ 83 países. En el 2017, las ventas 'on line' supusieron el 15,5% del total de la facturación (un 15,4% más que el año anterior). La compañía que preside Isak Andic confía en que en breve las ventas digitales representen el 20% del total, objetivo que tenía previsto alcanzar en el 2020.

Además del 'e-commerce', otros departamentos ha adoptado también el agilismo hasta alcanzar la cifra de 300 personas trabajando bajo esta cultura. Desde el de IT corporativo al estudio de fotografía, integrado por 80 personas y que hasta ahora estaba organizado según especialidades, típico de cualquier empresa. Ahora, cuenta satisfecho Albaladejo, peluqueros, fotógrafos y maquilladores, entre otros, forman una cadena de valor orientada al negocio. "Se sientan juntos y trabajan como un equipo", afirma el responsable de que la cultura Agile se vaya extendiendo por toda la organización a base no solo de que se aplique, sino especialmente de que se entienda.

Pensando en los 'Millennials'

Para Albaladejo, "Agile es gente que piensa junta". A su juicio, la aplicación de estas metodologías da como resultado gente más comprometida, que trabaja con más autonomía y que ve sentido a lo que hace. "El mayor logro es conseguir que sientan que la empresa es suya; no que trabajan aquí", subraya el experto en Agile. Y gracias a estas dosis de motivación y compromiso, las empresas consiguen una mayor retención del talento, especialmente de las nuevas generaciones. "Los 'millennials' no se caracterizan por tener paciencia, sino que buscan la inmediatez", razona. Y Agile les da satisfacción de forma inmediata. '

Temas: +Innovación