Ir a contenido

Textil 'smart', la apuesta estratégica del Maresme

Mataró, TecnoCampus y Eurecat lideran un proyecto para impulsar la especialización en tejidos inteligentes y hacer de la comarca un referente en innovación

MONTSERRAT BALDOMA

La nueva planta de Hoko, fabricante de ropa deportiva, en Malgrat de Mar.

La nueva planta de Hoko, fabricante de ropa deportiva, en Malgrat de Mar. / ANNA MAS

Tras la dureza de las sucesivas crisis, tanto globales como sectoriales, que provocaron una elevada mortalidad empresarial, el sector textil catalán mira al futuro con renovado optimismo. El Maresme, comarca textil por excelencia, ha decidido cuál es su apuesta estratégica en el nuevo escenario: el textil ‘smart’. ¿Y qué es el textil ‘smart’? "Es añadir valor cambiando materiales o funciones, mejorando productos o procesos, o bien sumando inteligencia por la vía de chips y cables para transportar información y energía", explica Miquel Rey, director general de negocio del centro tecnológico Eurecat.

La actividad textil productiva en el Maresme representa un 6% del PIB de la comarca, muy superior al 2,5% de la media europea, pero en línea con la aportación del sector en grandes capitales textiles históricas de Europa, como Milán o Lille. El empleo del sector, un 20% sobre el total, pone también de manifiesto el peso de esta industria en el Maresme. El análisis sobre el comportamiento del textil de la comarca durante el 2017 confirma su recuperación. Falta camino por recorrer para llegar a los datos previos a la crisis del 2008, pero el sector lleva cuatro años consecutivos de mejora, según datos del Observatorio de Desarrollo Local del Consell Comarcal del Maresme.

Empresas sanas y con músculo

"El sector textil del Maresme está ahora musculado, lo integran empresas sanas y flexibles que hacen productos de valor añadido", defiende Miquel Rey. Esta industria, prosigue el directivo de Eurecat, tiene claro que para seguir y ser competitiva sus bases deben ser "la calidad, el diseño y la innovación".

El textil no solo es más que la moda. Hay que entenderlo como un concepto, sugiere Rey. Se ha de ver el textil como un transportador, una tecnología de base para facilitar otras tecnologías o para trabajar en otros sectores. "Esta es su fuerza actual", sentencia. Algunas empresas ya están haciendo este tránsito: una firma que hacía ribetes para colchones, ahora fabrica recubrimientos para cables; otra de fundas de almohada ha virado hacia los accesorios de salud; o una tercera que producía calcetines y ropa interior masculina se dedica ahora al material deportivo.

Para acompañar a las empresas en este apasionante viaje al futuro y convertir al Maresme en referente en innovación, nació hace unos meses el proyecto para impulsar el textil inteligente en la comarca y la innovación deportiva en Calella. El Proyecto de Especialización y Competitividad Territorial (PECT) de Mataró-Maresme, con cerca de dos millones de euros, está subvencionado al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). El proyecto está coordinado por el Ayuntamiento de Mataró, y participado activamente por TecnoCampus, Eurecat y el Ayuntamiento de Calella.

Los PECT son proyectos que persiguen mejorar la competitividad de un territorio a través de las herramientas de especialización e innovación en sectores de actividad ya existentes o en actividades emergentes y con fuerza creciente y real en el territorio. Se enmarcan dentro de la estrategia territorial RIS3CAT de aplicación en Catalunya de la estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente.

Polo de emprendimiento

El PECT Mataró-Maresme cuenta con tres líneas de actuación. La primera de ellas, Reimagine Textile, es una estrategia compartida entre TecnoCampus y Eurecat. TecnoCampus Mataró-Maresme, un parque científico y de la innovación, que cuenta con tres escuelas universitarias, un parque empresarial y un vivero de empresas, será el responsable de las acciones para convertir a Mataró en un polo de emprendimiento. Eurecat, por su parte, desarrollará una nueva plataforma que englobe todos los servicios a la producción textil de Catalunya, además de crear un espacio común en el Maresme entre industria, nuevos emprendedores, mundo educativo especializado y sociedad civil.

Reimagine Textile se fija cuatro objetivos principales: difundir e impulsar la capacidad productiva textil del territorio a nivel nacional e internacional con el fin de consolidar el clúster textil del Maresme; captar demandas de fabricación de productos de valor añadido en diseño y la creación de nuevos puestos de trabajo con especialización técnica y de valor añadido; incorporar tecnología e innovación en la gestión empresarial de las pymes, y la internacionalización de las pequeñas y medianas textiles innovadoras. "Todo aquel que tenga una inquietud o una idea, que se acerque a nosotros", anima Rey.

Ecosistema innovador

La segunda línea es el Maresme Innova-Tech-Talent, que busca crear un ecosistema innovador a través del cual se articulen iniciativas de transferencia del conocimiento tecnológico en el ámbito de las industrias del diseño. El objetivo de esta operación desarrollada por Eurecat es conseguir una textil catalana más conectada, más inteligente e innovadora, mediante el desarrollo de actuaciones que deriven en una solución global en términos de innovación, mejora de procesos internos y colaboración entre industria, tecnología y diseño.

La última de las actuaciones, Calella Sport City Lab, persigue convertir al municipio en un laboratorio urbano de innovaciones en el ámbito del deporte.

Temas: +Innovación