Derecho a la vivienda

Ratificada la primera sanción municipal por un anuncio de alquiler discriminatorio

Un ciudadano denunció que uno de los requisitos para acceder al piso era ser una persona española

Una mujer accede a una vivienda.

Una mujer accede a una vivienda.

1
Se lee en minutos

Una jueza de Barcelona confirma la multa de 90.001 euros que el Ajuntament de Barcelona impuso a un agente de la propiedad inmobiliaria por excluir del acceso a la vivienda a un colectivo de personas por razón de su origen.

La Oficina por la No Discriminación (OND) detectó los hechos en octubre del 2019 a raíz de una comunicación a través del sistema de quejas del Consistorio, en la cual un ciudadano denunciaba que el anuncio incluía como requisito para poder acceder al alquiler ser persona española y pedía que se estudiara como posible caso de racismo inmobiliario.

Una vez analizado el anuncio, la OND remitió el caso a la Unidad de Disciplina y Antiacoso Inmobiliario del Ayuntamiento, creada en el 2015, que abrió un expediente sancionador contra los anunciantes, los agentes de la propiedad inmobiliaria (API) y el portal Idealista, donde se había publicado el anuncio.

Noticias relacionadas

El Ajuntament de Barcelona tramitó el expediente y comunicó la sanción por vulnerar la Ley catalana del derecho a la vivienda y contravenir la legislación internacional y europea en materia de derechos humanos. El agente de la propiedad inmobiliaria y el portal Idealista impugnaron la sanción en el juzgado de lo contencioso-administrativo, que ahora se ha pronunciado con respecto a una de las partes denunciadas y ha ratificado la sanción municipal.

La sentencia del juzgado barcelonés es la primera que se dicta en el Estado español por discriminación en el acceso a la vivienda en ejercicio de la tutela administrativa.