En colaboración con el

Vivienda

El proyecto CO-HAB-Raval recibe 80.000 euros para mejorar la habitabilidad de cinco fincas del Raval

Las intervenciones tienen lugar en cinco fincas ubicadas en las calles de las Carretes y de Sant Ramon, la rambla del Raval y las calles de Sant Pacià y del Peu de la Creu, que se caracterizan, como muchas fincas del barrio, por la alta densidad y la antigüedad de los edificios

El proyecto CO-HAB-Raval recibe 80.000 euros para mejorar la habitabilidad de cinco fincas del Raval
1
Se lee en minutos

La propuesta, una de las seis ganadoras de la primera convocatoria de ayudas a la innovación 'La ciudad proactiva', tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de los residentes del Raval y consiste en el codiseño y la cofabricación, con la implicación y la participación activa del vecindario, de un catálogo de microproyectos que actúen en la habitabilidad de las fincas, la ventilación y la iluminación de espacios interiores, la accesibilidad de los espacios comunes, la eficiencia energética o el fomento de hábitos saludables.

Las intervenciones tienen lugar en cinco fincas ubicadas en las calles de las Carretes y de Sant Ramon, la rambla del Raval y las calles de Sant Pacià y del Peu de la Creu, que se caracterizan, como muchas fincas del barrio, por la alta densidad y la antigüedad de los edificios.

Noticias relacionadas

Los proyectos en que se trabaja consisten en la cofabricación de cubiertas comunes para dotar de uso comunitario las azoteas de dos fincas, una escalera accesible más segura y agradable, la instalación de una claraboya y la apertura de ventanas en la escalera para mejorar la calidad del aire interior y el confort y la ventilación en el vestíbulo. También se actúa en la escalera de otro de los bloques de pisos, y se está haciendo un prototipo para mejorar la iluminación en los espacios comunes interiores de otra finca.

Los microproyectos son soluciones prototipables de bajo coste, desmontables y reciclables, que pueden hacerse a través de la cofabricación mediante técnicas sencillas y procesos de autoconstrucción asistida. Al mismo tiempo, todo ello permite el empoderamiento del vecindario en la gestión, transformación y mejora de su espacio habitable y comunitario.