En colaboración con el

Comercio

Facilitar la distribución y la comercialización de alimentos ecológicos

Con el fin de impulsar el consumo responsable de productos ecológicos y locales y en el marco del año de la Alimentación Sostenible, el Ayuntamiento de Barcelona ha impulsado junto a entidades y asociaciones de la capital catalana diferentes proyectos e iniciativas que trabajan para mejorar la accesibilidad de los ciudadanos a una alimentación sostenible. Entre ellos, Comerç Verd y Biomarket, dos iniciativas que acercan a los barceloneses los productos locales de los agricultores del territorio.

Biomarket, el primer primer mercado mayorista de alimentos ecológicos del país.

Biomarket, el primer primer mercado mayorista de alimentos ecológicos del país. / Ajuntament de Barcelona

2
Se lee en minutos

La agricultura local, sostenible y de calidad es cada vez más una demanda de la ciudadanía: casi el 74% de los barceloneses tiene en cuenta la proximidad de los productos que consume y el 58% valora si éstos son ecológicos. Así lo afirma una encuesta realizada en el 2019 por Omnibus Municipal. Son dinámicas que, además, se han acentuado a raíz de los cambios de hábitos de consumo propiciados por la pandemia. De hecho, tal y como asegura la Asociación Profesional Española de Productores de Alimentos Ecológicos (Ecovalia), durante los meses de marzo y abril del 2020, el consumo de productos ecológicos aumentó un 12%. 

Por ello, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha durante el año de la Alimentación Sostenible, varios programas destinados a facilitar la distribución y comercialización de alimentos de proximidad y ecológicos para mejorar la accesibilidad a la ciudadanía.

Comerç Verd

Comerç Verd es uno de ellos. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo principal identificar y dar a conocer los comercios de los mercados municipales que ofrecen productos respetuosos con el medioambiente. A través de este programa, cualquier establecimiento dentro de los mercados municipales que cumpla los requisitos de porcentaje de productos locales, ecológicos o de venta directa puede ser Comercio Verde o contar con un Rincón Verde. Para ello, se han definido tres criterios: si el producto tiene origen en Catalunya; si el producto cuenta con el certificado ecológico CCPAE; y si el producto es comprado directamente al productor o a la lonja. Así, los comerciantes que dispongan de uno o más de estos criterios, podrán adherirse voluntariamente al proyecto a través de una declaración responsable. 

Durante los meses de marzo y abril del 2020, el consumo de productos ecológicos aumentó un 12%

El programa empezó a organizarse en el 2019 y este 2021 ha iniciado su fase operativa. De esta forma, los mercados de la Concepció, la Llibertat, Sarrià, el Ninot, Sants y Horta pusieron en marcha la prueba piloto del proyecto hace unos meses y en septiembre se añadieron los 38 mercados municipales alimentarios de Barcelona. Comerç Verd tiene tres objetivos: promover y diferenciar los establecimientos de los mercados a través de sus productos de calidad; potenciar los alimentos ecológicos y de proximidad para reducir la huella de carbono y combatir la emergencia climática en la capital catalana; y facilitar la viabilidad de la agricultura y ganadería local y sostenible. 

Noticias relacionadas

Biomarket

Otro de los proyectos que la administración barcelonesa ha impulsado a raíz de la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible es la puesta en marcha del primer mercado mayorista de alimentos frescos y ecológicos de España y el primero de Europa en concentración de empresas hortofructicolas: Biomarket. Se trata de un proyecto de Mercabarna que abrió sus puertas en noviembre del 2020 y que cuenta con una superficie de 8.900 m2, 21 paradas de venta mayorista y una zona de 131 m2 destinada a la venta directa de nueve productores locales de alimentos ecológicos que irán rotando. Biomarket prevé captar en el 2031 el 50% del total de frutas y hortalizas ecológicas comercializadas en Catalunya. Está ubicado en un edificio del recinto de Mercabarna en el que se minimiza el consumo energético.