29 oct 2020

Ir a contenido

En colaboración con

HABILIDADES EN LÍNEA

Tender puentes para reducir la brecha digital

Barcelona cuenta con un nuevo equipo de agentes TIC que asesora a personas poco habituadas al uso de las tecnologías de la información y la comunicación

Sesión de un ciudadano con una agente TIC.

Sesión de un ciudadano con una agente TIC.

La brecha digital, es decir, el hueco que separa a las personas con habilidades para usar ordenadores y móviles con las que no, solamente se puede reducir tendiendo puentes. Por eso, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha un nuevo equipo de agentes TIC que asesora a personas poco habituadas al uso de las tecnologías de la información y la comunicación y la administración electrónica para realizar trámites y gestiones administrativas. Todo ello para disminuir las diferencias en el acceso al mundo digital, que el coronavirus ha acentuado, sobre todo en los barrios y colectivos más vulnerables.

En este sentido, durante la situación de emergencia sanitaria por la covid-19, la brecha digital ha afectado sobre todo a los colectivos con menos formación en tecnologías o los que no disponen de dispositivos electrónicos o conexión a internet. Para reducir la brecha digital, equipos de capacitadores digitales ayudan a las personas usuarias que por diferentes motivos no utilizan las TIC a realizar gestiones administrativas, como darse de alta en los distintos servicios municipales o solicitar alguna ayuda. También les enseñan, por ejemplo, a utilizar herramientas básicas como el correo electrónico y la firma electrónica, a hacer videoconferencias o a generar documentos en formato PDF.

Equipamientos de barrio

La iniciativa se puso en marcha el 21 de septiembre y, hasta el momento, los equipos de capacitadores digitales han atendido a 124 personas. Para acceder al servicio hay que solicitar cita previa a través de la Red de Respuesta Socioeconómica. Los agentes TIC están ubicados en equipamientos y espacios de los barrios del Raval, el Besòs i el Maresme, la Trinitat Vella, la Zona Nord, las Roquetes y la Trinitat Nova, y también impartirán píldoras formativas en otros distritos de Barcelona.

El nuevo servicio de capacitación digital lo ha desarrollado la Fundación BIT-Habitat y se trata de una de las primeras iniciativas que se ponen en marcha del Plan de Choque para la Inclusión Digital del Ayuntamiento de Barcelona, dotado con 700.000 euros. Se suma a la Red de Respuesta Socioeconómica, activada este verano por el Plan de Barrios para atender a las personas que han visto empeorar sus condiciones básicas de vida con el objetivo de conectarlas con los servicios y las ayudas municipales.

Temas + Digital