Ir a contenido

En colaboración con

PERSPECTIVA DE GÉNERO

Barcelona apuesta por incluir la perspectiva de género en el urbanismo de la ciudad

El Ayuntamiento ha editado un documento guía y se han llevado a cabo más de 170 marchas exploratorias por los barrios para identificar sus necesidades concretas

El Periódico

Barcelona apuesta por incluir la perspectiva de género en el urbanismo de la ciudad

AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Con el objetivo de garantizar la aplicación de la transversalidad de género en las políticas urbanas, el Ayuntamiento de Barcelona ha editado un documento guía que recoge los criterios de género dirigido a los equipos técnicos que participan en la planificación, redacción y ejecución de los planes y proyectos de la ciudad.

El “Manual de urbanismo de la vida cotidiana” tiene la voluntad de superar la tradicional separación del urbanismo entre zonas y sistemas, en espacio público y privado. Por lo tanto, concibe la ciudad como un todo, intenta así reflexionar teniendo en cuenta su complejidad, y propone trabajar a diferentes escalas para incluir factores tan diversos como el tiempo, el tejido social o el grado de autonomía de sus habitantes.

La transversalidad de género en las políticas municipales se empezó a aplicar en el urbanismo para diseñar medidas vinculadas a la gestión del espacio público, la movilidad y la ecología de la ciudad. Para identificar las necesidades concretas de cada barrio, se iniciaron unas marchas exploratorias con la participación activa del vecindario -especialmente de las mujeres- para analizar las problemáticas del territorio y proponer mejoras, sobre todo con respecto a la percepción de la seguridad. En total se han llevado a cabo marchas exploratorias con 173 participantes en once barrios de la ciudad, algunos de los cuales forman parte del Plan de barrios.

Formación en perspectiva de género

Además, en los últimos dos años se han llevado a cabo sesiones formativas en perspectiva de género para el personal técnico y directivo que ejercen responsabilidades en la elaboración de proyectos del área de Ecología Urbana. Por lo tanto, los trabajadores del ámbito urbanístico tienen hoy el conocimiento necesario y las herramientas y los instrumentos que se recogen en el manual para sumar la visión de género de manera idónea a todos los proyectos urbanísticos.

Ejemplos de la aplicación del urbanismo de género

Colònia Santiveri: Los criterios de urbanismo de las calles de Gabriel Miró, Torres de Marina y el Encuny surgieron de la diagnosis obtenida de la marcha exploratoria en que participaron expertos y vecinas del barrio para visualizar los puntos negros y las carencias de la zona que generaban más inseguridad, sobre todo a las mujeres. Como respuesta a estas demandas, las calles del entorno de la Colònia Santiveri han mejorado la iluminación, la visibilidad, la disposición de los elementos que sacan visibilidad, la vegetación y la anchura de las aceras para que la zona sea más accesible, segura y amable.

Meridiana: El proceso de participación ciudadana para consensuar la reurbanización ha incorporado la mirada de género para definir mejoras en la calidad y las condiciones para poder atravesar la avenida y en la relación entre los barrios, de uno y otro lado de la Meridiana. A través de grupos de trabajo integrados por mujeres, vecindario, comerciantes, personas mayores, jóvenes, niños, adolescentes y personas con diversidad funcional se inició un proceso de reflexión con perspectiva de género sobre las necesidades cotidianas de la población del territorio. Todos los conocimientos recogidos a lo largo de estas sesiones se incluyeron dentro de la diagnosis de los barrios para mejorar la red cotidiana y para activar y reforzar los ejes prioritarios de transversalidad.

Gràcia: En este distrito se ha sacado adelante un proyecto piloto para elaborar un mapa de la red cotidiana que incluya los equipamientos, los espacios públicos y otros servicios y donde se indiquen las rutas accesibles y seguras, así como rutas alternativas. Como resultado de este trabajo se ha diseñado una metodología para hacer una diagnosis del espacio físico y de la actividad de las personas, para describir qué elementos facilitan y cuáles dificultan la realización de las tareas cotidianas y de cuidado.

Nueva red de bus: El autobús es el transporte público más utilizado por mujeres, niños y personas mayores. Por este motivo, mejorarlo desde esta perspectiva de género lo hace más accesible al conjunto de la ciudadanía. En este sentido, se está mejorando la iluminación de todas las nuevas marquesinas para haya más visibilidad en las paradas y dotarlas así de más seguridad.

Supermanzanas: Uno de los principales objetivos del programa de las supermanzanas es mejorar los indicadores asociados a la perspectiva de género en el espacio público para construir una ciudad mejor y con más calidad de vida. Son ejemplos de esto la ampliación del arbolado y la superficie para los peatones, la reducción de vehículos que circulan y la contaminación del aire y la acústica. También se han aplicado metodologías de evaluación propias del urbanismo en clave de género, como encuestas sobre satisfacción de uso. En la supermanzana del Poblenou, por ejemplo, se ha llevado a cabo un trabajo participativo de valoración de su implantación para evaluar los efectos medioambientales en la salud y en la vida cotidiana.