Comunidad de Madrid

Los retos de Ayuso en una breve legislatura hasta 2023

Isabel Díaz Ayuso saluda a los simpatizantes del PP que se concentraron ante la sede del partido la noche de las elecciones del 4 de mayo.

Isabel Díaz Ayuso saluda a los simpatizantes del PP que se concentraron ante la sede del partido la noche de las elecciones del 4 de mayo. / JOSÉ LUIS ROCA

5
Se lee en minutos
Esperanza Ronda (EFE)

Isabel Díaz Ayuso afronta tras su investidura de este viernes dos años de legislatura en los que cuenta con una holgada mayoría parlamentaria, pero está abocada a entenderse con Vox para poder aprobar leyes, como los presupuestos regionales, uno de los retos más inmediatos a los que la mandataria tendrá que hacer frente, como la reducción del Gobierno o la lucha contra la pandemia.

Estos son las tareas que debe acometer con más prisa:

Primera: Formar Gobierno

Tras ser investida este viernes en la Asamblea de Madrid como presidenta regional previsiblemente en una primera votación con mayoría absoluta, con los votos de PP (65 escaños) y Vox (13), Ayuso deberá nombrar al nuevo el equipo de Gobierno, en el que, según manifestó, no hará muchos cambios.

Aunque la dirigente popular refrendó su gestión y su trabajo situándolos en los primeros puestos de la lista con la que se presentó a las elecciones del 4 de mayo, aún no se ha desvelado quiénes de los actuales consejeros continuarán con sus competencias, quién desempeñará nuevas funciones o si hay alguna nueva incorporación en el Gobierno.

Tras el cese de los miembros del Gobierno de Ciudadanos, los consejeros del PP asumieron las competencias de sus carteras: Enrique Ruiz Escudero en Sanidad y Políticas Sociales; Enrique Ossorio en Portavocía, Educación, Universidades, Cultura y Turismo, y más recientemente Presidencia; Enrique López en Justicia, Interior y Víctimas; Javier Fernández-Lasquetty en Consejería de Hacienda y Economía; Paloma Martín en Medio Ambiente; y David Pérez en Vivienda y Transportes.

Ayuso va rebajar finalmente de las 13 consejerías del extinto Gobierno de coalición con Ciudadanos a 9 (por debajo de las 10 que pretendía conformar) y no habrá ninguna vicepresidencia, lo que supone un guiño a Vox, que reclamaba reducir el gasto político.

De momento, solo está confirmada la salida de Eugenia Carballedo, que abandonó la Consejería de Presidencia para ocupar la Presidencia de la Asamblea de Madrid.

También parece una certeza, según ha dejado entrever Ayuso en varias ocasiones, la vuelta de Marta Rivera de la Cruz, quien fue consejera de Cultura con Ciudadanos, formación de la que se dio de baja después de las elecciones autonómicas del 4 de mayo.

Segunda: Aprobar los presupuestos 2022

Ayuso se centrará al inicio de su nuevo mandato en presentar después de verano un proyecto de presupuestos para 2022, dado el avance ya de 2021.

Hasta entonces, seguirán prorrogados los presupuestos de 2019, aprobados en su día por el expresidente regional Ángel Garrido, entonces en las filas del PP, ya que el anterior Gobierno de PP y Ciudadanos no logró acordar con Vox unas cuentas públicas para 2021 antes del adelanto electoral.

Para aprobar los presupuestos, como cualquier otra ley, Ayuso necesitará a Vox, que previsiblemente pedirá concesiones para otorgar sus votos, aunque no será gran escollo al coincidir en propuestas como las rebajas fiscales o la defensa de la familia.

De hecho, en su discurso de investidura Ayuso anunció la bajada de medio punto porcentual en todos los tramos de la parte autonómica del IRPF este año para empezar a aplicarla en 2022, una norma que preserve los derechos de ciudadanos y sanitarios frente a la ley de eutanasia y un plan de fomento de la natalidad, con ayudas de 500 al mes a las mujeres menores de 30 años y con rentas inferiores a 30.000 euros.

Tercera: Reducir los diputados de la Asamblea

El primer compromiso adquirido entre PP y Vox en esta legislatura ha sido la reducción del número de parlamentarios de la Cámara regional, una propuesta que Vox lanzó horas antes de la negociación de la Mesa de la Asamblea, en la que los populares se hicieron con 4 puestos y el partido de Monasterio con uno.

El PP se ha comprometido a estudiar "en los próximos meses" una propuesta con la que están de acuerdo, puesto que Ayuso incluía en su programa electoral una reducción de 136 a 101 diputados, si bien Vox quiere rebajar esa cifra a 69.

La reducción en el número de diputados no depende sólo de PP y Vox, ya que requiere de una modificación del Estatuto de Autonomía, sólo posible con el apoyo de una mayoría de dos tercios de la Cámara que no suman entre ambos partidos.

Cuarta: Luchar contra el covid

Otro de los desafíos a los que tendrá que enfrentarse Ayuso será la lucha contra la pandemia por el coronavirus, que seguirá marcando el día a día de sus políticas, a pesar de la continua bajada de la incidencia y del avance de la vacunación.

En materia sanitaria, la dirigente popular se ha marcado como objetivo continuar la modernización y reorientación de la Atención Primaria, con una inversión de más de 80 millones de euros para mejorar las condiciones laborales de los profesionales y la creación de 1.200 plazas en los próximos tres años.

Junto a sus proyectos de mejora o ampliación de hospitales ya planteados, Ayuso se ha comprometido a recuperar la actividad quirúrgica y las consultas para reducir las listas de espera a la mitad, y a poner en marcha un plan específico de prevención del suicidio para mejorar la atención en salud mental tras la pandemia.

La clave ahora estará también en la recuperación económica y social de la región, para lo que propone flexibilizar la Administración, eliminar trabas burocráticas y menos regulación para atraer inversiones.

Con el objetivo de recuperar la región tras el coronavirus, Ayuso anunció el pasado mes de febrero que pedirá al Gobierno de Pedro Sánchez 22.371 millones de euros de los fondos europeos que lleguen a España para financiar 214 inversiones.

Quinta: 'Blindaje' fiscal

Uno de los asuntos claves de Ayuso en su afán por marcar distancias con el Gobierno de Pedro Sánchez seguirá siendo la política fiscal.

Noticias relacionadas

En la primera sesión de la investidura aseguró que acudirá "allá donde haga falta" para defender la autonomía fiscal de la región, porque está recogida en la Constitución y porque "no se entiende un Madrid libre sin bajos impuestos". Al respecto, Ayuso anunció que su nuevo Gobierno presentará en la Cámara madrileña una Ley de Defensa de la Autonomía Financiera para "blindar los tributos que gestiona ante la intención del Ejecutivo central de subir los impuestos de los madrileños".

La Consejería de Hacienda y Función Pública ya está trabajando de hecho en esta iniciativa.