Comicios autonómicos

Gabilondo rechaza pactar con Podemos tras el 4-M: “Con este Iglesias, no”

  • El candidato socialista apela a Más Madrid y Cs y equipara al vicepresidente segundo con Ayuso por su “extremismo y anulación del contrario”

  • La dirección del PSOE defiende la posición del aspirante, pero subraya que no es la del partido

Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, el pasado 1 de octubre en el pleno de la Cámara regional.

Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, el pasado 1 de octubre en el pleno de la Cámara regional. / EFE / CHEMA MOYA

2
Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

Dentro de una campaña de tono centrado, pensada para mantener a sus votantes de hace dos años y atraer a los desencantados con Ciudadanos, Ángel Gabilondo ha equiparado este lunes a Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso. Para el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid en los comicios del próximo 4 de mayo, sus adversarios de Unidas Podemos y el PP están ocupando posiciones similares, basadas en “la confrontación, el extremismo y la anulación del contrario”. Tanto es así, que Gabilondo ha rechazado pactar con Iglesias tras la cita con las urnas. “Con este Iglesias, no”, ha insistido en una entrevista en La Sexta. 

"Planteadas las cosas como están, yo digo ‘no’ a Podemos. No quiero un clima de confrontación, de extremismo. No quiero eso, sinceramente. Me intranquilizaría que alguien con un planteamiento extremista y radical formara parte del Gobierno. Espero y deseo que esto evolucione hacia otra dirección. Pero planteadas así las cosas, no lo quiero, sinceramente", ha continuado el exministro de Educación, partidario de un Gobierno autonómico “transversal”, que incluya a Cs y Más Madrid, pero no a Podemos. 

La izquierda solo podrá recuperar la Comunidad de Madrid a través del pacto. La única candidata en disposición de lograr mayoría absoluta, según las encuestas, es Ayuso. Y ante este escenario, Gabilondo, que ha incidido en que el nuevo Ejecutivo será de transición, ya que dentro de dos años tendrán que repetirse las elecciones, ha querido fijar su posición. Sobre todo, para no asustar a esa parte del electorado que se plantea votarle tras haber apoyado a Ciudadanos en 2019. La campaña socialista se juega en esa clave. 

La "autonomía" del candidato

Sin embargo, la posición de Gabilondo casa mal con lo que ocurre en el Gobierno central, formado por una coalición del PSOE y Unidas Podemos, donde el propio Iglesias es vicepresidente segundo, cargo que dejará cuando comience formalmente la campaña del 4-M. La dirección socialista ha reaccionado haciendo equilibrios, defendiendo a su aspirante y al mismo tiempo dejando claro que es su posición, no la del partido en su conjunto. También subrayando que este tipo de actitudes siempre forman parte de las campañas.

Noticias relacionadas

“Son declaraciones del candidato, que tiene todo el derecho como candidato autónomo que es para definir sus propias ideas y preferencias. El partido no ha tratado esta cuestión”, ha señalado, tras la reunión de la Ejecutiva del PSOE, José Luis Ábalos, secretario de Organización del partido y ministro de Transportes. 

“Estamos en campaña electoral y es el momento de que cada uno plantee su fórmula. La del PSOE es salir a ganar, sin interferencias anticipadas. Es lo que debe hacer cualquier candidato: establecer su proyecto diáfano y claro sin interferencias de otras candidaturas. No creo que haya problema con el vicepresidente segundo, que también se ha puesto en clave de candidato”, ha concluido Ábalos.