11 jul 2020

Ir a contenido

para hacer cumplir la ley

La Delegación del Gobierno de Madrid desplegará un dispositivo en el barrio de Salamanca

Decenas de personas se congregaron este miércoles en la zona de Núñez de Balboa, sin guardar la distancia exigida, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez

"Esperen a que la gente salga a la calle porque" estas cazeroladas "les van a parecer una broma", avisa la presidenta de Madrid al Ejecutivo central de coalición

Europa Press

Manifestantes en la calle Núñez de Balboa de Madrid.

Manifestantes en la calle Núñez de Balboa de Madrid. / José Luis Roca

La Delegación de Gobierno en Madrid desplegará este jueves un dispositivo en la calle Núñez de Balboa del barrio de Salamanca para hacer cumplir la ley después de que ayer trece vecinos fueran identificados para propuesta de sanción por saltarse la obligación de mantener un distanciamiento social durante la protesta que se produzco contra el Gobierno.

Así lo ha detallado en una intervención en la 'Cadena Ser', el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en la que ha indicado que una cosa es "una protesta legítima contra quien sea y otra incumplir el estado de alarma".

"Una cosa son las caceroladas que todo el mundo tiene derecho a manifestarse como quiera, pero otra cosa es incumplir las medidas del estado de alarma. Nosotros, a través de la Policía, tratamos de que se cumpla la Ley para mantener la distancia y que no se produzcan aglomeraciones", ha aseverado.

Este miércoles por cuarto día consecutivo, decenas de personas se congregaran ayer en la zona de Núñez de Balboa sin guardar la distancia exigida, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por su gestión sobre la pandemia del coronavirus al grito de "libertad" y con una sonora cacerolada.

Esta protesta colectiva, según los vecinos, surgió después de que el domingo un grupo de jóvenes se concentrara frente a una vivienda que tenía la música a todo volumen, un incidente que derivó en que el lunes 13 personas fueran identificadas y sancionadas por incumplir el real decreto de estado de alarma.

Tras una alerta de algunos vecinos molestos con las protestas, la Policía se personó ayer en la calle Núñez de Balboa sobre las 21.00 horas, donde unas "100 personas" protestaban contra el Gobierno al grito de libertad.

"La Policía, sin afán represivo, indicó que no se estaba guardando las medidas y que no se estaba cumpliendo la Ley, y 13 personas fueron identificadas para propuesta de sanción", ha señalado precisando que se identificó a aquellos que se negaban a cumplir las indicaciones de la Policía.

Franco ha insistido en que una cosa es "una protesta legítima contra quien sea", pero otra muy distinta es "el incumplimiento" de la ley. "Nosotros tenemos que tratar de evitarlo por la salud pública de los madrileños", ha reseñado.

En cuanto a la posibilidad de que esta tarde noche se produzca una nueva protesta, como se viene produciendo durante toda esta semana, Franco ha avisado de que se desplegará un dispositivo para evitar incumplimientos, recalcando que "la Policía vela por el cumplimiento de la Ley, ya que Madrid está en fase 0".

Por último, el exdiputado regional socialista ha recordado que las manifestaciones las tiene que autorizar la Delegación de Gobierno en Madrid y, en este caso de la calle Núñez de Balboa, nadie ha comunicado nada".

 "Les va a parecer una broma"

Ante esta situación, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha alertado al Gobierno central que, dada su gestión en la crisis del coronavirus, cuando se pueda salir a la calle las concentraciones que se han producido en la calle Núñez de Balboa, en comparación a lo que se va a producir, "les va a parecer una broma".

Así lo ha indicado en la sesión de control, del Pleno de la Asamblea de Madrid, en respuesta a una intervención de la portavoz adjunta de Unidas Podemos-IU, Sol Sánchez, que ha criticado que el modelo de la dirigente es "el de los que confunden la libertad con sus privilegios, el de los 'cacerologolfistas' de Núñez de Balboa, hacer mucho ruido, lastrar la recuperación de España y vivir de las rentas, del trabajo de otros".

Para la parlamentaria, está claro que todo esto lleva a "repetir errores del pasado en el presente" para dejar a todos "sin futuro". A su parecer, Ayuso "es un verdadero peligro para el bienestar, la sostenibilidad y la salida de la crisis".

"Que políticos de su ideología me digan a mí cómo vivir o no de otros, cuando son ustedes los que lastran la economía de los emprendedores, de los empresarios, de las personas que ponen en juego su patrimonio para crear empleo es por lo menos sonrojante", ha respondido la presidenta.

Ayuso ha sostenido que "atacar directamente a estos vecinos cuando muchos de ellos se van a arruinar a costa de sus políticas es cuanto menos una falta de respeto a todos y una vergüenza". A su parecer, es el Gobierno de España, de PSOE y Podemos, "el que está haciendo más daño que nadie a la economía, y precisamente a todas esas familias que no están ingresando ni un solo euro, actuando tarde y manera negligente".

"Sin poner ningún tipo de medidas están lastrando las economías de los más vulnerables que vienen de otros países huyendo de la miseria y de la pobreza que ustedes instalan cada vez que llegan de manera totalitaria al poder y utilizar aquellos resortes del mismo para ir contra los que no opinan de la misma manera", ha espetado.

Compras de medios de comunicación

Desde el Ejecutivo central, según la presidenta, "en lugar de estar utilizando los medios de La Moncloa para ayudar a las personas que peor lo están pasando" están intentado "comprar medios de comunicación para imponer una sola verdad que es la miseria y la pobreza" que van a instalar.

Además, ha asegurado que están aprovechando el mando único y que las familias están encerradas en sus casas y no pueden salir "libremente a manifestarse aunque sea un ratito por las tardes en su propia calle" para "imponer todo tipo de barbaridades, imponer que las rebajas puedan hacerse o no, intentar de manera inflexible arremeter contra los empresarios, decir cómo tienen o no que crear empleo y medidas tan absurdas como imponer una cuarentena de quince días a los que visitan España".

"Están aprovechando la mayor crisis que ha vivido la historia reciente para imponer un mando único dictatorial y esperen a que la gente salga a la calle porque lo de Núñez de Balboa les va a parecer una broma", ha lanzado.