25 may 2020

Ir a contenido

Para paliar la crisis por el covid-19

El Ayuntamiento de Madrid bajará impuestos por valor de 63 millones

La reducción está condicionada al mantenimiento del empleo a 31 de diciembre

Disminuirá un 25 % los gravámenes municipales como el IBI o el IAE

Europa Press

La vicelacaldesa de Madrid, Begoña Villacís, durante una rueda de prensa.

La vicelacaldesa de Madrid, Begoña Villacís, durante una rueda de prensa. / J.J GUILLÉN (EFE)

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha destacado este jueves que el Ayuntamiento de la capital es la "primera Administración que abordará una bajada real de impuestos", cifrada en 63 millones de euros, aplicable en un 25 por ciento a los gravámenes en los que tiene competencia, como el IBI o el IAE, condicionada al mantenimiento del empleo a 31 de diciembre, un plazo temporal marcado por los Erte.

También ha reclamado flexibilización en la regla de gasto para que ese dinero revierta en la sociedad y no en el pago anticipado de la deuda. Villacís ha señalado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que la crisis del coronavirus "cambiará la forma en la que se vivía cuando cosas que se daban por hecho ahora se han esfumado". Y todo ello mientras que empresas y pequeños negocios se ven obligados a echar el cierre para luchar contra el virus y quedan "sin ingresos".

"Al Ayuntamiento no le parece bien cobrar a quien no tiene ingresos" porque "no sólo hay que pensar en el ahora sino en el día después". Estos pequeños empresarios "necesitarán mucho apoyo de la Administración para seguir adelante y mantener el empleo", de ahí que se vaya a aplicar una "rebaja real de impuestos locales, condicionando la rebaja al mantenimiento del empleo" con una fecha, el 31 de diciembre.

El Consistorio ha aprobado asimismo una moratoria de los impuestos que vencían ahora. "Autónomos, empresas de ocio, hostelería, comercio, de venta al público... No podemos recaudar de gente que no está ingresando", ha insistido Villacís, que ha aclarado que en ningún momento se les devengarán intereses de demora.

Villacís confía en que estas medidas adoptadas en primer lugar por el Ayuntamiento se extiendan a otros niveles de la Administración "porque es fundamental que esas empresas no se destruyan". "Sin ellas no vamos a salir adelante", ha advertido.