Ir a contenido

balance de las medidas aprobadas

Ayuso y Aguado celebran cien días de gobierno como "bastión liberal de España"

La presidenta de la Comunidad de Madrid reconoce que hay diferencias con Vox pero les agradece su apoyo

El Periódico / Agencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente Ignacio Aguado en la celebración de los 100 días del gobierno.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente Ignacio Aguado en la celebración de los 100 días del gobierno. / Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, cumplen este jueves 100 días al frente del gobierno de coalición de PP y Ciudadanos asegurando que son un Ejecutivo "unido" y reivindicando que la región es "el bastión liberal de España" frente a la izquierda "más reaccionaria y anticonstitucional" que ha visto el país desde la Transición.

Lo han celebrado en un acto en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, respaldados por todos sus consejeros, y en el que han hecho balance de las 200 medidas ya impulsadas, de las que 105 corresponden al acuerdo firmado en agosto. En total, el Consejo de Gobierno ha abordado 351 asuntos, entre ellos 29 decretos, 20 informes y 255 acuerdos relativos a contratos y ayudas.

En la cita, en la que han reconocido que los primeros días "fueron difíciles" han asegurado, en palabras del vicepresidente, que con voluntad las aristas y fricciones se han ido "limando". "Hoy puedo asegurar que los madrileños tienen un Gobierno unido", ha subrayado pese a que los guiños a Vox han sido dispares entre los dos dirigentes.

Debates en la Asamblea 

La presidenta madrileña ha defendido que le deben a esta formación que con sus votos hayan permitido la formación del Ejecutivo aunque no por eso va a "a blanquear" aquello en lo que no está de acuerdo y ha recordado que en la Asamblea tiene constantemente "debates broncos" con ellos porque ven "las cosas de manera diferente". "No estoy de acuerdo con estar gobernando gracias a un partido político y luego unirme a los demás contra ese partido político. Tampoco estoy de acuerdo en unirme a la izquierda en ningún tipo de ataque contra aquello que vaya contra la estabilidad de este Gobierno", ha lanzado.

Además, ha asegurado que trabaja por cumplir los acuerdos que PP firmó con Vox, le ha agradecido los esfuerzos realizados y ha criticado la reprobación que tuvo lugar este miércoles en el Ayuntamiento de Madrid del portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, y que Ciudadanos apoyó.

"Cada vez que tenga algo que decir a Vox se lo haré saber pero nunca me uniré a la izquierda con él. Si hace algo mal, se dice, pero cuando se hacen reprobaciones y se montan comisiones y se hace un todos contra uno, lo único que haces es unirte a la feria de la izquierda y de la inestabilidad. A mí eso no me parece procedente", ha dicho.

Por su parte, el vicepresidente se ha limitado a decir que el Ejecutivo autonómico está formado por PP y Ciudadanos, con un acuerdo de 155 medidas pactadas "exclusivamente" por ambos partidos. Aunque ha reconocido que fue el partido que "facilitó la investidura" de PP y Cs, algo que agradece porque de lo contrario "gobernaría PSOE con Podemos y sería mucho peor". No ha querido entrar a valorar la reprobación de Smith, aunque sí ha deslizado que sus declaraciones no fueron "acertadas".