Ir a contenido

"Me importa un bledo"

Ortega Smith, reprobado con los votos en contra de Vox y el PP

PSOE, Más Madrid y Cs sacan adelante la censura del portavoz ultra en el Ayuntamiento de Madrid por "sus boicots y su falta de respeto a las víctimas de la violencia de género"

El Periódico

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha declarado sobre su reprobación.

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid y secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, ha sido reprobado por el Pleno de Cibeles con los votos de PSOE, Más Madrid y Cs por "sus boicots y su falta de respeto a las víctimas de la violencia de género". El PP ha votado 'no' a la reprobación. Ortega Smith se convierte en el edil que más rápidamente ha sido reprobado en un Pleno del Ayuntamiento ya que la crítica a su actuación ha llegado en la cuarta sesión plenaria del mandato. El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que le "importa un bledo" y además ha llegado a afirmar que se sintió "agredido verbalmente" por la mujer en silla de ruedas, víctima de violencia machista, que le recriminó en el acto institucional por el 25N la utilización que estaba haciendo de esta lacra. 

Ortega Smith ha llegado a afirmar que es "un orgullo" haber sido reprobado por no seguir "el consenso progre" y que también se quedaron solos cuando criticaron "la inmigración ilegal diciendo que hay que ponerle barreras y fronteras seguras", cuando pidieron "la ilegalización de los partidos separatistas" o "al ser los primeros en pedir la aplicación del artículo 155 y la detención de Torra". "Quedarse solos a estar mal acompañados... Una vez más el refranero español es muy acertado", ha lanzado.

Horas después, un grupo de diez mujeres ha sido desalojado del pleno de constitución de la Junta de Chamberí tras recibir a Ortega Smith con pañuelos morados en alto y al grito de "fuera fascistas de las instituciones".

Defensa del PP

Durante el pleno, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha sido el encargado de defender la decisión del Grupo Municipal del PP de no reprobar a Ortega Smith, ya que, pese a que consideran que su intervención fue "desafortunada", haber dado el 'sí' a la reprobación contribuiría a establecer un "precedente peligrosísimo" pues sería "coartar el derecho a la libre expresión". "Aquí está en juego la libertad de expresión. Por detestables que nos parecieran esas declaraciones, están amparadas por la libertad de expresión. Distingamos el ejercicio de una opinión de la opinión que nos merece", ha argumentado.

Fue el Grupo Municipal Socialista el que presentó el martes una moción de urgencia a debatir este miércoles. En el texto destacan que el acuerdo de mínimos que es la Ley de Violencia de Género, promulgada en el 2004, ha estado siempre fuera de las luchas partidistas, algo que "ha saltado por los aires" con Vox situando la violencia contra las mujeres "en la trinchera de la confrontación partidista".

Críticas de Ciudadanos 

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, sí ha recriminado a Ortega Smith que cuestione la violencia machista, y le ha pedido "respeto y humanidad" para las víctimas de esta lacra. "Yo puedo discrepar muchísimo de usted, y usted y yo aquí estamos en las antípodas. Me parece mentira que haya que obviar que han muerto mujeres, tres de ellas en Madrid; tiene usted menos posibilidades de ser violado que yo, y a nosotras se nos acosa más. No niego otras violencias. Pero la violencia machista es un acto incuestionable, y no daremos un paso atrás", ha manifestado a continuación.

Sobre la mujer que se encaró a Ortega Smith, Nadia Otmani, Villacís ha asegurado que ella "no es de extrema izquierda", y ha recordado que "está en silla de ruedas porque la tiroteó su , porque esa mujer valiente se puso en medio". "En ocasiones exige más valentía aguantar la mirada de alguien que hacer la arenga que hizo usted el otro día", ha concluido.

El primer ejemplo de esto en el Ayuntamiento, continúa el texto firmado por el PSOE, tuvo lugar el pasado 19 de agosto, cuando la Corporación recordaba a Pilar, vecina de Tetuán y madre de un niño de 9 años, asesinada por su pareja. Entonces el grupo municipal de Vox se ausentó del homenaje.

Justo un mes después, el 19 de septiembre, "Vox boicoteó un minuto de silencio", el dedicado a Adaliz, vecina de Ciudad Lineal, madre de dos niñas y asesinada por su expareja. Lo hacían con una pancarta, tras la que se encontraba Ortega Smith, que rezaba 'La violencia no tiene género. Contra todo tipo de violencia intraframiliar'. A escasos metros estaba la pancarta respaldada por el resto de la Corporación, con el lema 'Basta ya. No a la violencia de género'.

La última confrontación la protagonizó el lunes, día internacional de erradicación de la violencia de género, cuando el también diputado nacional acusaba a Nadia Otmani --la mujer que acabó en silla de ruedas después de ser disparada por su cuñado al intentar defender a su hermana y que el lunes le exigió que no utilizara a las víctimas de violencia machista-- de montar "el numerito" en el acto institucional por el 25N en una acción "premeditada y orquestada" por la izquierda.

Además en este Pleno no se ha firmado una declaración institucional en torno al 25-N por la negativa de Vox, algo que los socialistas ven como "retroceder todo lo andado".