Ir a contenido

No descarta acuerdos

Garrido espera que Vox no entre en la Asamblea de Madrid

El presidente regional afirma que pactaría con el partido de Abascal si no afecta a sus "límites programáticos"

El Periódico / Agencias

Ángel Garrido, en la toma de posesión como Presidente de la Comunidad.

Ángel Garrido, en la toma de posesión como Presidente de la Comunidad. / DAVID CASTRO

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha admitido este miércoles que espera que Vox no entre en la Asamblea de Madrid, como ha pasado en Andalucía, pero ha indicado que en el caso de tener que pactar con ellos, lo haría si no afecta a sus "límites programáticos e ideológicos".

En una entrevista en 'TVE', Garrido ha evitado calificar a Vox de "extrema derecha" porque, por un lado, cree que debe ser el propio partido el que se califique, y porque entiende que hablar de "extrema derecha" tiene un "componente peyorativo" que no quiere aplicar a ningún partido hasta que no vea "cómo se comporta".

"He visto a algunos partidos que apoyan golpes en la calle o presos políticos y sí se les puede calificar de extrema izquierda", ha añadido a continuación, para referirse a la situación en Catalunya. Dicho esto, ha señalado que se puede pactar con Vox si es "asumible con los compromisos adquiridos con los ciudadanos".

No descarta acuerdos

Sobre si cree que van a entrar en la Asamblea, Garrido ha indicado que espera que no, porque es una situación distinta a la de Andalucía. "En Andalucía sí había un ambiente de voto en contra de un Gobierno de izquierdas que lo estaba haciendo desde siempre mal", ha considerado.

En este sentido, entiende que en Madrid no puede haber este "argumento" porque "hay un Gobierno del PP, con el que se están haciendo las cosas bien y supone un modelo económico". "Aquí, en Madrid no hay ningún motivo para que se deje de votar al PP", ha considerado el presidente autonómico.

No obstante, si tuviera que pactar con ellos, ha insistido en que lo aceptaría con los límites programáticos. Es decir, no pactaría con nadie que quisiera subir impuestos o no apoyar la educación concertada. "No pactaría con ningún partido que fuera en contra del ideario del PP", ha añadido.