La lucha por el título de la NBA

Irving y Durant llevan a los Nets ante los Celtics en los ‘play-offs’

  • La exhibición de las dos estrellas de Brooklyn frustra a unos Cavaliers lanzados por Garland

  • Minnesota se impone a Los Angeles Clippers y será el rival de los Grizzlies en primera ronda

Durant intenta superar el marcaje de Markkanen

Durant intenta superar el marcaje de Markkanen / Vincent Carchietta / USA Today Sports

5
Se lee en minutos

 Kyrie Irving, con 34 puntos y doce rebotes, y Kevin Durant, con 25 puntos y 11 asistencias, dieron este martes un triunfo por 115-108 a los Brooklyn Nets en el "play-in" contra los Cleveland Cavaliers, lo que permitió al equipo de Steve Nash clasificarse para los playoffs, en los que se medirán con los Boston Celtics.

En la cuerda floja tras una nueva temporada marcada por altibajos, los Nets no fallaron en el momento decisivo y ganaron al ritmo de sus líderes, Irving y Durant, ante unos Cavaliers a los que no les bastaron los 34 puntos de Darius Garland.

A la gran noche de Irving y Durant se sumó un Bruce Brown que firmó 18 puntos, capturó nueve rebotes y repartió ocho asistencias, al aprovechar de la mejor manera los espacios dejados por la defensa rival, obligada a concentrarse en las dos estrellas de los Nets.

Los Cavs se jugarán el último billete para los ‘play-offs’ el próximo viernes contra el perdedor del Atlanta Hawks-Charlotte Hornets, que se enfrentan este miércoles.

Los Miami Heat, líderes del Este en la temporada regular, se enfrentarán el próximo domingo al equipo que salga ganador y acceda al cuadro de 'play-off' como octavo.

Irving, 20 puntos en la primera mitad

Marcaron territorio desde el comienzo de los Nets con un contundente 40-20 en el primer cuarto, liderado por once puntos de Kyrie Irving y ocho de Kevin Durant. Los de Steve Nash convirtieron el 70 % de sus tiros y sumaron el doble de rebotes que los Cavs, completamente a merced de sus rivales.

Kevin Love, con un triple sobre la bocina, lideró la reacción de los Cavaliers con un parcial de 9-2 para abrir el segundo cuarto, pero eso no fue suficiente para frenar la noche estelar de Irving.

El exjugador de los Cavs, novato del año, campeón NBA y cuatro veces All-Star en su carrera, completó una primera mitad perfecta, con 20 puntos y nueve de nueve en tiros. La sentenció sobre la bocina con una espectacular canasta en suspensión que provocó la ovación del Barclays Center.

Su tremenda actuación dejó en una anécdota el hecho de que los Nets apenas anotaron dos puntos en los primeros 5.40 del segundo cuarto. Irving, junto a Durant, mantuvo la ventaja de los Nets en catorce puntos (57-43) frente a unos Cavs que acumulaban bolas perdidas, hasta siete por solo una de sus rivales.

Muy lejos de ir solo a por bandejas cómodas, Irving siguió arriesgando con sus jugadas y sumando acierto tras acierto. Con otros ocho puntos en su haber en el tercer período se fue a sentar al banquillo con dos minutos por jugar con sus Nets por delante 81-64. Llevaba once de once en tiros y los espectadores le aplaudían enloquecido por su asombrosa actuación.

Eso sí, los Cavaliers tuvieron el mérito de no derretirse por completo. Consiguieron mantenerse mentalmente en el duelo y recortaron el margen hasta los doce puntos (85-73) para entrar en el último período.

Durant frena a los Cavs

El primer error de Irving llegó con diez minutos por jugar en el último período, con un triple fallido, al que se sumó una flagrante de Goran Dragic a Garland que abrió el camino para un parcial de 16-4 que permitió a los Cavs acercarse hasta el 80-87.

Garland, que sufrió la flagrante de Dragic por recibir un golpe en la ingle, fue quien convirtió un gran triple para devolver plenas opciones a su equipo.

Fue entonces cuando Durant entró en acción, con el primer triple de su noche para dar ventaja 91-82 y frenar el entusiasmo rival.

Garland, a base de triples, y el finlandés Lauri Markannen, con un potente mate, intentaron rebelarse y acercaron a su equipo a seis puntos, pero de nuevo apareció Durant como aguafiestas.

"KD" selló dos maravillosos tiros en suspensión que volvieron a dar una ventaja de doble dígito a su equipo (103-93).

Fueron los golpes que pusieron definitivamente cuesta abajo un encuentro que envió a los Nets a los 'pla-yoffs', en los que les esperan los Boston Celtics

Edwards y Russell, lanzados

 En una tremenda batalla de baloncesto con cuchillo en la boca, los Minnesota Timberwolves sobrevivieron este martes a Los Angeles Clippers en un partido enrevesado y apasionante de "play-in" (109-104) y se medirán a los Memphis Grizzlies en la primera ronda de los ‘play-offs’.

Los angelinos desquiciaron a Karl Anthony-Towns, que fue expulsado por faltas y que solo jugó 24 minutos (11 puntos con 3 de 11 en tiros).

Sin embargo, los Clippers no pudieron contener en el desenlace a Anthony Edwards (30 puntos y 5 rebotes) y D'Angelo Russell (29 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias), excelentes en un gran parcial de 26-11 en los últimos nueve minutos para cerrar una fantástica remontada ya sin Towns.

El que mejor simbolizó el carácter guerrero de los Wolves fue Patrick Beverley, incendiario e inagotable en cada balón, que celebró la victoria entre lágrimas y que se ha convertido en todo un ídolo en Mineápolis.

A los de Minesota les esperan ahora los excitantes Grizzlies de Ja Morant, la revelación de la temporada como segundos del Oeste.

Noticias relacionadas

Por su parte, los Clippers recibirán el viernes al ganador del partido entre New Orleans Pelicans y San Antonio Spurs (novenos y décimos del Oeste) para ver quién se cruza en primera ronda con los temibles Phoenix Suns.

Los Clippers llegaron a dominar de 10 puntos en el último cuarto y Tyronn Lue parecía haber ganado la batalla táctica al frenar a unos Wolves que fueron el equipo más anotador de la temporada regular. Pero al final se desinflaron pese al partidazo de Paul George (34 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias).