Derechos humanos

Irán: Se multiplican las protestas y el Gobierno corta internet

  • La ola de manifestaciones, que empezó hace casi una semana tras la muerte de una joven a manos de la policía moral por llevar el velo caído, es la más violenta en el país desde en 2019

Irán: Se multiplican las protestas y el Gobierno corta internet
3
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Tras casi una semana de protestas diarias en Irán, las manifestaciones que empezaron por la muerte de la joven Mahsa Amini -detenida por llevar el velo colocado de forma incorrecta- se han convertido en multitudinarias y violentas en el país persa. 

Al menos 17 personas han muerto en las protestas, según ha informado este jueves la televisión estatal IRIB, pero organizaciones de derechos humanos hablan de más de 30. La realidad es que es complicado saberlo: desde este miércoles por la noche, el Gobierno iraní ha restringido casi por completo el acceso a internet en todo el país. Tan solo funcionan, esporádicamente, los servicios de mensajería de WhatsApp e Instagram

En un principio, los manifestantes, concentrados sobre todo en el oeste del país y en la capital, Teherán, clamaban contra el velo obligatorio, impuesto con la victoria de la Revolución Islámica de 1979 y la creación de la República Islámica de Irán

Pero, con el paso de los días, las protestas han ido mucho más allá: manifestantes -hombres, mujeres, sobre todo jóvenes- se enfrentan a la policía y las instituciones del Gobierno, y cargan contra monumentos y retratos de miembros del Gobierno; especialmente del del ayatolá de Irán, el líder supremo, Alí Jameneí

"No sabemos nada de dos amigas"

"Me ha sorprendido mucho cómo ha ocurrido todo. No esperaba que las calles se llenasen, pero aquí estamos. He salido a protestar con mis amigas porque estamos hartas de tener que soportar toda su represión cada día. Hace tres días detuvieron a dos de mis amigas, y no sabemos nada de ellas aún", explica a EL PERIÓDICO una joven iraní que quiere mantener su anonimato

"Estoy muy enfadada; estamos muy enfadadas. Y nuestra rabia no va dirigida solo al velo obligatorio. Va contra el entero régimen fascista iraní que nos oprime por norma, para mantenerse. Los eslóganes de la gente muestran que las protestas empezaron por el asesinato de Mahsa Amini, pero ahora la protesta va mucho más allá", continúa esta joven. 

En comisaría

Todo empezó el martes de la semana pasada, cuando Amini, de 22 años, fue detenida en Teherán por la policía moral, que se la llevó a comisaría al ver que la joven llevaba el velo obligatorio sin cubrirle "suficientemente" la cabeza. Es una acción rutinaria: la policía de la moral realiza cursos de "reeducación" de varias horas de detención para las mujeres que lleven el hiyab de forma "incorrecta".

Pero según la familia de la joven, Amini fue apalizada en el coche patrulla y en comisaría, desde donde fue llevada al hospital ya en coma cerebral. Los médicos decretaron su muerte el pasado viernes. Desde entonces, los jóvenes de Irán han explotado. 

Noticias relacionadas

Esta ola de contestación social es la más violenta en Irán desde 2019, cuando el alza de los precios de la gasolina hizo estallar un ciclo de protestas que, según recuentos independientes, pudo causar la muerte de cerca de 1.500 personas por la brutal represión policial. Las estimaciones son difíciles de concretar porque, como ahora, Irán cortó el acceso a internet en todo el país. 

"Hemos visto la detención de decenas de personas. En un caso había un chico, un adolescente, al que le pegaron tanto que toda su cara estaba azul y ensangrentada. Luego se lo llevaron. Parece que tengan prisa para detener a cuanta más gente mejor, y no esperan a que lleguen camiones policiales. Se llevan a los detenidos en motocicletas. Dios sabe adónde...", explicaba al medio disidente ‘IranWire’ un habitante de la ciudad de Sanandaj, de donde era Mahsa Amini y donde empezaron las protestas el sábado pasado.