Guerra de Ucrania

La justicia de Rusia condena a 22 años de cárcel a un periodista crítico

Se trata de la sentencia más severa dictada contra un informador por delitos de alta traición

En un día negro para la libertad de prensa, otro tribunal ruso revoca la licencia de 'Nóvaya Gazeta'

El periodista Iván Safrónov, en una imagen de archivo.

El periodista Iván Safrónov, en una imagen de archivo. / PAVEL KASSIN (KOMMERSANT) (AFP)

2
Se lee en minutos
Àlex Bustos
Àlex Bustos

Periodista

ver +

Se confirmaron los peores presagios que se cernían sobre Iván Safronov, periodista ruso especializado en temas militares y de seguridad. El reportero ha sido condenado a 22 años de prisión tras ser hallado culpable del delito de "alta traición", en concreto de haber compartido material clasificado con la inteligencia checa, acusación que el propio informador rechaza. En un día negro para la causa de la libertad de prensa en Rusia, durante la mañana, otro tribunal de Moscú había revocado la licencia de publicación de la revista independiente 'Nóvaya Gazeta', donde se han publicado en los últimos años algunas de las más destacadas investigaciones sobre la corrupción y las violaciones de los derechos humanos en Rusia en los últimos años.

Durante la vista judicial, Safronov ha alegado que nunca hizo nada ilegal y que la información que obtuvo para su trabajo era de fuentes abiertas. Asimismo, ha revelado que rechazó una oferta para aceptar los cargos y recibir una sentencia más corta, de 12 años.

Desde Roscosmos, la agencia espacial rusa, donde trabajaba como asesor de prensa hasta su detención, se aseguró que Safronov no tuvo acceso a secretos de Estado y que los cargos no tienen nada que ver con su trabajo en esta empresa estatal. Durante años, este profesional de la información escribió para medios del establishment ruso que en el pasado fueron tildados de "liberales", como 'Védomosti' y 'Kommersant'. Este último ha alabado su trabajo y ha asegurado que "no por nada se lo considera uno de los mejores periodistas de Rusia (...) Sospechar de él es absurdo". Su padre, Iván Safronov, también periodista especializado en temas militares, falleció en 2007 tras caer del quinto piso donde vivía, a pesar de que su domicilio estaba en el tercer piso.

La defensa de Safronov se había quejado de la dificultad para defender a su cliente. "El delito del que se le acusa no se encuentra en el Código Penal ruso", había denunciado el abogado Iván Pavlov. "No puedo preparar la defensa de una acusación que no entiendo", había llegado a apostillar.

No es el primer periodista ruso condenado en los últimos años en el desempeño de su profesión. Su caso se suma al de Remzi Bekirov, Vladislav Yesipenko, Andrei Novachov o Iván Golunov. Este último fue una excepción, pues se demostró que había sido víctima de un montaje policial, y gracias a una movilización popular, las acusaciones fueron revocadas.

Veto a 'Nóvaya Gazeta'

Noticias relacionadas

También este lunes, Rusia ha perdido a una de sus últimas publicaciones independientes, después de que otro tribunal moscovita retirara la licencia a 'Nóvaya Gazeta' a petición del Roskomnadzor, el regulador nacional de telecomunicaciones. Este diario, dirigido por el premio Nobel de la Paz Dmitri Muratov, fue de los pocos que al inicio de la llamada "operación militar especial" por el Gobierno ruso se atrevió a poner en portada "Rusia bombardea Ucrania".

Después de recibir múltiples avisos por parte de las autoridades por su cobertura bélica, decidió en marzo suspender actividad temporalmente. Parte de la plantilla decidió trabajar desde el extranjero, donde se puede trabajar con más libertad. Ravia Shamdasani, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU ha criticado este "nuevo golpe a los medios de comunicación rusos", que se suma al cierre de la emisora Eco de Moscú y la cadena Dozhd.