Zelenski advierte a los soldados rusos "que están disparando" contra la central de Zaporiyia

Las tropas rusas intentan romper la línea de frente que separa a ambos bandos en los alrededores de Donetsk

Vista general de la central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania

Vista general de la central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania / DMYTRO SMOLYENKO / ZUMA PRESS /

1
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha pasado de las acusaciones a las amenazas, respecto a los ataques que está sufriendo la central atómica de Zaporiyia, que Kiev considera como bombardeos deliberados desde posiciones rusas en una suerte de "chantaje nuclear" que el Kremlin estaría realizando al mundo. El mandatario ha advertido a los soldados rusos que están disparando desde la central contra posiciones ucranianas o que abren fuego deliberadamente contra la central, que se convertirán en "objetivos especiales" a eliminar.

Noticias relacionadas

"Todo soldado ruso que dispare contra la central, o dispare utilizando a la planta como una cobertura, debe entender que se convierte en un objetivo especial de nuestros agentes de inteligencia, de nuestros servicios especiales, de nuestro Ejército", ha asegurado, durante una intervención pronunciada el sábado por la noche. La planta de Zaporiyia, la más grande de Europa, se halla enclavada en la orilla sur de un gigantesco embalse en el río Dniéper. La Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) quiere inspeccionar la planta, y teme que los combates acaben dañando los reactores nucleares o las piscinas donde guardan las unidades de combustible empleadas.

Ofensiva cerca de Donetsk

En el resto de los frentes de guerra solo se ha registrado gran actividad en los alrededores de Donetsk, bajo control prorruso desde 2014. El Gobierno ucraniano ha asegurado que sus tropas han frenado una ofensiva en la localidad de Avdiivka, en las cercanías de la urbe, mientras que Moscú sostiene que sus tropas se han hecho con el control de Peski, situada algo más al sur, un extremo no confirmado desde Kiev. Sea como fuere, lo que sí parece confirmado es que las tropas rusas están intentando romper la línea de frente en este punto, que desde 2014 ha separado a las zonas de Ucrania bajo control prorruso y bajo control del Gobierno de Kiev.